Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
04/10/2015 - 13:25

Hay que adaptarse

Eleonora Wexler: “La televisión está en crisis”

La actriz Eleonora Wexler habló de su presente laboral y se refirió al medio televisivo al cual aseguró que “es muy difícil adaptarse”.

En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, en el programa de Pablo Gorlero, explicó que la tira de El Trece en la que protagonizó un triángulo amoroso junto a Facundo Arana y Florencia Raggi, Noche y Día, sufrió muchos trastornos.

“Los espectadores se enojaban porque nos cambiaban de horario, después nos pasaban a una vez por semana, después no sabían qué día hacerlo”, argumentó.

“La televisión sufre una crisis y es muy difícil moverse”, expresó.

En este sentido, sostuvo que “esto no es sólo con Noche y Día, me pasó con muchas ficciones, creo que no se concretan las ficciones tal como las soñamos y el público eso lo sufre”.

Resaltó enseguida que “hay que adaptarse a eso y lo tenemos que hacer todos, los autores, los actores”.

“Hay poco tiempo para que algo funcione o no funcione, todo es efímero y rápido, y uno tiene que estar muy fuerte para llevar eso”, destacó. Y añadió que “entre todos le ponemos el hombro, y tenemos que defender el producto a fondo”.

Por otra parte, habló de la obra teatral que se encuentra protagonizando en este momento, “La Maldecida de Fedra”, y afirmó que “está bueno hacer esto, es como una experiencia muy diferente y los espacios se van modificando y voy descubriendo cosas nuevas que hacer con el cuerpo”. “Sin mencionar el ir sintiendo la vibración del público para ver qué le falta, qué le pasa”, añadió.

En cuanto a la historia, relató que “está inspirada en la tragedia de Fedra de Jean Racine pero de ahí la autora tomó un personaje, es importante explicarle a la gente que no hace falta que conozcan la tragedia para entender esta historia”. Sobre su personaje, reveló que “yo interpreto a la Peregrina, la sirvienta de Fedra que aquí se la verá desterrada de su hogar”.

Asimismo, explicitó que “esta mujer está herida, sufrida y se pone a buscar a su perro que es, a fin de cuentas, al único que amó y por el único que se sintió amada”. “Lo conmovedor es una perdedora que pasa al lugar de heroína“, describió..

En esta línea, consideró que “yo encuentro mucha empatía en esto de la búsqueda del perro, a partir de una experiencia que tuve, es una desesperación enorme perder a tu perro cuando para uno es un ser tan querido”.

Y relató que “una vez con mi hija se nos había perdido, y andábamos buscándolo, finalmente apareció”. Detalló así, que “me agarro de eso para contar esa sensación en la obra, porque fue realmente desesperante”.

Por último, concluyó que “creo que cuando hay cosas vividas o que te tocan desde lo profundo te hacen ganar mucho con ese vínculo con los personajes”

Archivado en: