Martes 4 de agosto de 2020
OPINIóN | 22-01-2020 19:10

Kinky Boots: los chicos y chicas con botas solo quieren divertirse

Martín Bossi, Fer Dente, Sofi Morandi y un gran equipo, de la mano de Ricky Pashkus, brillan en el Teatro Astral con la versión argentina del musical de Broadway.

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Ver más autores

Nació como película en el cine británico en 2005, y en el 2012 llegó a Chicago y luego a Broadway en forma de musical, con canciones de Cindy Lauper. Y días atrás, Ricky Pashkus estrenó su puesta en la Argentina, en el tetro Astral. Estamos hablando de la tan esperada Kinky Boots, con un elenco encabezado por Martín Bossi, Fer Dente y Sofi Morandi.

La obra escrita por Harvey Fierstein habla de Charli y la fábrica de zapatos para hombres: Charli es Fer Dente, hijo del Señor Price, que siempre soñó con que él lo heredara, pero Charlie no quiere saber nada y se va con su novia snob Nicola (Flor Anca) “a la Capital” (en el original es Londres, pero aquí nunca se dice dónde está situada). Y al enterarse de la muerte de su padre, debe hacerse cargo de la fábrica, que está por quebrar, aunque no quiera.

Cuando está por echar a los empleados (entre ellos, Lauren, una Sofi Morandi que ya nos había dejado boquiabiertos en El Mago de Oz y que aquí sigue sorprendiendo) se cruza por casualidad con Lola (Martín Bossi), una drag queen que le dará vuelta la vida, los prejuicios y el producto: sí, porque Charlie ve un nicho en botas altas para drags o travestis para salvar la fábrica. Y allí todo se vuelve más comedia que drama, aunque el texto tenga tintes dramáticos que quedan desdibujados y que bien hecho está, porque parafraseando a Cindy Lauper, autora de las letras que luego tradujo Marcelo Kotliar, las chicas y los chicos solo quieren divertirse.

Los números musicales son no solo milimétricos y exactos, sino una absoluta fiesta, tanto que en los momentos de texto estás esperando que empicen a bailar y cantar otra vez, o que aparezca Lola, quien en realidad es Simon y en algun momento se muestra como tal...Y que en la realidad letal, esa a la que ninguno quiere volver cuando está sentado en una butaca del teatro, es Martín Bossi, ese actor y comediante que tan bien imita a todos pero que esta vez apostó por algo diferente. Solo por arriesgar, aplauso medalla y beso.

No esperen de Bossi una drag queen ultra sexy, sino una mas bien patética, él es un hombre disfrazado de mujer, que para sexies están sus chicas, las seis travestis que lo acompañan en sus coreografías y que se lucen. Y Bossi, ¡qué decir! Con el escenario que tiene y su talento, hace de Lola un personaje absolutamente diferente al que Billy Porter compuso en el original. Y baila y canta sin desentonar con el resto, “un resto” que hace ¡todo bien! Y es más, en el contrapunto con la increíble voz de Fer Dente, podemos decirle a Martín, prueba superada.

Y ahora sí, quiero hablar de Fer Dente, cuya carrera vengo siguendo desde aquella primera vez que lo vi en el reality High School Musical, en El Trece (2007), cuyas performances recuerdo como si feran hoy. Ya entonces, no podía creer de lo que era capaz ese chico y hoy, un hombre ya y con un curriculum de grandes musicales, está absoltuamente consolidado no solo en lo vocal y lo coreografico, sino que se lo ve más seguro en la actuación. Y vas a pararte para aplaudirlo cada vez que canta solito en el inmenso escenario.

Ricky Pashkus es una garantía cuando de traer obras de Broadway se trata, y con Kinky Boots, lo hizo de nuevo. En esta versión todo funciona como un reloj , la obra derrama ritmo, la orquesta en el foso suena impecable, como impecables son la coreografia de Gustavo Wons, la escenografia de Jorge Ferrari, las luces de Gaspar Potocnik y el maquillaje de Elena Sapino.

Si viste el original, notarás que aquí ya no hay intervalo (y se agradece) y que se acortaron escenas, pero si sos virgen de Kinky, que en inglés sería algo así como "extravagante”, no sentirás ninguna ausencia. Esos cortes amasan mejor la escencia de esta puesta.

El mensaje de la obra habla de romper y terminar con los estereotipos, y la vía elegida es la diversión. Y te vas a divertir desde que suba el telón hasta que este talentoso equipo se despida, como no podia ser de otra manera, bailando y cantando un poquito más...

Escuchá el audio

 

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios