lunes 9 de diciembre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 01-10-2019 15:00

El triste final de José José: mix de circo y culebrón mexicano

Un cuerpo que no aparece, dos hijos desesperados, una hija a la que la propia prensa llama "monstruo maquiavélico" y un pueblo que espera poder velarlo en su tierra natal...

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

¡Virgencita de Guadalupe! La farándula mexicana está mucho más convulsionada, entretenida o agitada que la nuestra. Y les juro que al lado del azteca, el periodismo de espectáculos y farándula argentino es un magazine infantil. Como no tuvimos suficiente con el Verónica Castro Gate, ahora llegó José José. Y aquí hago un paréntesis para decir que me duele en el alma que la muerte de un artista tan inmenso, un ícono de la canción mexicana y de Latinoamérica se haya convertido en un circo mediático.

Apenas se supo de su muerte ocurrida el sábado, a los 71 años, en Miami, una pregunta acaparó la atención nacional: ¿Dónde está el cuerpo? Uno de los hijos José Joel (43) se presentó en una funeraria de La Florida, pero allí no estaba, y ahí mismo comenzó una búsqueda frenética y desesperada seguida de cerca por los medios locales y mexicanos cual culebrón de Televisa.

Joel y su hermana Marysol juran que no saben qué pasó con su padre y todos disparan contra su otra media hermana Sarita Sosa, hija menor del cantautor con su tercera esposa Sara Salazar que, obvio, dice que tampoco sabe nada...

En el medio, mientras las redes sociales explotaban, José Joel aclaró que no estaban en Miami ni por la herencia ni mucho menos, y Sarita, a quien ya la habían acusado de secuestro cuando se llevó a su padre a Miami para tratarlo por el cáncer, la está ligando por los cuatro costados. Entre la prensa y varios artistas, la han llamado “maquiavélica”, “buitre”, “monstruo”, entre otros tantos descalificativos y, nobleza obliga, algo raro tiene porque se contradice todo el tiempo. Eso sí, para dar dos entrevistas televisivas bien organizadas y obviamente producida, estuvo siempre lista. Pero no largó prenda sobre el cuerpo ya que para eso, mandó comunicados echándole la culpa a los tiempos de las leyes de Estados Unidos y diciendo que el funeral “será en México y todos podrán velarlo”.

A tanto llegaron las dudas sobre Sarita que la prensa consultó con expertas en lenguaje gestual para analizarla en cada entrevista concluyendo, obviamente, que había mentido infinidad de veces.

Finalmente, el lunes por la noche saltó la versión extraoficial de que el cuerpo del autor de Lo pasado, pasado; Me vas a echar de menos, El triste, Gavilán o paloma y La nave del olvido, entre tantos éxitos que han cantado desde Cristian Castro a Marc Anthony, estaba en el cementerio Caballero Rivero de Miami. Y hasta aquí llegamos hoy martes 1 de octubre, que seguro en un rato aparece en otro lado y a México llegan solamente las cenizas, como habría sido la idea inicial de la vapuleada Sarita según dicen los periodistas locales...

El hombre que escribió aquello de “Qué triste fue decirnos adiós, cuando nos adorábamos más, hasta la golondrina emigró, presagiando el final...” nunca hubiera presagiado un final tan triste para su despedida. Dios y la virgen de Guadalupe quieran que todo se encamine, que el cuerpo aparezca y que el pueblo mexicano pueda darle el último adiós en paz.

Escuchá el audio

 

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario