Viernes 7 de agosto de 2020
MUNDO | 23-07-2020 16:16

El emotivo homenaje de Chris Colfer a Naya Rivera

El actor que interpretó a Kurt en Glee escribió un conmovedor tributo a su amiga y excompañera, en una extensa columna para Variety. "Cuando cantaba, podías sentir su alma resonando a través de la tuya", dijo.

El cuerpo de la actriz Naya Rivera fue encontrado en el Lago Piru en California el 13 de julio, cinco días después de que desapareciera tras alquilar un barco con su hijo de cuatro años. Chris Colfer, que interpretó a Kurt Hummel en Glee, compartiendo rodaje con la actriz entre 2009 y 2015, escribió un emotivo tributo a su ex compañera en una columna para una revista.

Cuando Naya Rivera desapareció, ColferHeather Morris, Amber Riley, Kevin McHale Jenna Ushkowitz, entre otros amigos, se unieron a la búsqueda con su familia.

"No estoy seguro de que nadie en la Tierra pueda darle a Naya Rivera el tributo que se merece", arrancó manifestando Chris Colfer en la revista Variety sobre su excompañera y amiga, quien se ahogó accidentalmente en el lago Piru, en el Bosque Nacional Los Padres, una popular zona recreativa a 90 kilómetros de Los Ángeles.

"De hecho, el proceso de perderla ha sido una pesadilla, me encuentro preguntándome si Naya era real o si sólo era un sueño todo el tiempo. ¿Cómo puede un ser humano ser tan talentoso, tan divertido y tan hermoso a la vez? ¿Cómo puede una persona ser responsable de tanta alegría y ser objeto de tantos recuerdos maravillosos?", expresó. Y remarcó: "Cuando Naya cantaba, podías sentir su alma resonando a través de la tuya. Su voz rompería tu corazón en un coro, sólo para reconstruirlo en el siguiente. Verla actuar era como ver la magia desplegarse ante tus ojos. Naya no sólo cantaba una canción. Ella le daba vida. Y con cada nota, exponía al viejo sabio que vivía dentro de su joven cuerpo".

"Como actriz, Naya podía contar toda una historia con una sola expresión. No importaba lo escandalosa que fuera la trama, hablaba con tanta autenticidad, que te hacía creer cada palabra que decía, y a menudo, te olvidabas de que estaba actuando. Su heroica e innovadora interpretación de Santana López en 'Glee' inspiró a millones de jóvenes de todo el mundo, especialmente en la comunidad LGBTQIA, y será atesorada por las generaciones venideras", remarcó el actor, guionista y productor de cine de 30 años.

Naya Rivera, Chris Colfer y Heather Morris

Heather Morris y Naya interpretaron a Brittany y Santana en Glee, y su relación, que pasó de una fuerte amistad, a ser novias y luego esposas, jugó un papel fundamental en la representación de LBGTQ+ en la televisión. Brittana, una historia de amor inolvidable, influyó es muchos adolescentes que vieron en ellas -y en otros personajes- el empuje que necesitaban para aceptarse y expresarse.

Chris Colfer, quien también es autor de The Land of Stories, una serie de libros infantiles de ficción, aventura y fantasía, continuó: "Naya también tenía una habilidad sobrehumana para memorizar guiones. Con una mirada, ella se sabía todas sus líneas y las tuyas, lo cual era útil cuando actuabas junto a ella. A veces, me perdía tanto en la actuación de Naya, que olvidaba que estaba en la escena con ella. Incluso cuando su personaje hacía pedazos al mío, no podía evitar respetar la brillantez con la que lanzaba los insultos", afirmó el ganador de un Globo de Oro y nominado a los premios Emmy y SAG.

"Cuando alguien tiene tanto talento como Naya, decir que era una de las personas más divertidas y citables que he conocido suena como una exageración, pero es la verdad absoluta. Naya podía desactivar una bomba con un comentario ingenioso. Sus regresos y bromas eran legendarios, y yo solía seguirla por el set, anotando todo lo que decía en mi teléfono", recordó. "En los días especialmente duros de la filmación, podías encontrarla afuera disfrutando de un cigarrillo en su uniforme de animadora de color rojo brillante. Levantaba una copa invisible y decía: 'Por ser modelos a seguir' o 'La ciudad de los sueños, ¿eh?'", contó.

"Incluso después de un día de dieciocho horas de canto y baile, cuando reunir una sonrisa se sentía imposible, Naya podía hacerte reír a carcajadas. Una vez, durante un acalorado intercambio entre un actor y un director, nunca la olvidaré volviéndose hacia mí con una sonrisa descarada y preguntando, '¿Es un mal momento para decirle a alguien que el reproductor de DVD de mi trailer no funciona?'", rememoró sobre cómo la cantante y actriz de 33 años lograba desactivaba una situación complicada.

"El solo hecho de estar en presencia de Naya te hacía sentir protegido y sin importar la situación"

"Como amigo, podrías hablar con ella de cualquier cosa. Era la hermana mayor a la que acudías para pedir consejo, para desahogarte o para conseguir la mejor opinión sobre los últimos chismes. El solo hecho de estar en presencia de Naya te hacía sentir protegido y sin importar la situación, sabías que ella te cubriría las espaldas. Nunca tuvo miedo de enfrentarse a la autoridad, siempre denunciaba maltrato donde lo veía y siempre te decía la verdad, incluso cuando era difícil de escuchar".

"Desde que conozco a Naya, lo que más deseaba en la vida era ser madre. Pasaba horas diciéndonos cómo iba a llamar a sus hijos, cómo los iba a vestir y todas las niñeras gratis que nos embaucaba. Cuando su hijo Josey nació en 2015, fue como si una pieza perdida de Naya hubiera llegado finalmente. Su conexión era magnética, su afecto era radiante y nunca he visto a una persona más feliz que Naya junto a su pequeño. Ser madre fue quizás el mayor talento de Naya, y como sus últimos momentos demostraron, Naya fue una madre extraordinaria hasta el final", aseguró refiriéndose a las declaraciones del Sheriff del Condado de Ventura que dijo que Naya murió dando su último respiro para salvar la vida de Josey, de 4 años.

"Naya deja atrás un vacío que sólo la propia Naya podía llenar. Tener una amiga como ella, aunque sea brevemente, es una bendición increíble. Ella es un brillante ejemplo del impacto que una persona puede tener cuando vive sin miedo. Su pérdida es un trágico recordatorio para celebrar cada momento que podamos con la gente que amamos porque lo único que sabemos con certeza de la vida es lo frágil que puede ser", reflexionó. Y, citando a la misma Rivera, dijo: "No importa el año, las circunstancias o las luchas, cada día que estés vivo es una bendición. Aprovecha al máximo el día de hoy y cada día que se te da. El mañana no está prometido".

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios