Miércoles 27 de mayo de 2020
DESTACADA | 16-03-2020 14:05

VIDEO | Una participante de Bake Off se descompensó y preocupó a todos

Samanta perdió el delantal estrella por segunda vez, se exigió demasiado y su cuerpo no lo soportó. Mirá.

Hace dos semanas le pasó a Guido Kazcka con una participante en Bienvenidos a bordo (El Trece). En esta oportunidad, le tocó a Paula Chaves en Bake Off (Telefé) con una de las cocineras estrella. Dicen que la autoexigencia es buena, pero como todo en la vida "nada en extremo" es sano ni bueno para nadie. Esto mismo pudo experimentarlo la participante, Samanta, luego de transitar un duro momento en el programa con su salud, por perseguir enfáticamente ganarse los 600.000 pesos como pastelera amateur.

Todo comenzó cuando en el tercer capítulo del reality conducido por la modelo, inició con el desafío técnico en el que los concursantes debieron hacer una pastafrola de membrillo y otra de batata en solo una hora y media. "Voy a hacer todo lo posible por conseguir el delantal estrella. La semana pasada me quedé con muchas ganas. Hoy lo gano yo", le advirtió la empleada administrativa a Paula mientras cocinaba; sin embargo, pese a sus deseos, nuevamente volvió a posicionarse segunda frente a Damián, un comerciante de 30 años que la edición anterior le arrebató el primer lugar. 

Frente a esta situación y asegurar que "Damián la tenía de nieta" se propuso ganar el segundo desafio que era hacer churros. "Pueden elegir el relleno, la cobertura, y les pido por favor que sean originales con los sabores porque tienen que deslumbrar a nuestros jurados", les advirtió Paula a los concursantes. Por tal motivo, Samanta dio todo de sí pero luego un episodio los tomó por sorpresa a todos, dado que comenzó a descomponerse repentinamente. 

"Lamentablemente a mí me jugó una mala pasada arrancar a full porque me bajó la presión, quise seguir y no pude. Me empecé a sentir muy mal", explicó la joven y luego fue asistida por uno de los jurados, que es un chef Francés. "¿Qué te pasó?", le consultó el profesional. Frente a esto , Samanta le aclaró preocupada: "Me bajó la presión. Hice mucha fuerza con la churrera, me empezó a temblar el cuerpo y se me infló la cabeza. Pero ya me siento mejor. Sentí mucho calor de golpe en la cara".

Pese a que luego de transitar por ese complejo cuadro quiso seguir, su cuerpo ya no le respondió y un médico fue a asistirla. "Me temblaba mucho el cuerpo. Sentía que estaba haciendo fuerza pero a la vez no sentía nada. Tengo que bajar un poco la autoexigencia porque me está jugando una mala pasada. Así que tengo que bajar un cambio”, reflexionó sobre la situación que le tocó vivir por presionarse. 

Con tantos palos en la rueda y en medio de un ataque desconsolado de llanto, si bien logró terminar el churro, no fue aprobado por el jurado y ella misma se auto sentenció: "No era lo que esperaba. No me gusta para nada lo que hice. No soy así, no soy eso que hice. Soy muy exigente conmigo y es horrible, no me gusta nada". ¿Moraleja? podemos ser nuestros mejores amigos o peores enemigos y de eso va a derivar la suerte de nuestros actos. Tratense a ustedes mismos como lo harían con un mejor amigo. ¡A sacarse mochilas!

A.A

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario