viernes 12 de abril del 2024
DESTACADA 03-11-2023 11:07

Valentino López, el hijo mayor de Wanda Nara, dio una charla en el colegio y habló los duros momentos familiares que ha vivido: "Me dolió"

El primogénito de la empresaria con Maxi López confesó que ha pasado situaciones difíciles por los constantes movimientos que hay en su casa.

Valentino López Nara, el hijo mayor de Wanda Nara y Maxi López, dio una charla motivacional sobre el liderazgo en su colegio y reveló los complejos momentos que ha atravesado con su familia en los últimos años.

Qué dijo Valentino López Nara

El primogénito de la empresaria y el exfutbolista usó sus experiencias personales para conversar sobre la superación y la importancia de saber sobrellevar las adversidades de la vida. "Un líder capaz no es el jugador más fuerte de un equipo o el capitán¿Qué es un líder? Todo arrancó en Francia - París, un cambio muy grande para mi familia, el primero", inició Valentino.

El adolescente confesó que fue muy fuerte el cambio de vida que su familia enfrentó cuando Mauro Icardi se fue a jugar al PSG: "No sabíamos hablar con la gente, íbamos a comprar unas papas fritas y nos costaba, íbamos a entrenar con mis hermanos y se nos complicaba porque todos nos miraban con una cara… ‘ese es el hijo de…’, ‘está acá solo por él’, y eso me dolía mucho".

Valentino resaltó la importancia de tener a sus padres y le hizo un especial guiño a Wanda: "Gracias a Dios siempre estuvo mi mamá y hubo momentos muy difíciles de mi vida donde ya no quería más jugar. Imagínate estar jugando en el PSG y ya no querer jugar, es raro, muy raroTerminó el año y me di cuenta de muchas cosas, primero que todo tenía que cambiar y gracias a ese cambio, me cambió toda mi vida".

"Mi segundo año empecé a hacer goles, a ser feliz. Empecé a hablar el idioma, que no quería aprenderlo porque le tenía una cosa al francés, y lo aprendí de la nada. Entonces mi papá un día de la nada me pregunta ‘¿querés venir a jugar a River?’ y yo le dije ‘papá la verdad que estoy haciendo muchos goles acá, estoy feliz’, pero me dijo ‘River es familia’... Me vine a probar acá, desde el primer día mis compañeros fueron unos cracks, los técnicos. En una semana quedé y estaba muy feliz. Pensé que todo había terminado, pero no. Empezaron los primeros partidos, no hice los primeros goles, los partidos me salían mal y en uno de los partidos salí llorando porque no me salían las cosas”, enunció.

La conclusión de la charla de Valentino llegó cuando confesó la situación más emotiva que ha vivido en River, donde juega en las inferiores: "Llegó un día que ya no me importaba más el gol y en la charla con todos mis compañeros, todos se pusieron de acuerdo en pasarme la pelota a mí y en que Valentino haga el gol, eso no me lo voy a olvidar. Un mensaje importante es que ahora yo estoy lesionado y me cuesta, pero lo estoy sacando adelante como saqué adelante el gol, como saqué adelante el momento difícil en París".

En esta Nota