Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
12/07/2011 - 10:25

Escándalos

Fito Páez: “Da asco la mitad de Buenos Aires”

Desde la contratapa de Página/12, el músico Fito Páez expresó su parecer sobre el triunfo de Mauricio Macri en las últimas elecciones, y declaró, entre otras cosas, que “a la mitad de los porteños le gusta tener el bolsillo lleno, a costa de qué, no importa”, dice que “da asco la mitad de Buenos Aires”, y asegura, sin eufemismos, que “Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas”.

“Nunca Buenos Aires estuvo menos misteriosa que hoy”, arranca el texto. “Nunca estuvo más lejos de ser esa ciudad deseada por todos”, agrega, y sigue más adelante: A la mitad de los porteños le gusta tener el bolsillo lleno, a costa de qué, no importa. A la mitad de los porteños les encanta aparentar más que ser. No porque no puedan. Es que no quieren ser. Y lo que esa mitad está siendo o en lo que se está transformando, cada vez con más vehemencia desde hace unas décadas, repugna. Hablo por la aplastante mayoría macrista que se impuso con el límpido voto republicano, que hoy probablemente se esconda bajo algún disfraz progresista, como lo hicieron los que ‘no votaron a Menem la segunda vez’, por la vergüenza que implica saberse mezquinos”.

En el largo texto, Páez también dice que “da asco la mitad de Buenos Aires” y que “hace tiempo que lo vengo sintiendo”. “Siento que el cuerpo celeste de la ciudad se retuerce en arcadas al ver a toda esta jauría de ineptos e incapaces llevar por sus calles una corona de oro, que hoy les corresponde por el voto popular pero que no está hecha a su medida”.

“No quiero eufemismos”, expresa, y finaliza: Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas. Simplones escondiéndose detrás de la máscara siniestra de las fuerzas ocultas inmanentes de la Argentina, que no van a entregar tan fácilmente lo que siempre tuvieron: las riendas del dolor, la ignorancia y la hipocresía de este país. Gente con ideas para pocos. Gente egoísta. Gente sin swing. Eso es lo que la mitad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quiere para sí misma”.

Archivado en: , ,