Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
09/02/2018 - 17:02

Culpan a la actriz

Se suicidó Jill Messick, productora y ex representante de Rose McGowan

El fallecimiento de la ejecutiva de Hollywood fue descrito por su familia como un “daño colateral” de la guerra de la actriz contra Harvey Weinstein.

Jill Messick, una veterana ejecutiva de Hollywood que fue representante de Rose McGowan cuando la actriz fue presuntamente violada por Harvey Weinstein, se suicidó a los 50 años, informó su familia en un comunicado.

Messick, madre de dos hijos, murió el miércoles en Los Ángeles. Padecía trastorno bipolar y por años sufrió de depresión, dijo su familia. Pero agregó que también estuvo consternada por la reciente atención mediática que recibió tras emerger detalles de la conducta sexual inapropiada por parte de Harvey Weinstein, diciendo que ella “se convirtió en daño colateral de una historia ya horrorosa”.

La actriz Rose McGowan dijo que Weinstein la violó en el Festival de Cine de Sundance en 1997. Recientemente dijo que Messick, quien era su manager en aquel entonces, no la apoyó en su lucha contra Weinstein y después aceptó un trabajo con él.

En una entrevista con la cadena ABC, la actriz conocida por la serie de televisión “Charmed” dijo que los representantes eran parte de una estructura de Hollywood que silenció los casos de agresión sexual.

La familia de Messick dijo que McGowan le reportó el incidente sin decir que había sido violación, pero que Messick, al darse cuenta de que algo inapropiado o ilegal había ocurrido lo reportó a sus jefes antes de irse a trabajar con Weinstein en Miramax.

Abogados de Weinstein usaron un email de Messick para defenderlo el mes pasado. El email decía que McGowan le dijo a Messick que se metió de manera consensual en un jacuzzi con Weinstein y que luego lo lamentó. Weinstein negó sus denuncias de violación.

La revelación -y su nombre arrastrado a los titulares- tuvieron un efecto negativo en el ánimo de Messick, señaló su familia.

“La velocidad con que se diseminó la información conllevó falsedades sobre Jill como persona, las que no podía ni deseaba desafiar. Se convirtió en un daño colateral de una historia ya horrenda”, agrega la extensa nota que realizó la familia de la productora y que fue publicada por The Hollywood Reporter.

Asimismo, acusa a McGowan de hacer “declaraciones difamatorias en su contra” las que Messick eligió no rebatir por temor a afectar a las victimas de acoso sexual. “Optó por no agregar leña al fuego, permitiendo que su nombre y su reputación fueran mancilladas pese a no haber hecho nada malo. Nunca eligió ser una figura pública, esa elección le fue quitada”, afirma el texto.

Ver su nombre una y otra vez en los titulares, como parte de los intentos de una persona de ganar notoriedad para su cruzada personal, sumado a los intentos desesperados de Weinstein por justificarse, acabó sobrepasándola. Le destrozó, justo ahora que estaba encarrilando su vida”.

Messick comenzó a producir películas y programas de televisión en 1999, y también trabajó como ejecutiva en Lorne Michaels Productions, de Paramount.

Sus créditos de producción incluyen “She’s All That”, “Mean Girls”, “Frida” y filmes de acción como “Masterminds”.

Representantes de Weinstein y McGowan no respondieron a las consultas de la AFP sobre el tema.

Archivado en: , , , ,