Miércoles 3 de junio de 2020
OPINIóN | 22-05-2020 10:55

Si les siguen dando lugar a las "panelindas", nos merecemos una Nicole queriendo ser Lanata

Tras su deplorable e irresponsable entrevista en su Instagram queriéndose hacer la periodista, ni siquiera se hace cargo y la embarró aún más. No sabe lo que hace...

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Ver más autores

Éramos pocos y a Nicole Neumann, que debe estar aburridísima de quedarse en casa pasándose la maquinita facial de la polémica en ese bello rostro que tiene, se le ocurrió seguir jugando a ser periodista sin siquiera darse cuenta del alcance que ella tiene en su Instagram con un millón y medio de seguidores.

Pocas veces vi una barbaridad como la de su primer programa en esa red social, que obviamente vi después, al enterarme de ese mamarracho que hizo al entrevistar a una médica impresentable llamada Chinda Brandolino.

Ay Nicole, no tenés cura ni perdón, aunque creo que en breve te van a declarar inimputable porque sencillamente, o sos demente o tonta o bruta. Tonta y bruta, un combo peligrosísimo...

Ayer, mi colega Rodrigo Lussich la llamo bruta en tevé y yo lo copio, porque no encuentro otro adjetivo mejor pasible de ser dicho en radio o aquí. Y espero que ni se gaste en llamar para quejarse como hizo cuando en una de mis columnas radiales la bauticé “panelinda”, que movió cielo y tierra para que bajaran mi nota de Exitoína. Eso fue un piropo, ahora le digo "irresponsable".

Ya con esta presentación que hizo en su programa titulado Nicole en casa se saca un menos diez en periodismo:

“La Dra. Chinda Brandolino nos habla de una supuesta ‘falsa pandemia’. ¿Cuál es el origen de la pandemia?⁣⁣⁣ ¿Vacunación sí o no?⁣⁣⁣ ¿Teorías del gobierno mundial?⁣⁣⁣ ¿Aborto?⁣⁣” . Ah bueno, ¡le hubiera sumado el cambio climático y “la germinación del poroto tiene la culpa del covid-19 y cantábamos bingo!

Y encima, después de la lluvia de quejas y memes que llenaron las redes al escuchar las barrabasadas que decía a doctora, y que ella fogoneaba (que la pandemia es mentira, que las vacunas no sirven, etcétera), salió a defenderse con un discurso aún más necio y contradictorio, diciendo cosas como: “Esto no marca una postura mía, voy a entrevistar a médicos, políticos, de distintos rubros sin importar lo que yo piense”. 

Sí, mi amoooor, pero salvo que quieras hacer un house organ, si vos entrevistás a alguien y no estás de acuerdo en algo, mínimamente tenés que tener con qué, es decir, saber de lo que estás hablando, para repreguntar, discutir, contraponer y darle pruebas de lo que vos creés que no es así. Y te digo que con una sola le ganabas a la doctorcita porque en 50 minutos no presentó ni una prueba de nada.

En definitiva, tendría que estar preparada y haber estudiado algo en su vida. O al menos, leer los diarios y las noticias reales todos los días, a conciencia, y no hablo de las de moda y farándula.

Lo suyo fue un “hable doctora, que yo la escucho y cada tanto le meto alguna pregunta con muchas palabras complicadas -que decía de memoria y lentamente con menos ritmo que la Mole Moli en el Bailando-, total esto es Instagram...”.

En vez de confrontar eso con lo que ahora dice no estar de acuerdo -y que te tendríamos que creer porque si la pandemia es una mentira no sé para qué se guarda en casa-, a Nicole le faltó aplaudirla y besarle los pies.

Ni Susana Giménez, condescendiente como pocas con sus entrevistados, se hubiera animado a tanto.Yo creo que Susana le hubiera dicho a Brandolino: “¡Señora, por qué no se calla...! No, en verdad creo que Susana ni la hubiera invitado...

Estoy furiosa, sí, como muchos, pero ¿saben qué?, la culpa no es del chancho sino del que le da de comer, y mientras esta bella mujer, modelo, panelinda, influencer, experta en megacanjes y ex de Fabián Cubero- siga sembrando tonterías y cosechando tontos que la apoyan, nos merecemos tenerla soñando con hacer periodismo.

Y mientras en la tele le sigan dando trabajo de otra cosa que no sea para lo que ella se preparó, que es para ser una gran modelo ahora devenida en panelinda (¡porque, encima ni gracia tiene para conducir y si conduce un programa lo choca!), mientras todo eso siga pasando, nos merecemos una Nicole queriendo ser Lanata.

Eso no es periodismo, Nikita, lo que hiciste, en plena pandemia de coronavirus, con 4,9 millones de afectados y más de 323 mil muertos en todo el mundo, es un atentado a la salud pública. Así que, de onda, dejá el periodismo para los que saben...

Escuchá la columna aquí

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario