lunes 27 de mayo del 2024
ESTADOS UNIDOS 10-01-2024 10:19

Mau y Ricky Montaner confesaron que sintieron envidia por el éxito de Camilo: "Un pensamiento se convierte en algo más infernal"

Los artistas contaron el conflicto que tuvieron con el esposo de Evaluna Montaner el año pasado. Mirá.

Mau y Ricky Montaner confesaron que llegaron a sentir envidia por el éxito de Camilo y cómo lograron sanar ese sentimiento para recuperar el vínculo con su cuñado.

Los cantantes estuvieron como invitados del podcast de comedia venezolana Escuela de Nada (Youtube), en la sección "EDN and Friends", y tras una larga conversación con los comediantes Nacho Redondo, Chris Andrade y Leo Rojas sobre cómo manejar el ego cuando se hace una carrera artística y la fama llega, Mau y Ricky admitieron que esos conflictos han llegado a tocar sus relaciones familiares.

Qué pasó entre Camilo, Mau y Ricky Montaner

Mau aseguró que necesitó poder confesarle y hablar de esos sentimientos con el colombiano por su propio bienestar: "Es liberador y aparte te hace sentir de puta madre. Cuando yo tenía esa envidia, me hacía mierda y me afectaba no solo esa área de mi vida, empezó a envenenar todo. No duermes bien, te afecta todo. Empezaba yo a inventar vainas, más que inventar, a asumir cosas...".

Por otro lado, Ricky Montaner reconoció que él tenía una figura de liderazgo que no quería ceder y por lo cual, Camilo necesitó despegarse un poco y tener su propias experiencias: "Es muy fuerte, te envenena la vaina. Y además uno no sabe lo que está pasando la otra persona tampoco. Uno decía: 'Cuando nosotros nos pegamos te abrimos todas las puertas, te ofrecíamos todo. Cuando te pegaste tú no... Cabrón, yo también quiero cantar con Shakira'. Y él estaba viviendo un proceso donde decía "necesito vivir esta vaina por mí, necesito vivir esto yo".

El esposo de Stefi Roitman agregó: "Yo soy una ladilla, yo tenía más tiempo que los demás colocando canciones con otros artistas y de alguna manera era la autoridad sin hablar del grupo, y yo entiendo que eso sería una mierda. Si yo, siendo como soy o con los sueños que tengo, si tengo a una persona que está guiando la vaina, también diría 'papi déjame en paz, quiero cagarla yo'".

De igual manera, Mau afirmó que la envidia no iba por el lado de desearle el mal a su cuñado, sino por un proceso propio de no saber canalizar los caminos de cada persona, en este caso, Camilo: "Si hay alguien que creía en él desde antes, éramos nosotros. Pero la mente es muy arrecha, un pensamiento se convierte en algo más infernal". Sobre cómo logró conversar con el marido de Evaluna sobre la situación, el cantante expresó: "El cuento fue que él se estaba quedando en mi casa en febrero... Llevábamos varios meses donde él se había ido de gira y nosotros también. Yo le decía a Ricky: 'Tengo que hablar con él, pero no quiero hacerlo por FaceTime'. No habíamos tenido la oportunidad y yo no tenía la madurez suficiente como para poder hablarlo, y darme cuenta de que era envidia lo que yo estaba sintiendo y no que él no era un malagradecido".

"Estábamos hablando e cualquier cosa vulnerable que él me estaba contando y le dije: 'Yo tengo que hablar contigo...' Y le cuento todo. Nos volvimos como por ser 6 u 8 horas adictos a confesarnos cosas que sentíamos y nunca nos dijimos, de la liberación que se sentía quitarse esos kilos de encima. Esa conversación cambió mi vida, porque empecé a darme cuenta de la comunicación... Desde ese momento, es como si me hubiese cambiado un suiche y todo lo que le pasaba a él, era como si me estuviese pasando a mí, como pasaba antes", afirmó Mau.

Ricky comentó que el disgusto también existió del lado de Camilo: "Era un desagrado mutuo. Él estaba emputado sin decirnos. Y yo en mi casa y de repente me llamaron los llorando, y me fui corriendo a la casa de Mau. Lloré también, teníamos muchas cosas por sanar porque empezamos en esto juntos".

Asimismo, Mau confesó que esta situación estaba tocando diversos aspectos de su vida: "Y es clave desde el lugar en el que uno lo dice, porque yo pude haber cagado la relación con mi cuñado. Porque si yo hubiese llegado y le hubiese dicho 'malagradecido de mierda porque...'; se va a la mierda y se rompe no solo mi relación con él, sino la de mi hermana conmigo. Yo era una bomba de mierda, lo digo muy en serio y lo digo con un orgullo tan arrecho, porque ese era el sentimiento más fuerte que yo estaba sintiendo en ese momento, porque así yo amara mucho a mucha gente, opacaba eso".

En esta Nota