Sábado 6 de marzo de 2021
DESTACADA | 02-05-2020 11:49

El emotivo adiós de Nacho Viale a Goldie Legrand

El productor eligió la carta que su tía le había escrito a Mirtha para poder despedirse de ella. Mirá el mensaje.

Nacho Viale despidió a Silvia Goldie Legrand, su tía abuela que falleció durante la tarde de ayer a causa de un infarto mientras dormía la siesta minutos después de haberse comunicado por última vez con su hermana gemela, Mirtha.

El nieto de la diva de los almuerzos eligió la red social Instagram para compartir una postal de antaño de las dos actrices en la época dorada del cine argentino, y citó parte de las propias palabras de la difunta, pertenecientes a la emotiva carta que había escrito para la conductora cuando esta cumplió 50 años haciendo su ícónico programa de televisión.

“Chau tía Goldy. 'Mi vida fue de día y fue en enero, al aire libre, bajo un sol redondo encendido en la sombra de un macondo, feliz, santafesino y chacarero. El murmullo era el sonido de aquel piano y un pequeño carnaval como trasfondo y andábamos corriendo por el fondo con una mandarina en cada mano..', fue el epífgrafe que eligió el productor para acompañar el posteo que rápidamente se llenó de muchos “me gusta”, sentidos pésames y deseos de fuerza no solo para él y su abuela, sino también para Juana Viale, Marcela Tinayre y cada miembro de su familia y círculo íntimo.

En mayo de 2018, cuando La Chiqui había leído esa carta al aire en su especial por el quincuagésimo aniversario de su ciclo, se había quebrado en llanto frente a sus invitados.

La carta completa de Silvia Legrand a su hermana:

"Querida hermana, en estos cincuenta quiero expresarte algunas cosas, y temo sinceramente traicionar mis sentimientos y mi imparcialidad. Eres un ser único e irrepetible, cuando a veces decís que has dado tu vida al público, es verdad. Agreguemos tus largos años de cine: empezaste a los once años y no has parado hasta hoy, haciendo honor a tu personal elegancia, proverbial elegancia, tus verdades, tus convicciones... no en vano sos tan amada. Como hermana tengo orgullo por tus logros y por el cariño y respeto mutuo. No quiero ocupar, chiquita, más tiempo en este homenaje. Qué te parece si me despido con la poesía esa que tanto nos gusta a las dos e invoca a nuestro querido pueblo.

Mi vida fue de día y en enero, al aire libre, bajo un sol redondo, encendido en la sombra de un macondo, feliz santafesino y chacarero. El murmullo era el sonido de aquel piano y un pequeño carnaval como trasfondo y andábamos corriendo por el fondo con una mandarina en cada mano. ¿Qué mas puedo pedirle a la alegría, si la vida era una vuelta a la manzana y nadie... estaba muerto todavía?

Mil gracias por tantos años de trabajo, de trabajos inolvidables, y por regalarnos tu figura y delicadeza. Y no sigo porque la emoción no me lo permite. Chau hermana, te quiero".

L.L.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en