lunes 24 de junio del 2024
DESTACADA 16-05-2023 13:14

Luis Ventura se mostró incrédulo ante el relato de Jorge Rial sobre el infarto: "Eso de los diez minutos muerto no se lo creo"

El periodista volvió a cuestionar a su colega y sus dichos sobre el fuerte episodio cardíaco que vivió. Mirá el video acá.

Luis Ventura volvió a poner en duda los detalles que contó Jorge Rial sobre el infarto que sufrió en Bogotá, esta vez lo hizo en una nota para Socios del Espectáculo (El Trece).

El periodista fue consultado por Santiago Riva Roy sobre la reaparición de Rial en la radio y el relato con el que confirmó que estuvo 10 minutos sin vida, ante lo cual Ventura comentó: “Me puso contento verlo bien, pero eso de los diez minutos muerto no se lo creo a nadie".

Al ver que el cronista se siguió sorprendiendo de su incredulidad, el periodista sostuvo sus dichos: "Me quieren hacer responsable de algo que me pusieron en mi oído. Alguien me dice que él estaba cableado, que estaba mal, después leo con todos los móviles, los periodistas, las cámaras...".

"Siempre quiso hacer móviles desde el más allá, viste. Es una cosa este gallego, es bravo", agregó picante Luis, quien además afirmó que con las hijas de su excompañero habrá buena onda sin importar lo que suceda: "Con Morena y Rocío las cosas siempre van a estar bien. Yo obedezco y tienen un teléfono atento a cada uno de sus llamados".

Jorge Rial volvió a Radio 10 y habló de su salud

Jorge Rial regresó a Radio 10, apenas días después de volver a Argentina tras haber sufrido un "paro cardíaco con muerte súbita" en Colombia, donde pasaba sus vacaciones. El conductor confirmó que estuvo 10 minutos muerto y que lo reanimaron tras "tres descargas en el pecho".

Tras regresar al país el pasado 9 de mayo en un avión sanitario, Jorge Rial regresó a su programa Argenzuela (Radio 10) luego de haber sido hospitalizado en Bogotá debido a un episodio cardíaco. Aunque aclaró que para volver realmente a su puesto primero tiene que recuperarse físicamente. "Los extrañaba", admitió.

En diálogo con Mauro Federico, quien lo reemplazó durante su ausencia, el conductor dio dramáticos detalles de los sucedido en Bogotá, aseguró que escuchó la voz de su nieto, Francesco, hijo de su hija Morena. Contó que al equipo médico le costó reanimarlo y que "la muerte es un lugar cálido".

Consultado sobre cómo se sucedieron los hechos, Rial explicó: “Me despierto con un dolor muy agudo y media hora después llamé a la cobertura médica, y luego me fui a la clínica. Soy cabeza dura, pero sentí que algo iba a pasar”, señaló, e indicó que tras los estudios médicos pertinentes, le dijeron: “Estás transitando un infarto y hay que colocar stent”. “Me tuvieron 14 horas sedado, dormido. No era un coma inducido. Me tuvieron que sedar mucho porque no lograban encontrar el punto ese... técnicamente lo que tuve fue un paro cardíaco con muerte súbita”, afirmó.

“Fue muy angustiante lo que pasamos todos hace 20 días en Colombia. En donde estaba y en donde me atravesó la situación que todavía estoy tratando de reconstruir. Una situación extrema que nadie pensó que me iba a pasar y que me tocó”, dijo Rial con una voz afónica.

“Lo primero que me atravesó fue el cuerpo, estoy haciendo las primeras salidas estoy saliendo a caminar. Y después, la cabeza. La cabeza me la partió en mil pedazos porque nadie está preparado para morirse. Literalmente fue lo que me pasó: la hoja clínica dice ‘muerte súbita’. Estuvieron 10 minutos tratando de reanimarme, me dieron tres descargas eléctricas y me cagaron literalmente a palos”, especificó sobre la dramática situación que vivió en la Clínica del Country en Bogotá, y remarcó la figura de un enfermero, Omar, que realizó las maniobras de resucitación. "Todavía no lo asumo. Realmente fue terrible y tuve mucha suerte", sintetizó.

Durante la charla, en la que Rial tuvo que frenar en varias ocasiones para tomar aire, el conductor manifestó qué fue lo que sintió ante la muerte. “Una cosa quiero decir: la muerte no es dolorosa, es un lugar cálido. El dolor es el que dejás pero le quiero decir a todos que es un momento glorioso, es cálido, es lindo, te atrae, te lleva. Escuché la voz de mi nieto que me decía ‘dale tata, dale’. Yo lo escuchaba y me desesperaba”, dijo.

Más tarde, Rial dijo que “Pasaron cosas que tengo que armar un rompecabezas. No me alcanza el cuerpo, el alma, la cabeza, el corazón... La verdad es que es muy fuerte. Repito: escuche muchas historias como la de (Víctor) Sueiro. La puta madre, hay algo ahí. Yo lo vi. Hay algo de verdad, y no fue desagradable. Es más: no digo que le perdí el miedo a la muerte porque no se lo perdí, pero tengo otra mirada. Me di cuenta que no es tan jodido y doloroso”.

“Para el que se va no es doloroso, salvo que estés pasando por una enfermedad. Es una transición absoluta, una cosa natural. Tengo todavía en el cuerpo la sensación de ese calorcito hermoso. Tengo que armarlo porque es muy difícil y tampoco quiero caer en nada raro ni místico. Lo quiero hacer lo más terrenal posible. No vi ni a mi mamá ni a mi papá", concluyó.

D.D.

En esta Nota