martes 06 de diciembre del 2022
DESTACADA 27-10-2022 20:39

La tensa situación que vivió el equipo de LAM en plena nota: "Casi terminamos presos"

Alejandro Castelo, cronista del programa, fue hasta el colegio donde trabajaba Martina Stewart Usher, de Gran Hermano, y llegó la policía al lugar. Mirá el video.

El equipo de LAM (América TV) intentó obtener testimonios de personas que denunciaron públicamente a Martina Stewart Usher, de Gran Hermano (Telefe), por maltrato a menores y casi terminan presos. Alejandro Castelo, cronista del ciclo, fue hasta el colegio donde trabajaba la joven antes de ingresar al reality y desde la institución llamaron a la policía en reiteradas oportunidades.  

"Casi terminamos presos, lo único que nos  faltaba, terminar presos por Gran Hermano. Fuimos a la escuela donde trabajaba Martina porque recibimos varias denuncias de padres que se quejaban por los maltratos a sus hijos y fuimos a buscar testimonios", introdujo Ángel de Brito en la apertura de LAM.

De inmediato, el conductor le cedió la palabra al notero, quien explicó lo ocurrido. "Las denuncias están hace rato, todos lo sabemos, fuimos para ver qué nos decían. Me encontré con mucha gente que me dijo 'es así'. En un momento hablé con una alumna, llegó el papá y me dijo que le pase mi teléfono, que me iba a mandar información sobre esto. No hay animosidad, queríamos ir y preguntar. Después se metieron todos adentro y llamaron a la policía cuatro veces. La policía nos pidió el documento y pasó lo que pasó", relató Alejandro. 

"Los dueños del colegio tienen una hija que da clases ahí, que es muy amiga de Martina. Obviamente hay un vínculo con el colegio", agregó el periodista, dejando en claro que la participante de Gran Hermano estaba protegida de alguna manera por el propio colegio. "Todas las denuncias son públicas, en redes sociales. Cuando llegué al lugar todos se acercaron a decirme que lo que se dijo era cierto", agregó. 

A su vez, Pía Shaw explicó que cuando ocurren este tipo de situaciones, desde la institución le piden a los alumnos que no hablen sobre lo ocurrido. "Me dicen: 'Nosotros firmamos con la inscripción un papel donde no podemos difamar a la institución ni a ningún maestro'", contó. "Están retenido legalmente", acotó Ángel.

Luego pusieron al aire el chat de un padre con el colegio, donde pedía que sacaran algún comunicado para aclarar la situación con Martina, a raíz de la gran cantidad de denuncias públicas que aparecieron, acusándola de maltratar a alumnos pequeños dentro de la escuela. 

Escándalo con Martina de Gran Hermano

Quién es Martina Stewart Usher de Gran Hermano

Martina Stewart tiene 25 años y es de Tigre. La joven se definió a sí misma como "caprichosa" y contó que es profesora de Educación Física. Trabajó en una escuela y brinda clases personalizadas.

Además, también trabajó como periodista deportiva en Racing y ama jugar al fútbol. En esa misma línea, sorprendió a todos al confesar “Mi ídola es Wanda Nara, hizo todo bien” y, haciéndose la misteriosa, agregó "salí con chicos que juegan al fútbol pero no voy a dar nombres".

Sin embargo, la declaración que hizo y que más repudio despertó en redes sociales fue "Me gustan los chicos, las chicas no me atraen para nada. No entiendo eso de la bisexualidad. Me da un poquito de asquito. Rari, para analizar". En efecto, fue la mismísima producción de Gran Hermano quien decidió dejar en ridículo sus dichos poniendo en su tape y de fondo la canción "N°5", el famoso tema que Lali Espósito le escribió a Lola Índigo tras haber compartido algunas noches con ella.

Por último, remató su presentación con un "No tengo mucha paciencia. Ojalá no me encuentre con un bobo en la casa porque todo mal".

R.L

En esta Nota