viernes 22 de noviembre de 2019
Perfil.com
DESTACADA | 21-10-2019 15:00

El calvario de los hijos de Julieta Prandi cuando dormían con su padre

En medio de la denuncia por violencia familiar se conoció la historia que descubrió la modelo sobre cómo y con quién debían dormir Rocco y Mateo. Mirá el video.

El jueves 17 salió a la luz la dura situación que está atravesando Julieta Prandi tras separarse de Claudio Contardi, y que derivó en una denuncia por violencia familiar contra el empresario, con una restricción para acercarse a la modelo, y otra para que sus hijos, Rocco y Mateo, no puedan quedarse a dormir en la casa de él.

Justamente ese día había una audiencia para definir cómo continuaban estas medidas, pero ni Contardi ni sus abogados se presentaron, por lo que la ex panelista de Incorrectas temía que su ex no quisiera devolverle a sus hijos, tras el vencimientos de las restricciones. No obstante, la Justicia prolongó las medidas. "Tengo audiencia a fin de mes mientras tanto se sostiene la no pernoctada y la restricción perimetral", reveló Prandi.

Agustina Kämpfer, que trabajó junto a Julieta, contó en Nosotros a la Mañana cuál fue el disparador de la denuncia, y que tiene que ver con la nueva pareja de Contardi, a quién querían hacer pasar como la niñera, pero que en realidad ingresó a vivir con el empresario  apenas un par de semanas después de la separación.

"Julieta vio una película, de la que no tenía idea, acerca de con quién duermen los chiquitos cuando se quedan en la casa del padre… El nene más chico, dormía en la cama matrimonial entre el papá y su nueva pareja de tan solo unos meses; y el más grande, en la habitación con la nena de doce (hija de la pareja del padre) y con las camitas juntas", expresó la ex de Amado Boudou.

Este calvario en el que quedaron sumergidos Mateo y Rocco, que además debían mentirle a su madre sobre la identidad de la mujer que empezó a convivir con ellos, supuestamente por expreso pedido de Contardi, es lo que generó que Prandi decidiera presentarse en la justicia y sacar a la luz la violencia psicológica que ella también padeció.

"Mi ex se refiere a mi como 'la yegua', 'la putita' o 'la tilinga'. Y así hace que Mateo me llame. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando esas conversaciones, está delante de él. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña", confesó la modelo en Teleshow

E.C

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario