Sábado 11 de julio de 2020
DESTACADA | 01-05-2020 17:15

Caro Papaleo: "En las redes no me importa nada y me despacho a gusto"

La actriz, que este sábado debuta junto a Julián Weich en El Nueve, analizó la gestión del presidente, habló de la violencia en redes y la salida de Incorrectas de América.

Su fuerte es la actuación. Sin embargo, en 2018 Carolina Papaleodecidió decirle "sí" al panelismo y se colocó en un lugar de debate y opinión en la industria televisiva, para abordar diversos temas desde la mirada femenina que atravesaba a Incorrectas respecto a los hechos cotidianos. La pandemia la corrió a la fuerza, al igual que a sus colegas, dado que el ciclo liderado por Moria Casán salió del aire a fin de que América pueda utilizar ese espacio para dar información de salud en el minuto a minuto frente a la urgencia. Sin el teatro y el programa, el panorama fue un tanto sombrío para la actriz.

Sin embargo, tal como sostuvo la ex "vayaina" , Siempre con vos, el programa que hará con Julián Weich desde este sábado 2 (en el horario prime time y que competirá contra Andy Kusnetzoff por PH y la "mesaza" timoneada por Juana Viale,  fue "un milagro". El ciclo tendrá una paleta de colores que promete abarcar muchos estilos, con la predominancia de un tono lúdico, descontracturado y de juego que los caracteriza, según afirma, "por su rol de actores".

- ¿Cómo nació la idea de trabajar junto a Julián Weich en "Siempre con vos”?

- “A mí me llamo Diego Tony, el que hace la programación de Canal Nueve. Me contó que por una cuestión de coyuntura, un programa que iba en el horario de los sábados ya no podía seguir adelante y que tenía pensado armar un ciclo que estuviera al aire ese día. Deseaba que yo estuviera en la conducción y me dijo que iba a buscar a alguien para que me acompañe. El quería hacer un programa que pudiera trascender, que el día que pase la pandemia el ciclo siga, aunque en estos tiempos que estamos viviendo no íbamos a poder dejar de tocar tema coronavirus. Me comentó que algún periodista se iba a encargar de los datos duros. Firmé contrato y surgió desde el canal el nombre de Julián y les dije que obvio que me animaba con él, porque está re canchero con esto y sabe hacerlo re bien.

- ¿Tuvieron algún vínculo antes o es toda una novedad esta dupla formada?

- Nosotros solo nos conocíamos como padres. Mi hijo entró en tercer grado en la misma escuela en la que estaba haciendo la primaria su hijo y luego ambos eligieron el mismo secundario, fueron a la ORT. Yo llevaba con el auto a Tadeo, uno de los hijos de Weich, a hacer la preparatoria para el ingreso. Ya desde séptimo grado se podían cambiar, pero también tenían la opción de terminar la primaria ahí con sus compañeros y eso fue lo que hicieron.

- ¿Qué aspectos fuertes y débiles sentís que tenés para ocupar un lugar de conducción?

- Arquímedes decía “dame una palanca y te moveré el mundo”. Creo que el aspecto fuerte tanto en mí como en Julián es que ambos somos actores. Hay un lugar de juego que tal vez los conductores tradicionales no tienen porque vienen más del palo del periodismo. Esto de poder establecer relaciones, crear y hacer personajes dentro de un formato de no ficción e improvisar, lo re tenemos y todo eso le va a dar una frescura al programa que lo veo como un punto a favor. En cuanto a mi lugar débil, creo que es el hecho de no tener el vocabulario de noticiero, de darte una noticia diciendo ‘son tantos los infectados’, ese lugar no lo tengo.

No tengo vocabulario de noticiero, soy actriz y puedo aportar el juego y la improvisación

- ¿Cuáles son tus expectativas con el ciclo, teniendo en cuenta la sólida competencia en ese horario?

- Todas. Sobretodo en un contexto de pandemia. Lo que menos pensé es que me iba a ocurrir esta especie de milagro, porque armar algo en un marco en el que estamos tan conectados con el "Thanatos" (el bicho, la muerte y la amenaza) y de repente pasamos al "Eros", o sea, el nacimiento y gestación de un nuevo proyecto como lo es este programa, es un lugar de luz muy lindo porque nació en medio de una pandemia y eso de base, es un milagro. De todas formas, sí, es un horario donde se compite mucho, pero bueno vamos a hacer ese formato, espectáculo, pondremos lo más creativo de cada uno y después veremos los resultados. En el medio pondremos el corazón y nuestros mayores esfuerzos, porque creo que la vida se trata de procesos y no de resultados.

Sí hay mucha competencia en el horario que vamos a hacer pero pondremos lo mejor

- Si tuvieras que “vaticinar” el futuro  de los medios y el entretenimiento de acuerdo a todas las modificaciones que se están realizando en la TV por la pandemia, ¿Qué dirías?

- No creo que vaya a quedar un “futuro mediático” respecto a todo lo que estamos viviendo, sino más bien lo veo como una adaptación momentánea. Pero así como nuestras vidas cambiaron, a lo mejor nos quedan algunas costumbres marcadas que hoy incorporamos en este contexto. Creo que en la televisión los programas no van a ser los mismos, al menos por un tiempo. De hecho, ya lo noté de cuando arrancó la pandemia a hoy, que se reinventaron mucho. Igual estamos en cuarentena, quizás cuando afloje más esto, cuando sean más los rubros permitidos y por ende circule más el virus, a lo mejor se vuelva al dato duro, a cerrar el tema entretenimiento porque no lo amerita el momento. Creo muy clave llevar una bocanada de aire en estos tiempos, donde estamos lejos de nuestros afectos, no podemos abrazar, besar y estamos encerrados, principalmente para un país como este de gente tan cálida, esta bueno. Creo que se necesita el entretenimiento pero con equilibrio.

- ¿Cuál fue tu análisis sobre la salida de Incorrectas del aire? ¿Cómo lo viviste desde el punto de vista profesional y económico?

- Entendí la decisión del canal. Moria siempre dijo que ella es una mujer que está conectada con la vida, que no le interesaba hacer un programa para hablar de muertos, números, etc. La realidad es que el canal necesitaba ese nicho y decidió levantarlo. Desde el punto de vista profesional y económico me afectó más quizás que se haya parado el teatro, porque lo artístico es mi área y porque yo tenía un seguro. Pero bueno como ya se había bajado el teatro, yo pensaba “por lo menos me queda la televisión” porque sabía que no había parado esa plataforma. Y después fue como un “no, no lo tenés”- risas-.

Incorrectas no hablaba de muertos, números y América necesitaba ese nicho, por eso lo levantaron

- Este aislamiento nos dejó a todos muy con “nosotros mismos”. ¿Qué aspecto “nuevo” descubriste de vos en esta cuarentena?

- A mi me gusta mucho estar en mi casa. Mi profesión tiene que ver con estar afuera y disponible para el otro. Frente a la demanda, yo accedo y muchas veces, me quiero tomar un “pido gancho” y esto fue un poco así. No soy una persona que me guste vivir permanentemente para el afuera, me encanta recluirme en mi casa, tener mis tiempos. Volví a pintar que era algo que tenía pospuesto, me llegaron los apuntes de la facultad y eso me hizo después frenar un poco y se sumó al final lo del proyecto que me tiene avocada a esta nueva demanda.

- ¿Qué es lo que más extrañás de tu vida habitual?

- Vos sabés que el otro día estaba haciendo un Zoom con unos amigos y mi novio y me decían “bueno el sábado cuando termine Caro el programa nos vamos a la Parrillita” es una que queda cerca de lo de mi novio. Y era como “no digas eso si sabés que no lo podemos hacer”.

- Julián Weich e incluso el Puma Goity fueron muy críticos respecto al rol de los panelistas en la televisión y vos ejerciste ese rol en Incorrectas durante mucho tiempo. ¿Con qué argumento defenderías ese puesto laboral en los medios y qué opinás de sus descargos?

- Para serte muy sincera no tengo muy en claro qué fue lo que dijeron. Empecé a preguntar cuando me lo empezaron a decir. Yo creo que no habló contra los panelistas; más bien me dijeron que lo de Julián se interpretó como que cualquiera se sentaba a opinar en la televisión de la vida del otro, otros lo analizaron distinto. En su momento me parecía divertido laburar de eso. Yo con Moria trabajé en el teatro así que sabía que era una mina muy generosa. Nora Cárpena es como mi madre, es alguien que quiero mucho cual familia. Me parecía que era un programa de mujeres que charlaban temas a través de una mirada femenina y que pensábamos muy distinto. Sobretodo el primer panel, eramos muy power. Teníamos una postura política firme y también sólida con los distintos temas de la vida. En ese momento yo lo elegí, no dudé y no tengo ese prejuicio. Claramente no es mi profesión, no soy periodista, soy una actriz que opina y me paro desde la trayectoria, porque a lo mejor puede aportar mi mirada. No sé a qué programas se referían ellos, pero en el caso de Incorrectas no se armó para eso. Ni defiendo, ni no defiendo. Te digo me experiencia y desde como yo lo transité. No me siento atacada, yo elegí eso y ya está. Hay a otros que no les puede gustar y está perfecto.

Yo en su momento elegí el panelismo, no lo dudé y no tuve prejuicios

Si tuvieras que jugártela y nombrar a un referente del panelismo en la televisión para bien y para mal, ¿A quienes nombrarías?

- Uf que difícil. No se me ocurre nadie, principalmente porque no tengo puesto el ojo ahí. No es de mi interés. No es lo que soñaba ser de chiquita, por eso no tengo “referentes”, no hay alguien a quien quiera seguir o copiar. Creo que el panelismo fue una circunstancia, un momento, oportunidad, aprendizaje. Quizás te diría que me sorprendió que estuviera en un panel, Graciela Alfano. Yo decía ¿Cómo ella panelista? y pensaba ‘ a ver que va a hacer’,’ a ver qué onda la mezcla’, porque ella había conducido y la verdad me encantó lo que hizo en el programa de Ángel, decía lo que pensaba, no se creía más o menos que nadie. Creo que esa solvencia la da el venir de otro palo y haber transitado otros lugares: conducción, jurado, etc. Era como un “no me interesa lo que me decís” su rol.

Me sorprendió que Graciela Alfano en su momento haya sido panelista

- Del 1 al 10 ¿Qué tan a gusto te sentís con la gestión del Gobierno de Fernández hasta acá? 

- Le pondría un ocho porque cometieron errores como el de los jubilados. Pero por la capacidad de reacción que tuvo con la pandemia, frente a otros presidentes del mundo que supuestamente tendrían que haber tenido menor margen de error y preocuparse por la población. No creo que este sea el Gobierno que tiene ganas de hacer y así y todo, Alberto fue el mejor presidente que podríamos haber tenido para afrontar esta pandemia. Si la pregunta fuera solo dirigida a su gestión en este tema, sería un súper diez. Porque es el mejor Presidente que pudimos tener y tomó todas las medidas de precaución para enfrentar estos tiempos con la menor cantidad de víctimas. Diseñar un gobierno con pandemia y una población en cuarentena, es muy complejo. Creo que el cristal más fuerte que tiene hoy es cómo abordó el área de la salud.

Alberto fue el mejor presidente que podríamos haber tenido

- Las redes sociales hoy son un centro de debate permanente, ¿Cómo te manejás a la hora de responder críticas o mensajes de violencia, principalmente respecto a la política o temas sociales?

- Me despacho a gusto, me encanta, nada me gusta más que contestar. Muchas veces mi novio me pide que no conteste, principalmente con el que tiene dos seguidores porque dice que se sienten como “mirá me contesto Carolina Papaleo” y a mi no me importa nada. Contesto de todo.

En las redes me despacho a gusto, a mi no me importa nada

Argentina en una palabra

- Argentina – risas- . Con todo lo bueno y lo malo. Somos un país súper resiliente.

Galería de imágenes

Agustina Alessandroni

Agustina Alessandroni

Redactora

Más en

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario