Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
02/04/2016 - 15:55

Tercera visita de la banda

El cantante de Coldplay con su ex y su novia en Argentina

Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Annabelle Wallis

Chris Martin estuvo junto a Gwyneth Paltrow y a su pareja actual, Annabelle Wallis. Además de ser parecidas, cantan en su último disco.

Por Agustin Gallardo | Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

Las canciones de Chris Martin son un claro reflejo de sus emociones. Si aquel disco llamado Ghost Stories, concebido luego de la separación de su ex mujer, Gwyneth Paltrow, tuvo una fuerte cuota de oscuridad en cada una de las composiciones, A Head Full of Dreams, editado el año pasado, es una dosis lumínica y la carta astral musical de este frontman del rock moderno, que ha conseguido la calma luego del paso de la tormenta.

El presente armónico tiene dos nombres femeninos: Annabelle Wallis y su ex esposa, Gwyneth Paltrow, la madre de sus hijos Apple y Moses. Ambas fueron parte de la tercera visita que hizo Coldplay al país, que culminó ayer luego de dos recitales en el Estadio Único de La Plata.

Su nueva pareja acompañó a Martin desde su llegada (el viernes 25 de marzo) y se quedó hasta el lunes de esta semana, mientras que Paltrow llegó al país el lunes y se fue ayer a las seis de la mañana con rumbo a Perú. La cronometrada presencia de ambas mujeres por separado, y un parecido que asombra a pesar de la diferencia de edad (Wallis tiene 31 y Paltrow 43), hizo que muchos pensaran por momentos que se trataba de una sola persona acompañando a Martin en varias oportunidades.

Desde que Martin se separó de Paltrow, en 2015, siempre se habló de la buena relación que ambos llevaron adelante, De hecho, Paltrow señaló que en el presente mantienen una “relación de hermanos”. Por eso, esta semana, la actriz compartió algunos momentos con sus hijos y su ex, aunque también tuvo su agenda propia con amigos. Es que ésta no es la primera vez que la actriz está Argentina: en 1996 estuvo en Mendoza mientras Brad Pitt (su pareja en ese momento) rodaba Siete años en el Tíbet. En 2003 se casó con Chris Martin, matrimonio que duró hasta el año pasado. En esta oportunidad, la actriz realizó un especie de tour gastronómico activo: estuvo en un bodegón en La Boca, en un almuerzo de la firma de Jimena Monteverde, en el restó de Francis Mallmann y en Casa Cavia, en Palermo Chico. “Podría acostumbrarme a la vida argentina”, escribió ayer la ganadora de un Oscar en su cuenta de Instagram, junto a una foto de un plato de pastas y una copa de vino blanco.

Podria acostumbrarme a la vida Argentina… #casacavia

A photo posted by Gwyneth Paltrow (@gwynethpaltrow) on

¿Y quién es la bella actriz que es dueña actualmente del corazón de Chris Martin? Wallis tiene 31 años, nació en Oxford (Inglaterra) y es la sobrina del actor Richard Harris, quien desarrolló su carrera en los años 60 y 70. Wallis creció en Portugal, por lo que domina el portugués y habla también francés, armenio y español. Se hizo conocida gracias a su participación en las series de televisión Pan Am y Los Tudor, donde hace de Jane Seymour, una de las mujeres de Enrique VIII. En el cine estuvo en X-Men, Red de mentiras, Steel Trap y La espada de la venganza. Si bien Wallis estuvo más de incógnita que Paltrow (y menos días), aprovechó para pasear por Buenos Aires durante su estadía. “Increíble el cementerio de Recoleta”, escribió en un epígrafe de su cuenta de Instagram. “Bella ciudad”, epigrafió en otra postal arbolada.

Bella ciudad #BuenosAires

A photo posted by @annabellewallis on

Lo cierto es que ambas mujeres, además de ser fuente de inspiración para Martin –el cantante le escribió Fix You (Te reparo) a Gwyneth–, dejaron registros en temas del último disco de la banda. Paltrow participa en la canción Everglow, un tema que habla de la chispa duradera en una relación, mientras que Annabelle canta en Up Up.

Ayer, al cierre de esta edición, Coldplay terminaba su segundo show. La primera función, el jueves, fue con un estadio repleto. El conjunto arrancó con el tema que da nombre a su nuevo disco, y la luminosidad del sonido se replicó en los miles de presentes que llevaban pulseras electrónicas. “Buenas noches, estamos felices de estar con ustedes”, dijo Martin, reflejado por la colorida luz de las pantallas.

Archivado en: , , ,