Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
13/12/2015 - 10:33

Lo trajo Raúl Vertúa

Así fue el show de Ricky Martin en Villarobles

El puertorriqueño estuvo 24 horas en Argentina para dar un show privado. Las fotos.

Por Julieta Mondet | Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

Su llegada sorprendió a propios y ajenos. Se lo esperaba recién para marzo, pero el viernes, sin previo aviso, Ricky Martín apareció en el aeropuerto de Mar del Plata junto a sus dos hijos, Matteo y Valentino, en lo que fue una visita fugaz al país por 24 horas. No había ningún show programado oficial ni eran vacaciones; el boricua vino tan sólo para cantar en un evento privado en la costa atlántica, y así como llegó se fue.

“Turbulencia, desde Mar del Plata a Pinamar. Todo por la música. Argentina por un día”, escribió en el epígrafe de un video que subió a su cuenta de Instagram en el que se lo ve haciendo monigotadas con sus gemelos, ya a bordo del helicóptero que lo trasladó el viernes alrededor de las cuatro de la tarde desde el hotel Sheraton, adonde había llegado a las 7, hasta Villarobles: su destino.

Un predio de mil hectáreas ubicado en el kilómetro 374 de la ruta interbalnearia, entre Pinamar y Mar de Ajó, en el que montaron un complejo bajo el concepto de “ciudad pueblo” con un centro comercial, canchas de golf, cinco km de lagunas artificiales y 300 metros de playa propia, entre otros lujos. Y cuyo dueño, el empresario neuquino de 58 años Raúl Vertúa, presidente de Servicios Vertúa, quiso que fuera Ricky Martin quien animara la fiesta de inauguración de su nuevo emprendimiento inmobiliario diseñado por Grupo 7.

La estrategia: escapar de la publicidad tradicional para promover el emprendimiento. “Ricky viene especialmente para el evento junto a todo su grupo de músicos y bailarines, llegará ese día por la mañana y a las 10 de la noche se presentará ante dos mil invitados exclusivos y cantará durante una hora y media”, deslizaron desde la organización una vez que se supo que Ricky estaba en la costa. Pero no agregaron más detalles ni del megaevento ni del empresario que pagó por el mismo.

Lo cierto es que para cuando el cantante llegó al lugar ya lo esperaban un camarín preparado por el grupo Fénix y su staff de músicos y equipo técnico para hacer la prueba de sonido. El escenario, que no tuvo nada que envidiarles a los armados para sus shows masivos, se instaló a orillas del mar, y alrededor se montaron carpas blancas, sillones y mesas para que los dos mil invitados, muchos vestidos de blanco, pudieran disfrutar y también estar cómodos.

Entre ellos hubo importantes empresarios e inversionistas, y famosos como Germán Paoloski y Sabrina Garciarena, Benito Fernández, Ángel De Brito, Ricky Sarkany, Barbie Simons, Yanina Latorre, Mariana Antoniale, Jimena Barón y Stefy Xipolitakis, entre otros. Muchos de los cuales se hospedaron desde temprano en hoteles aledaños a Villarobles y, aunque mostraron imágenes de la playa en sus cuentas sociales, no agregaron más información.

Al día siguiente, muchos de los empresarios volvieron al predio para participar de la preventa de lotes. Para entonces, Ricky ya estaba junto a sus pequeños en Miami, de regreso.

Archivado en: , ,