Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
21/01/2011 - 15:50

Destacada

Guillermina Valdez: “Me siento más sexual que a los 20”

A los 33 años, la modelo y actriz Guillermina Valdez se muestra espléndida como nunca en una sensual y provocativa producción de fotos para la revista SH de enero.

Yo me siento más sexual que a los 20, o cuando era adolescente, que es la edad en la que se supone que las hormonas te movilizan, pero no sabés qué hacer con eso. Me parece que a esta edad tenés juventud, ya tenés hijos, que te curte y te ayuda a organizar tu vida y a saber lo que querés y lo que no. Eso es al menos lo que me pasa a mí, cada una vive de manera diferente esta etapa”, define en la entrevista.

La esposa de Sebastián Ortega admite que el parecido con su suegra “es un estigma difícil de sacar”, pero en realidad reconoce que son mujeres diferentes.

Evangelina es una mujer que admiro. Tenemos valores cercanos, pero somos diferentes en nuestra naturaleza. Y también Sebastián tiene mucha personalidad, no es que va a estar con alguien porque se parece a su mamá en lo físico. Sí es verdad que él deposita mucho en mí y después tiene que recular… lo último que él hubiera deseado es que yo decidiera el camino de la actuación. Y digo: ‘Bueno, me quiere0, porque se la está rebancando”, explica.

—¿Por qué no quería que fuera actriz?
—Porque no le gusta, porque tiene un montón de prejuicios, porque no quiere que me bese con otro hombre.

—Claro, por eso en ‘Botineras’ la puso como la esposa de un gay…
—(Risas) Sí, ella tiene una historia al final con el personaje de Damián De Santo, pero es cortita…

—¿Le costó trabajar con su marido?
—No, para nada. Yo ahora busco abrirme otros caminos, después de pasar una prueba que fue entrar de lleno en la actuación, con un elenco de actores con una experiencia de diez años o más, como el de Botineras, y en una tira diaria, que no te permite elaborar nada. Es un ritmo al que yo no estaba acostumbrada. Pero vi que pude, que puedo ser actriz y no estar midiéndome todo el tiempo con la persona que tengo al lado, me relajé. Más allá de que soy muy exigente y me hubiera gustado estar bien en mi papel desde el principio, porque creo que estuve mejor hacia el final. El año que pasó me sirvió para esto, para vencer mi prejuicio laboral con Sebas, y para entrenarme. Ahora quiero abrir, ir por otro lado.

Archivado en: , ,