Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
17/08/2010 - 19:10

De Pasillo

Un grupo de extras denunció a Gastón Pauls por serias irregularidades

Los problemas para Gastón Pauls y su productora Rosstoc continúan: un grupo de extras de Tandil que trabajó en la miniserie “Tierra rebelde” lo denunciaron por irregularidades y afirmaron sentirse “manoseados” por algunos manejos de la firma que encabeza el actor y que fue noticia hace algunas semanas, cuando Perfil.com reveló que la productora tenía más de 284 cheques rechazados por casi cuatro millones y medio de pesos.

Según informa el diario El Eco , de Tandil, varios de los extras que participaron de la coproducción italiana con la televisión estatal de ese país, RAI, iniciaron acciones legales contra Rosstoc. Uno de ellos es David Vicente, de 47 años, un cuentapropista relacionado a la fabricación de muebles, que en la miniserie de época actuó como el panadero del pueblo. En principio, eran 15 días de trabajo asegurados, a 140 pesos la jornada, pero esa promesa no se cumplió.

“Te daban un papelito en manuscrito y había distintos asistentes de dirección que a vos te contrataban. En el caso del que me tocó a mí, que se llama Esteban Pizarro, junto al director de vestuario, que era tano, me eligieron de panadero del pueblo. Me dan un listado de días en un papel escrito por Esteban y me dicen: ‘Esto es un documento. Si vos aceptás, estos días son exclusivamente nuestros. No te podés comprometer a nada porque todos estos días te necesitamos e incluso está la posibilidad de que te usemos días adicionales’. Eran 15 días y nos ofrecieron 140 pesos por día”, afirmó Vicente.

Pero cuando comenzaron a trabajar, un fuerte temporal obligó a detener el rodaje. “Ahí fue cuando comenzaron las irregularidades”, marca el extra. “Todo el mundo tenía que hacer guardia pasiva en nuestras casas hasta las 23 y a esa hora, si le quedaba bien al asistente de dirección, nos llamaba por teléfono para comprometernos para salir a las 5 de la Escuela 1. Sin previo aviso, empezaron a dejarnos colgados, con días sueltos”, relató.

“Si vos tenés algún tipo de actividad y estás supeditado a que te avisen, a las 23 ya no podés tomar mayor compromiso para el día siguiente. Empezaron los recelos por ese tipo de informalidad; después nos dijeron que era la modalidad de la empresa. Ellos se creen con derecho a manosear tu tiempo”, aseveró el panadero de la ficción, que se queja porque de “los 19 días originales que estaba comprometido, me usaron 8 y quedaron 11 colgados” y no le pagaron lo prometido.

“Cuando nos citaron, después de 20 días, vino gente de Rosstoc y de la Asociación Argentina de Actores, ya tenían todo arreglado entre ellos, y nos pagaron los días que fuimos. De palabra nos dijeron: ‘Tenés razón, pero la plata no está’”, confió.

Las extensas jornadas laborales también fueron objeto de la demanda de los extras. Ellos afirman que el día de trabajo comenzaba a las 5 de la mañana, cuando salían con destino a la estancia Acelain, escenario de la serie, y terminaban a las 20. El diario local señala que además de no pagar horas extras –las jornadas por ley son de 8.45 horas-, el día se abona entre 150 y 210 pesos, cuando a los extras tandilenses les dieron 140 pesos.

“Si esta gente se hubiera portado bien, nadie hubiera ido a decirles me tenés que pagar 20 ó 30 pesos más el día”, dijo Vicente, quien también cargó contra la empresa de catering que los alimentaba en el set. “Dejó mucho que desear. Como a la semana de estar trabajando, un día nos intoxicamos 30 personas y algunos llegaron al hospital”.

Cuestión de millones. La situación financiera de Rosstoc es crítica. Con deudas por más de 4 millones y medio de pesos, se especuló con que la productora cerraría sus puertas, pero Alejandro Suaya, socio de Pauls, lo negó y dijo a Perfil.com que van a luchar para mantenerla a flote. Así las cosas, el extra Vicente sostuvo que no había problemas de liquidez en la filmación de “Tierra Rebelde”.

“Los tanos [por la gente de la RAI, que coprodujo la miniserie] vinieron, según las declaraciones que hicieron ahí [en la estancia Acelain] a los cuatro vientos, tiraron 60 millones de pesos, 11,5 millones de euros; a Rosstoc le dieron 28 millones de pesos por los servicios prestados”, sostuvo.

Perfil.com

Archivado en: , , , , , ,