jueves 21 de noviembre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 22-10-2019 20:00

Perro de Guido mata gato de Echarri

El miércoles pasado, sin El Host, El Trece eligió al conductor de Otra noche familiar para ganarle con El perro del Millón a Atrapa a un ladrón, de Telefe. Lo logró y mañana va por más. Como los perritos, Guido siempre rinde.

El último miércoles, ya sin el breve pero a mi gusto no bueno El Host, El Trece decidió, como siempre que las papas queman, recurrir a su conductor comodín y efectivo, Guido Kaczka para competirle a la serie semanal de Telefe, Atrapa un ladrón. Y al ladronzuelo que interpreta Pablo Echarri le robaron hasta los puntos de rating porque Guido, el hombre ya experto en conducir programas que uno no sabe muy bien de qué van pero funcionan, lo pasó por arriba.

Durante las dos primeras semanas, la serie había ganado en las mediciones, pero a Juan, alias, “el Gato”, el personaje que compone Echarri, Guido le cortó la cola con su clásico juego de El Perro del Millón. Perro de Guido mata a gato de Echarri.

El programa de los canes salió al aire el miércoles 16 de octubre, después de Argentina, tierra de amor y venganza, y aprovechó el buen piso de audiencia que le dejó la tira, ganándole a la ficción vecina por dos puntos:8,6 contra 6,6. Y es de esperar que mañana, miércoles 23, suceda lo mismo. Es decir que Guido, solito con sus perritos fente a la superproducción argentino-española pudo más que El Host de Adrián Suar y un elenco de estrellas.

Igual, para Kackzca eso fue pan comido, porque la verdadera proeza la logra a diario con su otro programa, Otra noche familiar, que mide siempre bien y figura siempre entre los cuatro ciclos más vistos del día. Y es para elogiar.

Salvo Los ocho escalones, un formato reconocido internacionalmente, a Guido siempre le tocan verdaderas misceláneas caseras a las que le ponen un poco de cada cosa, como cuando querés hacer una torta en casa y no tenés lo qie dice la receta, entonces vas mezclando un poco de esto, otro de aquello, una pizca de esto otro que tenía en la alacena, y al final, oh, là, là, te sale un bizcochuelo que todos se devoran y encima, te piden la receta. ¡Y los títulos! Menos marketineros que nombre de supermercado chino... Desde 2016 hasta hoy pasaron: Guido a la noche (un rapto de genialidad); La mejor elección; Dar la nota; Lo que das (¡!); Especial Perros; Hacelo feliz; Las puertas (¿¡se acuerdan!?); Lo mejor de la familia y La tribuna de Guido. Y yo no hubiera dado un peso por ninguno de esos títulos, pero acá estamos, con Kaczka en Otra noche familiar haciéndole preguntas a un hombre con traje de novio mientras su mujer, desde arriba y ataviada con el vestido blanco con el que se casó sufre esperando que él no se equivoque en la respuesta porque si no, se cae ¡a un pantano! Y entre todo eso, cuando hay tiempo, meten a los perritos, ahora como un segmento del programa, corriendo hacia una meta. ¿Qué otra cosa rara querés?

Desde aquí, mi aplauso. Porque hacer televisión con todo es fácil, pero sin siquiera un título como la gente, solo un buen conductor lo logra, y Guido demostró serlo. Y claro, cuenta con la ayuda de los perritos que, todos sabemos, en la tele y en el cine siempre “garpan”, que desde Lassie hasta acá casi no hubo mascotas fracasadas. Y bueno, Echarri, para no perder la costumbre, liberá a Guido y a los perritos de culpa y cargo y echale la culpa al gato...

Escuchá el audio

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario