viernes 18 de octubre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 24-09-2019 20:42

Condicional: Si Luli Salazar hablara bien, otro gallo cantaría

Mientras intenta convencer como opinóloga política, cada vez que habla sin libreto no emboca los tiempos verbales. Lourdes y Zaira le hacen compañía... ¡Perdón Cervantes!

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Qué terrible es cuando querés aparentar ser algo que no sos y no te da el piné.  No sé, al menos si yo intentara hacerle creer al mundo que soy, por ejemplo, cantante, intentaría a lo sumo desafinar un poco menos que Iliana Calabró, iría a aprender a embocar una nota, a hacer un falsete, algo. O si quisiera ser comunicadora, cosa que soy, procuraría por lo menos saber hablar de corrido y conjugar los verbos como Dios y la Real Academia Española mandan, y obviamente poner las eses cuando corresponde y no agregarlas cuando no, “vistessssss”. Lo mínimo indispensable, aunque sabemos que sería mejor lo máximo posible. Pero claro, eso haría cualquier persona ubicada que tiene un poco de orgullo, que quiere superarse y no pasar vergüenza.

Y para ejemplo de lo que hablo, hoy voy a tomar a Luciana Salazar, por cuya culpa el lunes 23 a la noche me sangraron los oídos, harta de escucharla decir en el Bailando, cuando intentaba dar cátedra de opinóloga política, una y otra vez, “si yo sería operadora no estaría bla, bla, bla...” o “si el próximo gobierno sería, yo diría bla,,bla, bla”. ¡Diosssssss, un mataburros a la derecha, por favor! Pero saben qué es lo peor del caso: que nadie en ese mismo momento y en vivo le dijo, Luli, se dice “si fuera”, o Luli, después del “si” jamás condicional o potencial, ¡llamalo como quieras pero no lo pongas ahí! No te digo que le den una clase de condicional simple y compuesto ni del uso de los tiempos verbales porque en cuanto tenga que pronunciar "pluscuamperfecto" se enreda, pero que alguien la corrija, ahí mismo o después.

Si yo estuviera atrás de cámara, tendrías que taparme la boca para no corregirte. Ves Luli, así se usa, no es tan complicado. Como hizo el otro dia Graciela Alfano en Los Ángeles de la Mañana, con Lourdes Sánchez, no sé si la vieron pero yo sí. Sí, claro porque Luciana no está sola en el mundo de los que se llevaron lengua a marzo y nunca la rindieron. En LAM, la mujer del Chato Prada, otra que entra perfectamente en mi categoría acuñada “panelinda”, no dejaba de meter oraciones en condicional, y dale que va: “si tendría”, “si me diría” y la pobre Graciela, a quien seguramente le dolían los oídos como a mí, la corregía en voz alta “si tuviera”, “si me dijera”. Pero la otra, ni se inmutó y hoy sigue hablando igual de mal. ¿Y Zaira Nara en Morfi? ¡Por favor, que alguien le dé clases! Yo creo que el día en que la bella Zaira deje de decir, “si tendría que”, Giorgini le hace una torta de dos pisos para celebrar.

Volviendo a Salazar, ay Luli, si querés que alguien te crea que no repetís como un loro la información que te mandan, o que no aprendés de memoria el speech, agarrá un libro que no muerde. O al menos, tomá un cursito de buen castellano, porque va a ser muy difícil que en una charla no te toque un condicional: ¡está en todos lados! Si yo fuera vos, lo estudiaría (ahí tenés otro, aunque vos dirías “si yo sería”). Y acá va uno más y no jodemos más: Si Cervantes viviera y te escuchara hablar, se moriría otra vez.

 

Galería de imágenes

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario