jueves 5 de diciembre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 23-09-2019 19:45

Anotá esta frase: Menos onda que Natalie Pérez en PH

Una mala noche la tiene cualquiera, pero ¡cómo transpiró Andy Kusnetzoff el último sábado con sus invitados! Me reí más con la peluca de Milei en la mesa de Mirtha.

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

El invitado es a un programa lo que el pan rallado a la milanesa. ¿O no? Y si no, que lo diga el pobre Andy Kusnetzoff, quien el último sábado transpiró de lo lindo con uno de los más aburridos de Podemos Hablar, en Telefe y que lo hizo bajar más de dos puntos de rating. A mí me encanta PH, pero este último me durmió y terminé cenando con Mirtha, que por lo menos tenía la peluca de Javier Milei para reírme un rato.

¡Qué aburrido! ¡¿Qué le pasaba a Natalie Pérez?!, por favor... Y los invito a leer los foros en las redes, donde los televidentes la mataron con memes y comentarios: Lo más suave que le dijeron fue que parecía borracha. Primero, en la sección inicial del “punto de encuentro”, junto al resto de los invitados (Sergio “oveja” Hernández, Inés Estévez, Benito Cerati, Costa e Ileana Calabró), la actriz empezó con que estaba cansada de tantas horas de grabar la tira Pequeña Victoria y le dolían los pies, así que se sentó en el piso: y después, cuando le tocó ir a elegir el vino y responderle a Andy la pregunta de rigor “¿con quién tomarías este vino?”, ambos asomados a la heladera donde hay una cámara para crear intimidad, ella la cerró, dejando a Andy riéndose por no llorar al grito de “¡cerró la heladera!” mientras ella le respondía retóricamente: “¿Con quién tomaría este vino? ¡Con ustedes!”. La onda, te la debo.

O nunca vio el programa o jamás se dio cuenta de que la preguntita era para que tirara algo emotivo, un pariente muerto, un amigo que extrañá, algo..., pero no, ella agarró el vinito y se fue a la mesa. Y allí, en su silla, la esperaba el oso gigante que siempre se ve en Pequeña Victoria (tira que, dicho sea de paso, ya me está aburriendo más que esa mesa de Andy), y al tomarlo para sentarse dijo que el oso estaba “caliente”, y ahí descubrió que abajo de la mesa había una estufa... Y un bloque después, ¡adivinen!, ya pedía “¡por favor, apaguen esta estufa que me estoy muriendo de calooor!”. Y dale que va, menos onda que pelo lacio, y encima los otros invitados no ayudaban porque también habían dejado el remo en casa...

Y bueno, no todas las noches se puede tener un Darin o un Furriel, que te la reman aunque no tengan agua. Ah, y aprovecho para hacer un pedido a la solidaridad a la producción de PH: cuando puedan saquen esa sección idiota del brasero con fuego para que los invitados quemen algo que no les guste que ¡ni ellos la entienden! ¿Es necesario el fueguito de cuerpo presente? Una tontería supina.

Volviendo al sábado, como dice el amigo Murphy, si algo puede salir mal, saldrá mal. Y en el último PH, la ley se cumplió a rajatabla. Pero vamos, que un tropezón no es caída, afinen la puntería con los invitados y eso sí, si va de nuevo Natalie, control de alcoholemia previo o que antes se duerma una buena siesta...

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario