miércoles 24 de abril del 2024
DESTACADA 17-09-2023 13:48

Verónica Llinás parodió a Javier Milei con una motosierra: "Tengo métodos muy convincentes"

La actriz promocionó la obra de teatro que protagoniza a través de un guiño para el candidato a presidente por La Libertad Avanza.

Verónica Llinás volvió a la red con sus parodias a políticos y divirtió a sus seguidores. La actriz usó una motosierra a modo de guiño a Javier Milei, quien la utiliza para representar los ajustes que planea si gana las elecciones de octubre.

Recientemente, el candidato a presidente por La Libertad Avanza encabezó una caravana en Olavarría y llevó una motosierra para agitar a su gente mientras gritaba: "Tiembla la casta". 

Verónica Llinás, por su parte, invitó a la gente a ver la obra de teatro que protagoniza, Antígona en el baño, mediante un divertido video con una motosierra. "Tengo métodos muy convincentes... vengan a ver Antígona en el baño o la pasarán mal. ¡Viva el teatro carajo!", escribió. 

Qué dijo Verónica Llinás sobre la actualidad del país

Verónica Llinás dialogó con Marcelo Polino en Polino Auténtico Intimo (Radio Mitre) y analizó la situación del país: "Estoy decepcionada un poco en general. Estoy viendo una violencia e intolerancia brutal, de hecho lo estoy sufriendo en carne propia, me están insultando mucho por cosas falsas. Me asocian con el kirchnerismo. Lo que yo hice una vez, porque lo voté y me defraudó horriblemente, es empezar a hacer videos humorísticos con Mauricio Macri".

"Pero eso no quiere decir que porque uno esté decepcionado de un partido político pertenezca a algún otro. Me parece horrible que hostiguen y agredan a compañeros actores; la otra persona piensa distinto, pero el objetivo es el mismo: la prosperidad del país que habitamos. Unos piensan que va por un lado, otros por otro, y otros, como yo, que no sabemos por donde carajo va", manifestó.

"Me cansé de lo insultos en las redes. Además se meten con algo muy delicado: la cancelación laboral. Ya hay un nivel de perversión muy grande, y eso está incitado por el periodismo. Creo que todos tenemos que pensar y bajar el dedo acusatorio en todos los sentidos. No se entiende el humor como humor; los humoristas estamos asustados de no poder decir cosas porque te van a catalogar de tal o cual cosa, o te van a agredir. Entonces, si no hay libertad, el humor no existe", reflexionó Verónica Llinás.

En esta Nota