domingo 15 de diciembre de 2019
Perfil.com
DESTACADA | 15-11-2019 22:00

Taylor Swift denunció que sufrió chantajes y amenazas de su ex agente

La artista publicó un contundente comunicado contra su ex mánager y pidió la ayuda de otros artistas y de sus seguidores. Mirá.

La cantante pop estadounidense Taylor Swift denunció que sufrió amenazas por parte de su ex agente Scooter Braun y el fundador de Big Machine Records, Scott Borchetta para no tocar sus antiguos temas durante la gala de los American Music Awards 2019, que se llevará a cabo el domingo 24 de noviembre.

La intérprete y compositora de 29 años apeló a sus 85 millones de seguidores en Twitter para que la apoyen en una disputa por la propiedad de sus temas y acusó a los ejecutivos de ejercer un “control tiránico” sobre su música. 

“Ahora mi actuación en los AMAs, el documental de Netflix y cualquier otro evento grabado que planee interpretar hasta noviembre de 2020 son un signo de interrogación”, dijo Swift en una extensa carta titulada "No sé qué más hacer" en la que explica con detenimiento lo que sucede. 

Según detalló. "Scott y Scooter han rechazado el uso de mi música anterior o grabaciones de actuaciones anteriores para el proyecto de Netflix, a pesar de que no hay ninguna mención de ellos ni de Big Machine Records en ninguna parte de la película", mencionó.

"Borchetta le dijo a mi equipo que me permitirán usar mi música solo si hago estas cosas: si estoy de acuerdo en no volver a grabar versiones de mis canciones el próximo año (que es algo que legalmente tengo permitido hacer y en verdad deseo hacerlo) y también le dijo a mi equipo que necesito dejar de hablar sobre él y Scooter Braun", explicó.

"El mensaje que me envían es muy claro. Básicamente sé una buena niña y cállate. O serás castigada. Esto está mal. Ninguno de estos hombres participó al momento de escribir esas canciones. No hicieron nada para crear la relación que tengo con mis fanáticos. Así que aquí es donde les pido su ayuda", contó.

La intérprete de "You Need To Calm Down" y "Look What You Made Me Do" comentó que aunque ha sido amenazada, decidió hacer pública su denuncia para que las actitudes de ambos hombres paren. “Simplemente quiero interpretar MI PROPIA música. Eso es todo”, dijo Swift. “He tratado de hacer que esto funcione en privado a través de mi equipo, pero no he podido resolver nada”.

La cantautora de 29 años ha criticado abiertamente que sus viejos máster de grabación estén en manos del mánager musical Braun, quien los adquirió con la compra de Big Machine Label Group de Borchetta en junio. Swift ha usado la venta y sus consecuencias para abogar públicamente por los derechos de los artistas y como parte de su pleito con estos dos ejecutivos.

Swift pidió a su legión de fans que presionen a Braun y Borchetta para que le permitan presentarse en vivo y para que otros de sus proyectos sigan adelante. Taylor también pidió a otros artistas, que incluyen a Ariana Grande y Justin Bieber quienes son representados por Braun, que denuncien y hablen con él. Además, pidió ayuda específicamente a Carlyle Group, la firma financiera que manejó la venta.

Esto encendió las redes sociales con los hashtags “IStandWithTaylor” (apoyo a Taylor) y “FreeTaylor” (liberen a Taylor) que se volvieron tendencia mundial en Twitter. Su íntima amiga Selena Gómez, Halsey, Lilly Allen, Gigi Hadid, entre otros artistas, se pronunciaron a favor de la cantante. En cambio Justin Bieber salió a bancar a su representante y amigo Scooter Braun.

The Big Machine Label Group dijo en un comunicado el viernes “en ningún momento dijimos que Taylor no podía presentarse en los AMA ni bloqueamos su especial en Netflix. De hecho, no tenemos derecho a impedirle presentarse en vivo en ninguna parte”. Y agregaron que Swift debe “millones de dólares y múltiples bienes a la compañía”. “Desde la decisión de Taylor de dejar Big Machine el otoño (boreal) pasado, hemos seguido honrando todos sus pedidos para habilitar todo su catálogo a terceras partes mientras promociona su actual disco, en el que no participamos financieramente”, dijo el escrito. Para finalizar, la compañía aseguró que Swift creó un discurso que no existe.

En junio pasado, la cantante denunció públicamente a Braun por bullying y de comprar los derechos de su catálogo musical, situación que desconocía. Borchetta salió en defensa de su socio y desmintió la versión de Taylor. 

L.M

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario