jueves 23 de mayo del 2024
DESTACADA 03-01-2024 14:54

La razón por la que Flavio Mendoza no puede hacer su espectáculo en Carlos Paz: Mamma Mía es el principal apuntado

El cruce entre Ricky Pashkus y el coreógrafo no tiene fin, a tal punto de ser señalado como el culpable de la localía de El circo de Ánima.

Flavio Mendoza protagonizó uno de los primeros escándalos en la temporada de verano luego de que haya tenido que hacer su espectáculo en Córdoba Capital y no en Villa Carlos Paz como habitúa. 

Uno de los principales apuntados fue Ricky Pashkus, quien es el Director General de Mamma Mía, luego de que el coreógrafo lo ayudara para poder hacer la obra en el Teatro Luxor, el más grande de la Villa. Sin embargo, esto generó que El Circo de Ánima se tuviera que mudar de ciudad

Todo comenzó "cuando Miguel Pardo se juntó en Madrid con Maxi Oliva, el Business Manager de Flavio Mendoza, le dijo que quería hacer algo pero esa información nunca le llegó a él". "Por eso Flavio está haciendo en Córdoba Capital", adelantó la cronista de Mañanísima (El Trece).

Además, contó que "el año pasado ya hubo problema porque Flavio salió a decir que no le habían habilitado el circo en Carlos Paz y es mentira. Pardo hizo de todo para que eso ocurriera".

"Flavio le hizo el contacto a Ricky Pashkus para el Teatro Luxor. Arreglan Mamma Mía con Flor Peña de protagonista y Flavio se enojó porque no lo llamó para agradecerle después que le hizo el contacto", reveló un panelista en el piso.

Y, agregó que esto no generó la ausencia del circo de Flavio Mendoza en la Villa sino que "Carlos Paz no permite armar carpas". Sin embargo, el coreógrafo considera que Miguel Pardo, principal accionista del Teatro Luxor, le soltó la mano ya que montó su espectáculo solo.

Por qué Flavio Mendoza atravesó un momento difícil

Flavio Mendoza se emocionó en PH, Podemos Hablar (Telefe) al recordar el bullying que sufrió por su sexualidad, y contó cómo convive con esa situación. 

“Yo el bullying no lo dejé de sufrir, me acostumbré, que es diferente”, dijo de contundente Flavio Mendoza al pasar al frente ante la consigna “pasen al punto de encuentro quienes alguna vez se sintieron sapos de otro pozo”. Andy Kusnetzoff preguntó “por qué”, y el coreógrafo sentenció: “Sigue estando el bullying y la gente gay sigue siendo cuestionada, sigue siendo tema de burla”.

Posteriormente, contó una situación vivida con su hijo Dionisio; “Iba de la mano por la vereda y pasa un auto con cuatro bolud... y me gritan ‘ay Flavio...’. ‘¿Qué te dijo papá?’, me dice mi hijo. ‘Nada, me está saludando’. Gracias a Dios, él todavía tiene esa cosa tan ingenua que no entiende, pero es bullying”.

“Vos no entendés cómo en 2023 ven a un tipo gay, porque siempre dije que lo fui, llevando a su hijo de la mano y me tengan que hacer eso. No está bueno. Por eso digo que me acostumbré. O me tengo que acostumbrar o tengo que salir con una ametralladora”, concluyó.

 

“A los 17 años, en un edificio que se estaba construyendo me gritaron ‘eh put... querés que esto y aquello’ y yo seguí caminando. Me transpiré la espalda de los nervios y la vergüenza. Y en ese momento, ¿sabes lo que hice? Me volví y le dije: ‘pero qué te pensás, hijo de mil, que yo te voy a hacer algo a vos con ese cuerpo espantoso’ y yo sí lo bullyineé a él. Le dio tanta vergüenza que se metió para adentro en la obra”, recordó el bailarín. 

“Tuve que reforzar con una doble agresión para callarlo. Eso es lo horrible. El bullying existe de esa forma y yo ahí dije ‘bueno, ya está, que digan lo que quieran en la calle’”, cerró Flavio Mendoza a modo de reflexión. 

A.G.