martes 04 de octubre del 2022
DESTACADA 24-04-2022 15:50

La perturbadora lucha de Analía Franchín contra sus TOCS: "Es algo muy violento"

La panelista de "Flor de Equipo" abrió su corazón y habló sobre los miedos que le dejó su dura infancia. Mirá el video.

Analía Franchín habló sin tapujos sobre el sufrimiento que padece desde chica. La panelista de Flor de Equipo (Telefe) recordó parte de su dura infancia y reveló las consecuencias que eso le trajo en su vida cotidiana. 

En la última emisión de PH, Podemos Hablar (Telefe), Analía contó lo perturbador que es para ella convivir con Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOCS). Primero, Franchín recordó que casi no tuvo infancia: "Casi no pude ser niña. Desde muy chiquita tuve que ser grande, siempre tuve que ser adulta. Atravesé una tremenda depresión de mi madre, llegó al punto de las personas que están en esa situación y me tocó encontrarla a mí, fue una situación muy ‘heavy’ para mi cabeza de 11 años".

Los TOCS de Analía Franchín

"Gran parte de todos mis miedos o mis fobias vienen de ahí", afirmó. Cuando Andy Kusnetzoff le preguntó por sus TOCS, Analía Franchín explicó: "Tengo muchos, algunos se exacerban con el tiempo o con la llegada de un hijo se te disparan unos nuevos. Empiezo a flashear y digo '¿Y el día que mi hijo salga? ¿Y si le pongo un chip, lo duermo y le pongo un chip?'".

Acto seguido, la periodista contó detalladamente uno de sus TOCS: "El otro día estaba entrenando y la profesora casi me toca la axila y yo me puse en un estado de alerta, porque me genera un nivel de angustia y violencia la axila. Vos me tocás la axila y yo te puedo llegar a lastimar, no puedo ver que vos te toques la axila ni yo tocársela a mi hijo, nada". 

Luego, Franchín habló sobre su TOC con las hornallas de la cocina de su casa: "Todas las noches, como veinte minutos, hago un raíd. Pero estoy orgullosa porque desde hace dos meses, la coreografía de las hornallas dura menos". 

Sobre el final de su relato, la famosa abrió por completo su corazón y narró lo difícil que es convivir contra los pensamientos negativos de su cabeza: "El TOC del pensamiento para mí es muy violento, mucho más que los otros dos porque se te impone una idea en la cabeza que te agota". Después habló puntualmente sobre la situación que padeció ella: "Mi papá para mí era una cosa inmensa. Él estaba internado luchando por su vida y mi TOC decía 'ojalá que te mueras, ojalá que te mueras'. Se me desagarraba el corazón porque yo sabía que no quería que pasara eso".

R.L

En esta Nota