sábado 24 de septiembre del 2022
DESTACADA 24-04-2022 13:05

El duro momento de Cinthia Fernández por una de sus hijas: "No quiere ir más al colegio"

La panelista de "Momento D" contó que tuvo que hablar con los directivos de la escuela para que tomen medidas contra el bullying. Mirá el video.

Cinthia Fernández abrió su corazón y contó que una de sus hijas sufre bullying en el colegio. La mediática reveló que la pequeña llega llorando a su casa y que, incluso, no quiere ir más a la escuela

En la última emisión de Momento D (El Trece), la panelista confesó el drama que vive: "Hace dos semanas vengo con este tema del bullying. Se están burlando de una de mis hijas con una cuestión física. Una de mis hijas tiene una dificultad física. No voy a exponer ni especificar cuál, yo ya lo he dicho públicamente".

Qué le pasó a la hija de Cinthia Fernández

"Están dale que te dale, que te dale, dos compañeritos. Una nena y un nene de segundo grado. Mi hija vino y me dijo que no quiere ir más al colegio. Para colmo, se le fue la mejor amiga que era la contención", aseguró Cinthia Fernández. "Yo fui, hice todos los pasos que tenía que hacer. Fui al colegio a hablar con la psicopedagoga y me dijeron que se iban a ocupar, que sabían la existencia de este problema, porque no solo son burlas, sino insultos", aseguró. Además, habló sobre otro caso de bullying en el colegio: "Le han llegado a sacar la lunchera a uno de los pibes y se la escondieron en el baño de las nenas para que no la encuentre y se quedó sin comer todo el día".

Hijas Cinthia Fernández

Respecto a qué le dijeron desde el establecimiento, Cinthia contó: "Fueron muy responsables, me dijeron que se están ocupando y que están en un conflicto grave con ese grupo, que no los están pudiendo resolver, pero que se están ocupando". Por otro lado, la famosa también se comunicó con los padres de los niños que le hicieron bullying a su hija: "Fueron muy receptivos, pero una de las mamás me dijo que estaba pasando una situación personal, porque se está separando y un montón de cosas, y que su hijo es bueno. Como siempre justificando".

"Pasó esta semana y hoy volvió el tema a mi casa, entonces tuve que volver a hablar con el padre. Pero mi hija vuelve a llegar llorando y no tengan dudas que voy a tener una mala reacción, porque yo ya estoy harta. Las cosas vienen de la casa, y también de la segunda casa que es la escuela, donde mis hijas pasan ocho horas. Esto pasa en todos los colegios", cerró angustiada. 

R.L

En esta Nota