martes 04 de octubre del 2022
DESTACADA 11-09-2022 18:56

El furioso descargo de Nai Awada: "Jamás tuve adicción a nada"

La actriz salió al cruce y aclaró que no sufrió alcoholismo.

Nai Awada recurrió a las redes sociales para aclarar sus dichos durante la entrevista que dio para Seres Libres (Crónica HD), donde recordó que años atrás sufrió ataques de pánico y ansiedad. 

 Descargo Nai Awada

"ESTOY INDIGNADA. Varios portales inventando que tuve adicción al alcohol cuando JAMÁS DIJE ESO. Dije que tomaba cuando era adolescente, lo cual hacen muchos y jamás tuve adicción a NADA. ¿Son tontos? ¿Cómo van a decir semejante cosa? Horror. 'Periodistas'", escribió furiosa la actriz en Twitter. 

En otro mensaje agregó: "Chicos, jamás dije que tenía adicción al alcohol, por favor, es un tema mega delicado. Gracias a Dios jamás fui adicta a nada, solo dije que TOMABA. Muy lejos de ser adicta, que paja que pongan cualquier cosa".

Descargo Nai Awada

Luego, mediante sus historias de Instagram, la artista volvió a apuntar contra los distintos portales que trataron el tema: "Es completamente indignante hacer una nota y luego que portales medio pelo inventen cualquier cosa para generar un título. Son de cuarta. Están poniendo que tenía adicción al alcohol, ¿están locos? ¿Joder con algo así? Jamás tuve adicción a nada, gracias a Dios. Eso es una mierda cuando inventan. Haciéndome quedar como cualquier cosa con un tema tan delicado. Hablé de un episodio de ataque de pánico e inventaron cualquier cosa. Es indignante". 

Descargo Nai Awada

A su vez, la famosa se manifestó enojada puntualmente con este portal, el cual solo se hizo eco se sus declaraciones en el programa Seres Libres, conducido por Gastón Pauls y emitido por Crónica HD, y adjuntó los videos correspondiente en la nota, así como también las declaraciones textuales de sus dichos.

Qué dijo Nai Awada en Seres Libres

Nai Awada habló a corazón abierto sobre la época más difícil de su vida y recordó el ataque de pánico que sufrió durante su paso por el Bailando por un Sueño (El Trece) en 2017

"Tuve una etapa, del 2017 al 2018, en donde yo siento que me perdí completamente. Estaba en cualquiera. Entré a un programa de TV, un reality super mediático y fui a por todo. Era chica y no entendía que los medios se fascinan con eso. A mí siempre me pesó un poco ser hija de un monstruo, mi papá, que lo amo", narró en Seres Libres (Crónica HD). 

"El precio que tuve que pagar fue muy alto. Además trabajaba de noche, en boliches. Estaba con esa necesidad de ser, mal puesta. Una sensación de hacer millones de castings y no quedar en ninguno. Los parámetros, las exigencias físicas. La mujer está exigida. A los 15 años sufrir esas experiencias fue difícil", recordó. "Por eso cuando apareció la oportunidad del reality, con un monstruo como Marcelo Tinelli, me tiré de cabeza", agregó. 

"En lugar de tomar la experiencia de una manera positiva para mí, me dejé llevar... Estaba perdida, no fue culpa del reality. Yo no dormía, trabajaba de noche, me acostaba a las 5 de la mañana y si a las 10 tenía que grabar una nota iba sin dormir", detalló.

"También en ese momento tomaba alcohol. Tomaba mucho. El alcohol iba a la inseguridad. No soportaba esta presión de sentirme fea. El alcohol pasaba a ser un fortalecedor. Yo tomaba e iba al  evento de un estreno de una película. Es como que yo era medio fóbica social, no podía estar en un evento sin tomar. ¿Por qué? Porque era insegura. Después en 2017 tuve ataques de pánico y tuve que renunciar al reality", confesó. 

"Mi cuerpo me dijo 'basta'. Fue la única manera que tuve de frenar. Podría haber terminado en un hospital porque bailaba alcoholizada, me caí del escenario en un show. Todos los jueves terminaba doblada del alcohol", reveló la artista.

Luego, Nai Awada abrió su corazón y contó cómo fue el ataque de pánico que la llevó a renunciar al reality de baile de Marcelo Tinelli: "En el camarín una vez me pasó que sentí que no podía respirar, que se me cerraba el pecho. Sentí que me moría. Empecé a traspirar, y todo a mi alrededor era como que se escuchaba abajo del agua. Estaba en una nebulosa, mareada". 

"Mi bailarín me agarró y me llevó al baño. Ahí le dije que me parecía que estaba teniendo en un ataque de pánico. Entendí que la ansiedad acumulada y no trabajada puede terminar en un ataque de pánico. Y yo no le daba bola a esa ansiedad y la tapaba con alcohol. Mi mamá, que es psicóloga, me ayudó. Después de eso bajé 15 kilos, fueron meses de recuperarme. Tenía tanta angustia que no podía comer", se sinceró. 

R.L

En esta Nota