Martes 31 de marzo de 2020
Perfil.com
DESTACADA | 20-03-2020 22:30

Caso Buquebus: "Se dijeron muchas mentiras sobre Luca"

La familia del joven al que se acusa por viajar infectado por el coronavirus y violar la cuarentena, habló con este medio, desmintió las informaciones viralizadas y dio su versión de los hechos. Los detalles.

En medio de la psicosis popular por la pandemia del coronavirus y a pocas horas de que se dictase la cuarentena preventiva y obligatoria para toda la Argentina, un episodio inesperado en un Buquebus que regresaba de Uruguay al puerto de Buenos Aires (repatriando argentinos que quedaron varados en el país vecino) encendió el escándalo y el pánico general, luego de que los 400 tripulantes a bordo acusen a un joven de 21 años, Luca Singerman, de viajar infectado y avisarlo a pocos minutos de arribar al puerto. 

Desde allí, la desesperación tanto de todos los tripulantes como de los familiares que miraban el bullicio a través de los medios de comunicación, desató diversas hipótesis y conjeturas que llevaron a afirmar que Luca se había escapado de un hospital, que viajó infectado, que se habría arrepentido estando arriba del buque poniendo en riesgo a los demás y que, incluso, había tomado un paracetamol para que le baje la fiebre y no se levanten sospechas de su contagio.

Sin embargo, Exitoína pudo tener acceso a información exclusiva de sus familiares y fueron éstos quienes salieron a desmentir las versiones que circulan por los medios y en las redes, con "un gran dolor en el corazón e indignación por difamar a Luca de forma muy abierta y sin chequeos previos".

"La verdad de esto ocurrió así: Luca se fue de intercambio por la UBA a Madrid. Cuando sucede lo del Coronavirus y suspenden las clases allá (sin saber cuándo iban a volver a tenerlas), tanto él como su grupo deciden volverse a Buenos Aires. Sin embargo, no consiguieron lugar para volver a la Argentina y sí en Montevideo. Por este motivo, uno de ellos propuso ir todos juntos a una casa en Uruguay a la que llegaron el día domingo. Obviamente, las familias preocupadas les pedimos que llamen a la asistencia médica y se hagan el hisopado, el cual se lo realizaron el día martes", comenzó el relato de la familia paso a paso. 

"Ellos se quedaron en Uruguay empezando la cuarentena que iban a hacer ahí y ninguno (tanto Luca como los amigos) tuvieron síntomas, de la misma manera que tampoco los tiene ahora Luca, estando en la clínica donde lo trasladaron para hacerle la contraprueba y llevarla al Malbrán. Al enterarnos las familias que la cuarentena en Buenos Aires se iba a profundizar de forma total y por pedido de todos, se comunicaron telefónicamente con el Consulado para averiguar si podían regresar desde Uruguay y hacer la cuarentena acá y desde la Entidad comunicaron que sí lo podían hacer y que no había inconvenientes", continuaron los seres queridos del involucrado con una precisión minuciosa de cada detalle. 

En la misma línea, los parientes de Luca procuraron desmentir las versiones falsas que circularon alrededor del caso del joven de 21 años que quedó en el epicentro del escándalo. "Jamás estuvo internado ni se escapó de ningún hospital, como se dijo en los medios. Luca se subió al barco sin saber nada, dado que al hacerles el hisopado les pidieron a cada uno los datos, entre ellos el número de celular, y el comunicado le llegó estando a 20 minutos de que el barco arribe al puerto de Buenos Aires", aseguraron. 

"Reiteramos, ninguno tenía ningún síntoma, ninguno se sentía mal. Y faltando 20 minutos para llegar, se entera de la situación. Lo que hizo fue auto-denunciarse, se dirigió a autoridades del buque para que se aplique el protocolo de Coronavirus en el barco, en el preciso momento de arribar. Y a partir de acá, ya es todo conocido. Las locuras de la prensa, de los medios y de todo lo que estamos viendo y escuchando que son puras mentiras. Pero se está empezando a revertir, porque ya hablamos con abogados y con la prensa de a poco, para aclarar la situación. Ésta es la situación y así es como sucedieron los hechos. Cuando tengamos más novedades las iremos dando", sentenciaron firmes, entre quejas de indignación. 

Y finalmente remataron la crónica y el descargo con un mensaje contundente: "Luca no tomó paracetamol ni nada de todo lo que se dijo, en lo absoluto. Pese a no tener síntomas, ni dolor de garganta, ni tos, ni nada (e incluso habiéndole aplicado la pistolita) y habiendo reincidido en la toma de temperatura hoy, con resultados negativos, él hizo lo que correspondía". 

Recordemos que el buque llevaba a 400 pasajeros y provenía de Colonia. El mismo fue demorado en el puerto de Buenos Aires luego de que Luca informe a las autoridades del barco que en un test de urgencia para la detección del COVID-19, realizado en Uruguay, finalmente le había dado positivo. Esto puso nerviosos a todos los pasajeros y el capitán relevó esta información a la empresa, las autoridades de la Prefectura Naval Argentina y sanidad de fronteras para que se lleva a cabo el operativo pautado para estas situaciones de urgencia.

Actualmente, el joven se encuentra internado, monitoreado por los médicos y con el acompañamiento de su familia a la espera de los resultados de la contraprueba. En cuanto a los tripulantes que venían a bordo en el momento de su arribo (19:30) todos quedaron en cuarentena obligatoria, aislados en un hotel cercano.

Galería de imágenes

Agustina Alessandroni

Agustina Alessandroni

Redactora

Más en

Comentarios