martes 06 de diciembre del 2022
DESTACADA 01-12-2021 10:34

Alejandro Fantino develó la verdad sobre la charla con la China Suárez: "No me dejó preguntar algunas cosas"

El periodista aseveró que la actriz le impuso un par de prohibiciones para su entrevista en Star+. Mira el video.

Alejandro Fantino fue el encargado de develar la versión de la China Suárez sobre el Wandagate. Algunos consideran que la famosa fue la que llevó adelante la entrevista para Star+ y que el papel del periodista quedó relegado, es por esto que ayer este ofreció su visión de lo sucedido en ese set de grabaciones en un móvil en vivo con "A la Tarde" (América TV).

El comunicador aseveró que la China Suárez tomó el mando de la entrevista sin temor alguno, de esta manera podía asegurarse de que no habría momentos incómodos para ella: "Fue una charla socrática, como me gusta decir a mí. Una charla con repreguntas cortitas y ella me abría pequeñas puertas y me dejaba entrar, o directamente no me las abría. Si la analizás técnicamente, fue una nota hecha con repreguntas, no con preguntas preparadas, más allá de que tenía un esqueleto en mi cabeza". 

El entrevistador reconoció que ha sido uno de los retos más importantes de su carrera: "La sensación que yo tuve con ella fue de una nota difícil para mí. Muy difícil pero muy difícil. Pocas veces estuve tan concentrado en una charla o en una entrevista. Difícil el tono, difícil lo que preguntaba". También reconoció que la dificultad recaía en no defraudar al público: "Difícil por lo siguiente: yo representé en algún punto a todos nosotros, entonces, si yo me quedaba corto con las preguntas mi medio podía decir: ‘Che, que poco preguntaste’.

De igual manera, Alejandro Fantino reconoció que las tan deseas preguntas sobre lo ocurrido con Wanda Nara y Mauro Icardi no llegaron por una predisposición de la China Suárez: "Algunas puertas no se abrieron, porque ella no tenía ganas. Me cerró algunas puertas cuando quise entrar al caso en sí. Ahí me dijo que las explicaciones se las debía sólo a los hijos y no iba a hablar del hecho. Y no puedo violentar una puerta si ella la cierra".

Fantino también confesó qué era eso que no se hubiese esperado nunca de este mano a mano con la China Suárez: "Hablamos de la monogamia, de la pareja abierta o del machismo de las mujeres, según ella y eso no me lo esperaba. Se dio ese fenómeno único de una charla con temas que fueron surgiendo de repente". De hecho, el periodista comparó la presión que le generó tener que entrevistar a la actriz al mismo nivel de tener que enfrentarse a los dirigentes políticos más importantes del país: "(Fue) la misma presión que sentí cuando me tocó entrevistar a (Mauricio) Macri siendo Presidente, o a un candidato del peronismo o a Alberto Fernández. La misma presión".

Lo que no se vio de la entrevista de Fantino y la China Suárez

Alejandro Fantino reconoció que conversó con la actriz y su equipo durante 10 minutos, momento en el que surgieron ciertas cosas que quizás todos deseen saber, pero que en realidad nunca develará: "Voy a revelar algo: yo tuve un off con ella. Mientras ustedes estaban al aire, yo charlaba con ella y dos personas más de su equipo. Ahora, ese off no lo rompo ni bajo un pedido de un juez federal. Ese off no me permitió preguntar algunas cosas después. Me contó un montón de cosas que quedan entre ella y yo. No lo llevé a la entrevista". 

Fantino también reconoció la valentía que tuvo la China de encarar una nota como esta en medio de un contexto tan complicado: "No entro en team China o Wanda, pero después de esta nota la respeto mucho. La noté muy plantada en la vida. Tiene los mismos quilombos que cualquiera de nosotros y vino sin ínfulas a la nota. Creo que mucha gente no la conocía tanto antes de la nota, con respecto a cómo piensa".

Fantino develó la razón por la que no se vio cautivado con el huracán de la China Suárez

El conductor de televisión reveló que, aunque la China Suárez es una de las mujeres más impactantes y bellas del país, no existió ningún sentimiento de atracción hacia ella: "Para mí la entrevista es sagrada. Yo ahí no tengo amigos ni amores. No podría entrevistar a Coni (Mosqueira, su pareja) ni a mi mamá porque cuando hago una entrevista no siento nada por el otro. No hay amor ni odio durante una entrevista. Esto es técnico. La China me parece divina, pero no me movilizó nada como mujer porque no me conecto desde ese lado.

Por supuesto, Fantino reconoció que la modelo tiene grandes atributos físicos y no físicos: "Obvio que es una mujer divina, pero no cuando la entrevisto. Pero mi nota fue a la China Suárez actriz y no la vi desde otro lado".

W.D.G.D.

En esta Nota