martes 25 de junio del 2024
DESTACADA 21-05-2024 18:40

Alberto Cormillot habló desde su internación y quebró en llanto: "Tuve días complicados"

El doctor salió al aire de Cuestión de Peso a través de una videollamada y no pudo contener las lágrimas al ver a sus compañeros.

Alberto Cormillot habló desde su internación en el Sanatorio Finochietto y quebró en llanto en pleno aire de Cuestión de Peso (El Trece).

Este martes, el doctor reapareció en TV tras varios días de internación por el accidente que sufrió hace una semana, donde se fracturó tres costillas, y se emocionó al hablar con sus compañeros de programa.

 Mario Massaccesi presentó a Cormillot, quien estaba atento a Cuestión de Peso (El Trece) a través del televisor, y él quebró en llanto. "¡Qué tarado! Me emocioné al ver a Jenni, y me emociona ver el programa y poder hablar con todos ustedes. Poder seguir discutiendo y peleándome con la gente como hace 20 años", expresó el médico cuando vio en pantalla a la exparticipante, a 14 años de su paso por el programa.

"Tuve unos días medio complicados, pero ahora estoy fenómeno", dijo sobre su salud. Y siguió: "Pero la estrella es Jenni, y yo la quiero felicitar, estoy muy feliz de estar con vos, de verla así, realmente fue siempre una estrella, y como dijo ella, entró una niña, y fue creciendo dentro del programa, y creció mucho".

Sobre Jennifer, expresó: "Y lo que decía del peso, llegó a un peso imposible de sostener, ella se dio cuenta que era imposible de sostener, pero eso requiere un tiempo, que uno admita que hay un peso que es el ideal, pero que las situaciones ideales en la vida son ideales, pero no son sustentables".

Qué le pasó a Alberto Cormillot

Alberto Cormillot se cayó durante la madrugada del lunes pasado y fue internado de urgencia. Tras la preocupación, explicó lo sucedido y llevó tranquilidad sobre su salud.

El médico salió al aire de Cuestión de Peso (El Trece) a través de una videollamada desde la clínica donde continúa bajo observación, y contó: "Después de la oscuridad y un carrito de Emilio, que me jugaron una mala pasada, me caí, me golpee fuerte y me fracturé tres costillas".

"Cuando tenés la costilla rota, lo que podés hacer es moverte menos y esperar, porque no se puede enyesar. Ahora estoy sin dolor porque estoy en el Finochietto con una analgesia por vena", explicó Cormillot.

"Doy gracias a Dios que solo fue rotura de costilla, porque el golpe fue muy fuerte contra una punta de madera. Me hicieron todos los estudios y me tengo que quedar acá por unos días, hasta que pueda empezar a manejar el dolor con analgésicos por boca", agregó.

En esta Nota