sábado 14 de diciembre de 2019
Perfil.com
DE PASILLO | 27-11-2019 14:36

Anamá Ferreira: "A mi hija le hacían bullying porque se duchaba"

Por Hernán Dobry | La modelo repasa su vida, sus esfuerzos, y la etapa cruel de la adolescencia que también sufrió su hija Taína.

Fue  modelo y ahora dirige su propia escuela que forma a jóvenes aspirantes a las pasarelas. Fue actriz y actualmente es panelista de televisión e, incluso, se atrevió a participar de Bailando por un sueño cuando sabía que la danza era su punto débil. A lo largo, de sus más de cuarenta años de carrera en la Argentina, Anamá Ferreira se ha caracterizado por su esfuerzo y por no haber parado nunca de trabajar. 

- ¿Qué es lo que le atrae de su profesión?

- He hecho muchas cosas. Me he pasado la vida trabajando, que es lo que sé hacer. No sé por qué me gusta tanto. A veces me lo pregunto. Hay gente a la que no los disfruta y lo hace porque es necesario, como me pasó cuando empecé y era vendedora en una casa de zapatos o secretaria ejecutiva. Me encanta generar cosas todo el tiempo, hacer una idea, pensar e innovar, estar actualizada. 

- ¿De quién heredó eso? 

- De mi papá. Nunca lo vi en mi casa sin trabajar, diciendo que no tenía nada para hacer. Para mí, siempre estaba trabajando, jamás lo vi vagueando. El sábado se arreglaba y salía a tomar algo con los amigos. 

- ¿Nunca se da por vencida? 

- Jamás pienso que algo no se me va a dar, sino en que va a funcionar, que puedo hacerlo, que puedo entrar a cualquier lugar, que puedo llegar. La palabra “no” no está incorporada en mi vida, no existe. Vivo soñando y pensando que algo es posible.

- ¿Eso lo aprendió cuando era chica y sufría en su pueblo en Brasil? 

- Fueron años duros porque los adolescentes son muy crueles. Muy pocos la pasan bien. Mi hija tampoco la pasó bien, le hacían bullying porque iba arreglada, se duchaba, iba bien y le hacía bullying porque era la "concheta de barrio norte". Los chicos sufren. No la pasé tan bien en la adolescencia, la luché mucho. Tuve que pelear mucho para sobrevivir, para lograr las cosas, detestaba todo en mi pueblo. 

- ¿Por eso deseaba tanto irse de allí? 

- Mi mamá quería que fuera maestra y yo decía que no, que no me iba a quedar allí solterona. Me quería ir de ahí, viajar a Río de Janeiro. Soñaba con la moda. Me hacía todos los vestidos, quería a estar en la moda, pero no sabía cómo entrar a ese mundo tan difícil.

- Siempre añora los ’80, ¿por qué? 

- Porque fueron fabulosos, todo vuelve a esos años: La música y la moda. Fueron una revolución, volvió la democracia acá y en Brasil después de 20 años de gobierno militar. La movida era muy fuerte, estaba Mau Mau, Le Club, La City, íbamos de un lado al otro, éramos las chicas del momento, estábamos en todos lados. Era genial. Había que saber manejarse muy bien. La noche es muy linda, pero tenés que saber la hora en la que irte a dormir. No tenés que meterte en las drogas y todo eso.

- ¿Qué significó Mesa de Noticias en su carrera? 

- Fue la posibilidad de entrar en la casa de todos. Llegaba al interior y tenía todo el pueblo esperándome. Fue mi carta de presentación en la Argentina. Todos miraban el programa. Los chicos de esa época hoy tienen hijos, me siguen conociendo. Para mí, fue muy importante eso, como lo fue ahora ir a Bailando por un sueño, porque agarré a la otra generación que está en Internet, en Youtube y hablan de otra manera. Soy mi propio marketing

Entrevista concedida al programa Voces y memorias, que se emite los martes a las 20 por
Eco Medios AM 1220.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario