Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
29/07/2017 - 11:47

Tuvo cáncer a los 16 años

La conmovedora historia de vida de Carmela Bárbaro

La periodista fue la invitada de Yanina Latorre para bailar la Salsa de a tres en ShowMatch. Sin embargo, su padre, el analista político Julio Bárbaro, sorprendió con la dura historia de su hija.

Para su salsa de a tres en el Bailando, Yanina Latorre incorporó a Carmela Bárbaro, su compañera en el programa “Los Ángeles de la mañana”. En la previa, el padre de Carmela, Julio Bárbaro, reveló la historia desconocida de su hija, quien hace 25 años estuvo en silla de ruedas y los médicos no le aseguraban que pudiera volver a caminar.

Consultado por Marcelo Tinelli por cómo bailaba su hija, el reconocido analista político sorprendió al revelar la historia de vida de la periodista. “Hace 25 años, ella estaba en silla de ruedas y los médicos le dijeron que no iba a poder caminar. Después, un médico del Italiano le dijo: ‘Bailar no vas a poder, pero caminar sí’, así que para ella, que la vida le de esta revancha, saque cero o algo es lo mismo”.

Al llegar a la pista, el conductor se mostró conmovido por la historia e indagó más. “Tuve un linfoma, un tipo de cáncer, a los 16 años, y una quimio muy larga y, consecuencia de eso, se me descalcificaron los huesos, es una especie de osteoporosis localizada… Cuando surgió esto, tenía mucho dolor, no podía caminar”, relató Carmela.

“Hasta que descartamos que sea cáncer de huesos, fue un proceso muy largo”, agregó.

Luego contó que, en medio del tratamiento, hubo médicos que le propusieron cortarle la pierna: “Los médicos a veces son un poco brutos, me querían cortar la pierna. El muñón, en dos meses, no duele más, ‘me decían’”, pero también se encontró con otros profesionales: “Tuve médicos que me dijeron que el cuerpo es sabio y recompone las funciones naturales”, contó la panelista de LAM.

“Me lo tomé siempre con humor y en familia, y así salimos adelante. Encontré especialistas maravillosos que me dieron otras opciones y pude retomar mi vida normal. Camino, bailo. No reniego de mi historia, no tengo problema de contarlo. Hace muchos años la palabra cáncer era sinónimo de muerte y hoy ya no es así. A veces, te podés curar, a veces se puede hacer crónico. Yo lo pasé y no tenía opción. Tenía 16 años y tenía que vivir, no me planteé otra alternativa“, concluyó Carmela ante la mirada de su padre, notablemente emocionado.

Fotos: Jorge Luengo-Ideas del Sur

Archivado en: , , ,