Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
10/07/2017 - 17:20

Teatro

¡Topa corazón!

El nuevo espectáculo de Disney Junior demuestra que también se puede ofrecer calidad para los más chiquitos.

El hall del teatro Opera es un hervidero de padres y nenitos (muchísimos). También hay celebridades con hijos y sobrinos. Todos esperan, con ansiedad, ver el show Junior Express en vivo y descubrir qué novedades propone la factoría Disney para este segmento.

Para mitigar la espera, unas pantallas gigantes instaladas en el Opera (repleto como en cada función) arman juegos con los personajes del ciclo encabezado por Diego Topa que ya tiene 4 años al aire.

El escenario luce un telón selvático espectacular y, cuando las luces se apagan, grandes y chicos gritan porque una música conocida comienza a sonar y, junto a Harmony, Josefina, los Rulos y los bailarines sale volando Súpertopa y todos aplauden, gritan y cantan. Es que el amor que sienten por el actor/personaje (una unidad indivisible) es incondicional.

Con un comienzo de tanta altura, la alegría es contagiosa y todos cantan las pegadizas tres canciones seguidas que hace la troupe. El regocijo comenzó y se mantiene hasta el último tema, esta vez ensamblados por una trama con mensaje ecológico y situaciones de comicidad a cargo de los Rulos (los muy aplaudidos Hugo Rodríguez, Joel y Brian Cazeneuve) y el chef Arnoldo, el otro yo del Capitán Topa.

La obra, que ya recorrió varias provincias argentinas, abunda en explosiones de papelitos, avances tecnológicos y funciona como un relojito en lo referido a la participación de todos los integrantes del equipo. Mucho tiene que ver en lo efectivo la mano de Osqui Guzmán como director de la puesta. No faltan las canciones clásicas como Me muevo para aquí y Lo que llevas en tu corazón, como las nuevas del último CD Porque yo te quiero, que incluye la hermosa Acuarela de Chico Buarque que Diego interpreta solo, en un momento de gran comunión con el público.

Porque Topa supo hacerse querer por los chicos y también por las familias, su entrega sobre el escenario es total y hasta se permite salir del libreto para hablar en primera persona y agradecer la complicidad que logra con la audiencia.

Año a año (van por el quinto), el gran equipo de Disney se supera ofreciendo algo nuevo, de calidad, redoblando la apuesta con respecto al show anterior para que las familias se sigan sorprendiendo y deleitando. La demanda es tal que desde que estrenaron el 24 de junio están de martes a domingo a las 15 y 17.30.

De todos modos, el centro de este espectáculo es Diego Topa, un hombre cariñoso, sensible, familiero y cuidadoso del mensaje que transmite: querernos y demostrarlo en los gestos. Como hace él cuando está fuera del radar, visitando a chicos internados y tratando de responder a tanta demanda que recibe. ¿Cómo no quererlo?

Por Patricia Daniele | @Pato_Daniele