Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
17/11/2016 - 13:50

Entrevista

Roberto Pettinato: “El fenómeno del Indio Solari no me cierra”

CONDUCTOR. A los 60 años, Roberto Pettinato se luce en La hormiga imperial por Magazine TV. Foto: Marcelo Aballay.

Por Gustavo Méndez (*)| El conductor, comediante y músico dice que es el único pseudo-Tato Bores que queda en la TV, y jura que no irá a Radio 10. Sostiene que Macri deberá hacer lo que prometió en 2017, y admite que ocuparía un cargo político en Cultura.

Está famélico. Le pide a su mucama, Mercedes, que por favor le compre una de las tortillas de verdura que tanto le gustan. Llegó de la calle, en calzas fluorescentes, pero para la nota con PERFIL pide unos minutos para ducharse. Regresa de camisa, traje y zapatos. Tiene 60 años, tres divorcios y cinco hijos, pero su energía es la de un adolescente cambiante, y a la vez no pierde a ese hippie de los tiempos de Sumo, hoy convertido en hippie con prepaga. Roberto Pettinato asegura, ya sentado en el living de su nueva casa en Recoleta, que este año alcanzó la plenitud con el humor en TV de La hormiga imperial (Magazine). El departamento, amplio, bien ubicado, cotiza en varios miles de dólares. “No estoy salvado. Con lo vago que soy me hubiera dedicado a tocar el saxofón, que no gano un centavo. Tengo dos pequeños que mantener”, en alusión a Lorenzo y Esmeralda (ver recuadro). Petti, además, gira con el stand up, hace Radio rana en la Rock & Pop (“un programa fumón”) y el espectáculo Sumo por Pettinato. “La hormiga imperial cayó en un momento de vacío de contenido. Pasamos del contenido del kirchnerismo, desagradable, al de Cambiemos: la nada misma. Nadie hace humor. Nadie critica”, apunta Pettinato, y su verborragia lo envalentona: “El único semi, pseudo-Tato Bores que nos va quedando es Roberto Pettinato”.

—¿La gente te agradeció salir de “Duro de domar”, un ciclo pegado al kirchnerismo?

—Yo no soy el Dady Brieva de Cristina. Nunca lo fui. En Duro… había panelistas que eran más kirchneristas que otros y querían traer todo el tiempo a Aníbal Fernández, y es verdad que en mi monólogo me salían más fácilmente los chistes
contra Macri, porque estaba cansado de hacer chistes contra Cristina. —¿Te gusta Macri? —No sé cómo se gobierna.

—¿No? Pagás impuestos.

—Sí. A Macri nadie lo está jodiendo para que no gobierne, no va a poder decir el día de mañana (pone voz de niño): “El peronismo no me dejó gobernar”. El año que viene tiene que arreglar lo que prometió para que la gente esté mejor. Eso no quiere decir que vaya a volver Cristina, ¿eh? Hay elecciones, el peronismo debería reorganizarse.

—Tu padre fue director penitenciario nacional, puesto por Perón, con quien tenía una excelente relación. ¿Qué diría tu padre de este peronismo dividido?

—Estaría revolviéndose en la tumba. No tiene nada que ver el peronismo de hoy con los años 50. El kirchnerismo se encargó de decir “somos kirchneristas”. Todo estuvo tan mal informado del peronismo, tienen un nivel tan hueco y pobre de marketing… y los otros, el superpoder que tienen es el marketing.

—Vidal sube en las encuestas, ¿la ves gestionar bien?

—No sé qué hizo. La veo una buena mujer, una buena sonrisa, y que está muy amenazada. ¿Tu gestión es decir todo el tiempo que estás amenazada? Ojo, tampoco supe cuál era la gestión de Scioli, era un silencio…

Pettinato dice que es un ser independiente y no sabe por qué lo invitaron a la fiesta de asunción de Macri en el Colón. “Estaba en casa y me agarró fiaca. Fui a la de Néstor y Cristina, pero no salgo al balcón a abrazarme con los presidentes”, afirma, y jura que “nunca me ofrecieron un puesto político”. Sobre si sería funcionario, no lo rechaza: “Y… tal vez un subsecretario de algo. ¡Estuvo Lopérfido! Por lo que veo en los políticos, me siento más inteligente y capacitado. La rosca política se podría hacer más divertida. Se pueden hacer cosas mejores y rápido. No se puede vivir de recitales populares todo el tiempo”. Afirma que no tiene un referente político: “No tengo un tipo que vos digas “éste era…”. Perón era un grande, y Néstor, que llegó con un mísero 22%, tal vez era un gran gestor pero no leí nada maravilloso o extraordinario que haya dicho”. De regreso en su métier artístico, dice que es un “gran conductor para los fragmentos de la noche” y critica a Fantino, Paoloski y Novaresio: “Piensan que tienen un Late Night Show y no. Son gente que va a la noche y sólo tiene una buena escenografía”.

—¿Como músico te gustás?

—Tocando el saxofón y haciendo free jazz encontré lo que realmente me gustaba hacer. El jazz común no me gustaba, no me interesa. Me gusta mucho cómo toco la guitarra, soy un enorme guitarrista rítmico, un guitarrero quilombero, y la alegría mía está puesta en la batería.

—¿Qué mirada tenés del Indio Solari?

—El documental (Tsunami, un océano de gente) no lo vi . Por lo que vi, Pergolini dijo que no lo expusieron, pero para mí sí lo expusieron todo. Yo soy más de Skay (Beilinson, ex guitarrista de Los Redondos), él fue la clave. Nunca voy a olvidar cuando, a las dos semanas de que había muerto Luca (Prodan), el Indio se peló y se puso anteojos oscuros y me llamó Germán (Daffunchio) y me dice: “¿Viste la foto de Luca?”. “Sí, está buena”, le respondí. “No es Luca, idiota”, y miré bien y era el Indio Solari. El fenómeno fueron Los Redondos. El fenómeno Indio Solario encerrado en Parque Leloir no me cierra. No entiendo esa mística prefabricada. Sus discos solistas no me dicen nada; los discos de Skay sí me dicen, me parecen un Sargent Pepper. Ahí se demuestra lo que era el Indio y lo que era Skay. Lo cierto es que Skay crece siete veces más musicalmente que el Indio, pero el Indio es el fenómeno, por ser la voz. Es como si Luca viviera y se hubiera hecho solista. Sin dudas que llevaría más gente estando solo que Sumo por otro lado, Divididos, o Las Pelotas.

—Hubo rumores de que vas a Radio 10 en 2017, ¿tuviste alguna reunión?

—Tengo reuniones con todas las radios. Pero no es Radio 10, voy a ir a una FM. Veremos… Según supo PERFIL, Pettinato estaría cansado del atraso del pago de sueldos y los paros del personal en Rock & Pop. Su destino en 2017 será en FM Pop 101.5. Marcaría así el regreso al Grupo Indalo.

BENEFICIADO POR EL DIVORCIO EXPRES.

Ninguno de los tres hijos mayores de Pettinato –Tamara, Homero y Felipe– siguió una carrera universitaria. “La irreverencia mía la tiene Homero; Tamara es la comediante, y Felipe es el artista”, define. Esmeralda y Lorenzo, los dos más pequeños, le piden ir con él a La hormiga imperial. “Lorenzo salió en cámara. Yo me ponía fuera de plano y hablaba y él gesticulaba como si hablara
él. Pero no pueden salir menores y dejamos de hacerlo. Esmeralda es explosiva. Me dijo un día: ‘Papá, lo único que quiero es ir a la tele y salir’. Quiero decir: ‘Estoy harta de vestirme de princesa, carajo’”. Petti dice que a los chiquitos los ve seguido, “de manera aleatoria”, ya que con su ex mujer, Karina El Azem, limaron asperezas. “El divorcio recién terminó hace dos meses; duró casi tres años y salió
gracias al divorcio exprés. Fue muy doloroso para ambos, muy hinchapelotas, pero ahora nos llevamos muy bien”, asegura. En su casa lo acompañan tres felinos: Olsen, Anderson y Fyhn. Según cuenta, los bautizó así por su ascendencia noruega materna. El ex Sumo dice: “Estoy muy bien, de novio”, y sostiene que “mis relaciones (amorosas) son intensas, no curto por curtir”.

* Para Diario PERFIL

Archivado en: