Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
19/10/2015 - 22:05

Se reserva el nombre de su candidato

Oscar Martínez contra Gerardo Romano por sus críticas a Macri

El actor le contestó a su colega luego de que éste comparara a Mauricio Macri con Hitler.

Oscar Martínez opinó sobre las polémicas declaraciones de su colega Gerardo Romano, quien comparó la candidatura presidencial Mauricio Macri con Hitler.

“Macri es como si se presentara Hitler nuevamente en Alemania”, comparó Romano, polémico, y agregó: “me tengo que suicidar si me tengo que comer cuatro años de macrismo“.

Este sábado, en diálogo con el programa Resumen de una semana agitada, por Radio LK, Oscar Martínez opinó: “Me pareció un exabrupto muy desagradable, pero no me sorprendió para nada que haya dicho eso. Porque lo conozco a Gerardo hace muchos años y sé cómo funciona y cómo piensa. No tengo una relación continua con él ni mucho menos, pero hemos trabajado alguna vez juntos”.

Consultado sobre la “falsa idea de que la mayoría de los actores sean oficialistas”, dijo: “Conozco a mucha gente del medio que no es oficialista. Lo que pasa es que todo oficialismo tiene medios propios, es más vidriera y más canales de difusión que los que no lo son. La gente cree que el 99 por ciento de los actores somos kirchneristas. No tengo una estadística para decirte un porcentaje, pero sí puedo decir que se podría llenar un estudio de TV con gente muy notoria que no suscribe al proyecto oficialista que ya lleva 12 años”.

Respecto a las declaraciones de Juan José Campanella, quien apoyó a Macri, dijo: “Bastante ya con que he expresado mi desacuerdo con el proyecto oficial. No decir a quién voy a votar. Respeto mucho a Campanella y estuve viendo como le han caído encima. La verdad que la campaña deja mucho que desear por lo sucia y el paupérrimo nivel general de todos los candidatos. Es una campaña muy pobre, demagógica, especulativa y marketinera. Es muy poco edificante y por eso es que tampoco quiero decir a quien voy a votar”.

Al preguntarle si cree que los actores que militan obtienen algún rédito económico, expresó: “En algunos casos sí y en otros no. En todo movimiento hay gente arribista y otros que se comprometen honestamente en lo que está llevando a cabo una fuerza política. Pero a mí me consta que hay gente que obtiene beneficios que pueden ir desde lo económico hasta levantar un teléfono para hablar con un ministro o conseguir empleo para sus hijos. Este es un país con una memoria muy escasa. De hecho, en los últimos 30 años se puede ver a gente muy notoria que estuvo siempre con el oficialismo de turno. Ya sea Alfonsín, la Alianza o el menemismo. A esos mucho no les creo”.

“Me parece que cuando uno es público tiene que tener cuidado de no ser utilizado. Yo siempre me cuidé de eso. Porque prefiero tener libertad de opinión. Por ejemplo, adherí mucho al gobierno de Alfonsín, pero me cuidé mucho de aparecer cerca porque no era militante radical ni quería ser identificado para no tener que callarme la boca cuando tuviera que estar en desacuerdo con algo. Creo que eso siempre es conveniente. Todo depende del grado de intensidad con el que adhieras. Hay gente que apoya y otra que es fanática”, agregó.

Luego sostuvo que “el fanatismo es algo que no comparto en ningún ámbito. Pero mucho menos en política porque hay gente que terminó aprobando todo lo contrario de lo que decía defender por estar identificada con una camiseta. Eso me parece muy penoso”.

Finalizando, al ser consultado sobre cómo cree que recordarán a Cristina Fernández, el actor y director dijo: “No tengo la bola de cristal, pero supongo que va a ser recordada de un modo muy conceptuoso por quienes la defienden enfáticamente. Mientras que por los que padecimos estos 12 años, al menos estos últimos ocho, también la recordaremos tal como la hemos vivido. Habrá que ver como se la ve dentro de 30, 40 o 50 años. Tampoco voy a vivir eternamente. No lo puedo saber ahora”.

Archivado en: ,