Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
14/03/2015 - 11:20

Teatro

El viaje a la Luna más romántico

Hay amores que matan… de la risa. Te quiero hasta la luna ¿ida y vuelta?’ es una obra del teatro alternativo de Buenos Aires que permite apreciar en su plenitud la belleza de una historia bien contada de principio a fin que, en su mayor simplicidad y sencillez, consigue plasmar la magia del amor veradero.

La obra cuenta la tierna historia de amor de Pablo y Julia, quienes se convirtieron en amigos a los siete años, después se pusieron de novios y a los veinticinco se separaron. Pero un sueño compartido de toda la vida los volvió a reunir: un viaje a la luna. El espectador es testigo de ese reencuentro y de los momentos más cruciales de su relación a través de flaskbacks.

La pareja son el ying y el yang: Julia es atolondrada, desorendada, bestia y pasional, Pablo estructurado, lógico, cuidadoso y racional. Ella viaja en la línea de subte “roja”, él en la B, ella ve la luna de color amarillo, él dice que es blanca. Ella no ve una diferencia entre un robot y una computadora, un ukelele y una guitarra o una lipotimia y una hipotermia, él es capaz de dar la definición exacta de cada concepto.

Dos personajes que llegan al alma de cualquier espectador e incluso de los actores que los interpretan: “Sofi y yo no estamos dispuestos a soltar a Pablo y a Julia, se han vuelto una parte tan importante de nosotros… es como un reencuentro con alguien que queremos realmente mucho”, explicó Francisco Ruiz Barlett, quien interpreta al protagonista masculino. “Julia es lo más, quiero que exista y ser su mejor amiga”, reveló entre risas Sofía González Gil, la actriz que encarnaba a la hija de Araceli González en la tira Guapas y da vida a la protagonista femenina.

El origen de la obra, que está en cartel desde hace casi 100 funciones, es tan entrañable como la historia misma: “Empezamos a pensar a partir del concepto que eran dos personas que viajaban a la luna, no había nada más que una pareja, ni siquiera sabíamos cómo eran ellos. Fue a partir de que empezamos a improvisar que aparecieron los personajes, incluso los nombres aparecieron mucho después, me acuerdo que cada uno (Sofía y Francisco) le puso el nombre al personaje”, recordó Matías Puricelli, director de la obra.

Puricelli está acompañado en la dirección general por Francisco Ruiz Barlett, ganador en Mar del Plata del Estrella de Mar como revelación masculina: “Somos creyentes de que un poco el arte, si vos lo vas transitando, te va dando solo la data. Incluso nos pasa constantemente de redescubrir cosas, a pesar de ser los autores. Me parece que ahí está lo más lindo del arte”, dijo el actor que interpreta a Pablo.

En sus inicios, el escenario contaba con una gran escenografía que simulaba la nave espacial en la que viaja la pareja y la superficie lunar. Una noche el teatro no pudo abrir pero el equipo no canceló la función y la representó en otro lugar. Fue ahí cuando se dieron cuenta de que la clave de la pieza no era el ambiente sino “ver a través de los ojos de los personajes”. “Eso es lo que pasa con la obra, además de que es sencillo el mensaje, también en sencilla de montar. Nos permite hacer ese sueño idílico del teatro de tener la obra metida dentro de una valija que es algo muy tierno. Así vamos a todos lados, con las dos valijas y nosotros tres”, relató Puricelli.

Luego de una exitosa temporada en Mar del Plata, el equipo regresó a su casa, El Método Kairós Teatro, todos los miércoles a las 20.30 horas para empezar la quinta temporada: “Ésta es la vuelta más triunfal, porque venimos de Mar del Plata con una Estrella de Mar y tres nominaciones. Y la gente por ahí les interesa un poco más que las primeras veces cuando volvíamos. Creo que en este momento nuestro mayor trabajo, más allá de que la obra se sostenga, es cómo hacemos para que venga gente de vuelta y generar eso que llena la sala, que creemos que es lo que la obra se merece”, explicaron durante la entrevista.

La historia de Pablo y Julia abarca todas las edades y sobrepasa todas fronteras. A parte de en varios puntos de nuestro país, la obra se representa en México desde 2013, y se han contactado de otros países como Colombia y Uruguay para hacerla. “Nosotros queremos viajar pero a la vez nos encontramos con tantos lugares que la quieren hacer…”, bromeó el trío de artistas. ¿Cuál es el objetivo de 2015? Llevar la obra hasta el otro lado del charco, en Madrid, al empezar la primavera (entre septiembre y octubre).

En una época en la que lo que está de moda es estar soltero, en la que la mitad de los matrimonios acaban en divorcio, que se perdieron ciertos valores en las relaciones de pareja, Te quiero hasta la luna es como un soplo de aire fresco, le deja al espectador ser testimonio de un romance tierno y entrañable y a la vez tan real y mágico que hace que uno salga de la sala con la esperanza de que el amor logrará vencer.

Por Bàrbara Defoix Navarro@BarbaraDefoix

Archivado en: , , ,