sábado 13 de abril del 2024
ESTADOS UNIDOS 28-02-2024 11:36

El FBI complicó a Alec Baldwin tras analizar el disparo que provocó la muerte de Halyna Hutchins

El actor fue acusado de dos cargos de homicidio involuntario tras disparar mortalmente a la directora de fotografía en el set de la película "Rust" en octubre de 2021.

 

El revólver que el actor Alec Baldwin tenía en la mano cuando disparó la bala que mató a la directora de fotografía de la película "Rust", Halyna Hutchins, en 2021, no se dispararía sin apretar el gatillo, según dijo el lunes un experto en armas de fuego del FBI.

El testimonio durante el juicio por homicidio involuntario de la armadora de la película, Hannah Gutiérrez, contrastó con los comentarios iniciales de Baldwin tras el tiroteo. Testificó que aseguró el arma pero no apretó el gatillo.

Los abogados de Gutiérrez afirman que ella está siendo el chivo expiatorio de que el actor no siguiera las normas básicas de seguridad de las armas de fuego.

Alec Baldwin
Alec Baldwin

"No se dispararía sin apretar el gatillo si estaba en posición de seguridad", testificó el examinador forense del FBI Bryce Ziegler, que añadió que tuvo que romper el arma golpeando su martillo con un mazo de cuero crudo para que se disparara en la posición de seguro total.

Aún no se estableció la fecha del juicio para Baldwin, que también se enfrenta a un cargo de homicidio involuntario.

¿Qué cargos enfrenta Alec Baldwin?

Alec Baldwin, de 65 años, fue acusado de dos cargos de homicidio involuntario tras disparar mortalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins, de 42 años, en el set del western de Nuevo México en octubre de 2021.

En una entrevista concedida en diciembre de ese año a la cadena de televisión ABC, Baldwin negó su responsabilidad en el tiroteo y afirmó que Gutiérrez y otras personas eran los encargados de garantizar la seguridad de las armas de fuego y que nunca deberían haber llevado munición real al sed de filmación.

¿Quién es el culpable del accidente de Alec Baldwin?

Carmack-Altwies enumeró una serie de fallos de seguridad y alegó que Baldwin conocía el protocolo, ya que había participado en más de 40 películas en las que se usaron armas de fuego. Un procedimiento por el que la armera debería haber estado presente para comprobar que el arma era segura y no confiar en el ayudante de dirección, David Halls, porque "no tenía potestad para autorizar el uso del revólver".

Además, la fiscal afirmó que Baldwin debió haber recibido una mínima formación de media hora sobre la utilización de armas de fuego, pero que no la cumplió porque "la mayoría del tiempo estuvo hablando por el móvil con su familia". Por otra parte, Baldwin, como productor de la película, "nunca" debería haber permitido la contratación de Hannah Gutiérrez-Reed porque "carecía de la formación y la experiencia necesaria", según la fiscal.

Como actor, Baldwin debería haber asumido que el arma que manejaba estaba cargada con munición real y saber que "la primera regla de seguridad con las armas es no apuntar nunca a alguien a quien no se tiene intención de disparar", reza la documentación del investigador especial Robert Shilling, de la oficina del fiscal de Santa Fe. "Esta desviación imprudente de las normas y prácticas conocidas y del protocolo provocó directamente el tiroteo mortal. Baldwin actuó con desprecio intencionado de la seguridad de los demás y de una manera que puso en peligro a otras personas. Además, Baldwin manejó el arma de forma negligente", afirma.

Alec Baldwin sostenía el Colt. 45 durante los ensayos de la película cuando se disparó, matando a Halyna Hutchins e hiriendo al director Joel Souza en octubre de 2021. El hecho sucedió durante el ensayo de un tiroteo que debía comenzar en la zona de la iglesia, donde el personaje de Alec Baldwin salía en una escena exterior a corta distancia.

El equipo de producción de las cámaras estaba midiendo los ángulos y no se habían retirado al área de seguridad establecido cuando se dispara un arma. El operador de la cámara B estaba en una plataforma rodante con un monitor, comprobando las tomas, Halyna Hutchins estaba a su lado mirando el monitor, mientras el director de la película, Joel Souza, estaba agachado atrás de ella.

El actor se estaba preparando para filmar la escena en la que sacaba la pistola de una funda y el director adjunto había gritado "pistola fría" en el set cuando se escapó el disparo. Cuando el actor sacó el arma de la funda, la munición voló hacia el operador, Hutchins y Souza. El proyectil pasó por la lado del operador de la cámara, impactó en Hutchins cerca de su hombro y continuó hasta Souza. Hutchins cayó al suelo e inmediatamente fue atendida por el médico del rodaje quien presionó sobre la herida de la directora de fotografía para detener la hemorragia.

El ayudante de dirección David Halls firmó con la fiscalía un acuerdo de culpabilidad por un delito menor aceptando el cargo de "uso negligente de un arma letal" y seis meses de libertad condicional.

Baldwin ha defendido su inocencia en diferentes entrevistas con medios de comunicación alegando que la responsabilidad de velar por la seguridad de las armas en "Rust" estaba asignada a Gutierrez-Reed y que él nunca apretó el gatillo, sino que el arma se detonó porque tenía algún defecto. Sin embargo, tras analizar el material audiovisual obtenido por las autoridades, la fiscal aseguró que hay "múltiples fotografías y vídeos" que lo muestran con el dedo en el gatillo.

En abril de 2023, Baldwin y el resto de productores de la película llegaron a un acuerdo para poner fin a la demanda civil por muerte por negligencia que la familia de Hutchins había interpuesto contra ellos.

En esta Nota