jueves 25 de julio del 2024
ESTADOS UNIDOS 11-03-2024 15:02

El discurso de Jonathan Glazer tras ganar el Oscar a mejor película internacional que causó indignación

El director de cine comparó su cinta "La zona de interés" con la guerra en Gaza, y causó revuelo por ni siquiera mencionar a los más de 130 rehenes que aún tiene el grupo terrorista palestino Hamás.

"La Zona de interés" ganó la estatuilla a mejor película internacional en la 96º Premios Oscar. En su discurso de aceptación, el director Jonathan Glazer se centró en la guerra de Gaza afirmando que refutaba su "judaísmo y el Holocausto secuestrados por una ocupación". Sus palabras causaron un fuerte impacto y fue tratado de traidor.

Qué dio Jonathan Glazer

Glazer declaró que era un "honor" ganar el premio, el primero que obtiene el Reino Unido en esta categoría. La película en lengua alemana, que obtuvo un total de cinco nominaciones a los Oscar, se centra en la familia del comandante más antiguo de Auschwitz, Rudolf Höss. Höss dirigió el campo de concentración de Auschwitz entre 1940 y 1943. Se calcula que allí fueron asesinadas 1,1 millones de personas, de las cuales un millón eran judíos.

Luego, Glazer -leyendo un discurso escrito de antemano- dijo: "Todas nuestras elecciones se hicieron para reflejar y confrontarnos en el presente, no para decir mira lo que hicieron entonces, sino lo que hacemos ahora. Nuestra película muestra a dónde conduce la deshumanización en su peor momento. Ha marcado todo nuestro pasado y nuestro presente".

El director, que es judío, añadió: "Ahora mismo, estamos aquí como hombres que refutan su judaísmo y el Holocausto secuestrado por una 'ocupación' que ha llevado al conflicto a tanta gente inocente. Ya sean las víctimas del 7 de octubre en Israel, o del actual ataque a Gaza, todas las víctimas de esta deshumanización, ¿cómo resistimos?".

La repercusión a sus palabras fue inmediata. "Hay mucho que debatir en el conflicto palestino-israelí, pero seamos claros: Israel está en guerra con terroristas islamistas que buscan borrar a Israel y a los judíos de la faz de la tierra. Señor Glazer, no crea ni por un momento que Hamas lo perdonará porque 'refuta su judaísmo'", fue uno de los comentarios que pudo leerse en la red X (ex Twitter).

Uno de los mensajes más conmovedores, entre los cuentos que ciruclaron, estaá el de la hija de una sobreviviente de Auschwitz. "Jonathan Glazer. Como soy hija de un sobreviviente de Auschwitz, quien le prometió a mi madre contar siempre su historia y nunca permitir que un odio antisemitismo tan horrible volviera a suceder. Usted 'refuta su judaísmo' mientras acepta un premio en memoria de 6 millones de judíos incinerados, fusilados, gaseados y brutalmente asesinados y de alguna manera 'refuta' el 7 de octubre y nuestro segundo Holocausto que ocurrió ese día. Los rehenes aún no han regresado. Los terroristas de Hamás no 'refutarán' su judaísmo. Los que odian a los judíos y el antisemitismo no te protegerán de ti mismo. Escupiste sobre las tumbas de nuestros antepasados. Sin embargo, yo sigo siendo una judía orgullosa".

"'Refutas tu judaísmo' después de ganar un Oscar por una película sobre Holocausto. ¿Se da cuenta del daño que le ha hecho a judíos (no sólo a los israelíes) en todo el mundo? No puedo imaginar el número de judíos que resultarán perjudicados en todo el mundo como resultado de este discurso".

El grupo terrorista palestino yihadista Hamás, que controla Palestina desde 2006, rompió el pacto de "alto al fuego" el 7 de octubre al ingresar por tierra, mar y aire a Israel con el objetivo de causar el mayor daño posible. Asesinaron familias enteras, violaron mujeres que luego mataron de la forma más cruel posible, pusieron a bebés en hornos y secuestraron desde mayores hasta niños recién nacidos. Cada paso que realizaron desde su entrada fue grabado por ellos mismos con cámaras que instalaron en sus ropas, otras imágenes fueron captadas por cámaras de las ciudades. Desde aquel día, hasta hoy, Hamás nunca dejó de lanzar misiles contra Israel a diario.

Aún hoy hay 134 rehenes en manos de Hamas, entre ellos dos niños argentinos -Kfir (1) y Ariel Bibas (4). Este punto también es algo que le reclaman a Glazer, el no haber pedido por ellos para que regresen su hogar.

En esta Nota