domingo 13 de octubre de 2019
Perfil.com
ESCáNDALOS | 12-03-2019 16:01

Arrestan a Lori Loughlin y Felicity Huffman por pagar sobornos

Las actrices de Holywood fueron imputadas de asociación ilícita para cometer fraude postal y fraude por medios electrónicos. Los detalles.

Las actrices de Hollywood Felicity Huffman y Lori Loughlin están entre al menos 50 personas acusadas de sobornar a instructores y personal en centros de estudio para ayudar a sus hijos a ingresar a algunas de las universidades más elitistas de Estados Unidos, dijeron fiscales.

Huffman coprotagonizó la serie televisiva Desperate Housewives; Loughlin la serie Full House. Ambas fueron imputadas de asociación ilícita para cometer fraude postal y fraude por medios electrónicos en acusaciones desclasificadas el martes en un tribunal federal en Boston, informó AP.

Según documentos de la corte, Huffman pagó 15.000 dólares, que disfrazó como un donativo, para que su hija pudiera participar en el esquema de fraude para ingresar a la universidad.

Los documentos dicen que un testigo que estaba cooperando con las autoridades se reunió con Huffman y su esposo William H. Macy en su casa en Los Ángeles y le explicó el fraude a la pareja. El testigo dijo a los investigadores que Huffman y su marido “estuvieron de acuerdo con el plan”.

Loughlin y su esposo, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, también acusado, habrían acordado pagar medio millón de dólares para que sus hijas fueran incluidas en el equipo de remo de USC, aunque no son remadoras. Las dos hijas de la pareja fueron aceptadas en USC.

El esquema, de alcance nacional, "facilitó trampas en exámenes de admisión universitaria y la admisión de estudiantes a universidades de élite como supuestos atletas".

En el centro de la maniobra de corrupción, según la fiscalía, se encuentra una firma con fines de lucro para la admisión en las universidades, fundada en 2007 con sede en Newport Beach, California: The Edge College & Career Network, conocida simplemente como "The Key" ("La llave").

A The Key le pagaban los padres ricos y poderosos para que ayudara a sus hijos a superar con fraudes los exámenes de admisión y para confeccionar credenciales deportivas. William Rick Singer, propietario de la firma, fue acusado por crimen organizado, reciclado de dinero, obstrucción a la justicia y conspiración para defraudar a Estados Unidos.

Entre los acusados se encuentran también un diseñador de moda y un famoso abogado.

Entrenadores deportivos de Yale, Stanford, la Universidad del Sur de California (USC), la Universidad de Texas y Georgetown están también implicados en el escándalo, por aceptar estudiantes en sus equipos por sobornos y no en base a sus méritos deportivos, añadió la fiscalía en un comunicado.

"No puede haber un sistema de admisión diferente para las personas adineradas", comentó el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling, en una conferencia de prensa en Boston. "No puede haber tampoco un sistema judicial diferente para ellos".

La acusación indica que el esquema comenzó en 2011 y aceptó sobornos por un total de 25 millones de dólares. El fiscal de distrito de Massachusetts, Andrew E. Lelling, definió el caso como el escándalo más grande de su tipo jamás investigado por el Departamento de Justicia.

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario