Martes 31 de marzo de 2020
Perfil.com
ESCáNDALOS | 05-03-2020 22:20

Analía Franchín arremetió contra Esmeralda Mitre tras el escándalo

La periodista contó intimidades de la fuerte pelea que tuvo con la actriz, quien terminó yéndose de Pasapalabra a los gritos y plantando a todos. Además, recordó un violento accionar de Mitre en el pasado. Mirá el video.

Analía Franchín estuvo en el piso de Intrusos (América) para hablar sobre el escándalo que realizó Esmeralda Mitre en plena grabación de Pasapalabra (El Trece) y que terminó con la actriz yéndose del canal a los gritos e insultando a la periodista. 

El 3 de marzo la producción de Pasapalabra e Iván de Pineda se preparaban para grabar un nuevo programa del ciclo. Esmeralda Mitre y Analía Franchín eran dos de las famosas invitadas del día. En un momento, la actriz se salió de sus cabales y comenzó a atacar a la periodista, quien primero no le dio cabida pero que después le pidió que se calmara. Lejos de hacerlo, Esmeralda siguió con su berrinche, se levantó de su silla y se fue, dejando la grabación parada hasta encontrar un nuevo jugador. "Le dije cosas normales, lo que pasa es que ella quiere que la levanten de todos los programas siempre. Primero ninguneó a todos, entró y dijo 'ay yo vengo a darle rating al programa. ¿Pero quién sos?", dijo.

"Me empezó a bardear y le dije flaca calmate. Se enojó y se levantó... quiso hacer la gran Silvana Suárez", había dicho Franchín tras el tenso momento. "Fuera de joda, me parece que hay un tema médico", añadió.

Esta tarde, en diálogo con Adrián Pallares y el panel de Intrusos, ahondó sobre el tema: "Yo estaba absolutamente en mis cabales. Se donde estoy en tiempo y espacio, asi que se perfectamente las cosas que suceden. No vivo en una nube de pedos", arrancó picante.

Luego de reiterar varias veces que lo que pasó "no tiene explicación", Analía dijo: "Hipótesis: quiso que la levantaran de todos lados porque es una quilomberita. No se bancó equivocarse en algo, siendo Mitre... O no sé, pobre si es así me solidarizo, no está pasando un buen momento, porque no hay explicación".

Consultada sobre si creía que no estaba ubicada en tiempo y espacio, respondió: "Una persona que reacciona de ese modo algo le pasa. Es como, no sé, es como que alguien se me adelante y yo me baje y le rompa todos los vidrios. La reacción sobre exagerada de la situación". Y señaló que "a Iván es a la peor persona que le podría haber sucedido esto", remarcando el trato gentil del conductor, que jamás busca ir al choque.

"Si hay un programa sano, sanísimo, es Pasapalabra. No tenés modo de discutir con nada. Es un programa de entretenimientos", agregó, y comparó la situación con un hecho ocurrido cuando Viviana Canosa volvió de unas vacaciones para reincorporarse a Intrusos. "Volvió Canosa, volvió la información. Ese día se armó un bolonqui este piso voló por el aire", reveló recordando aquel día cono panelista del programa y compañera de la locutora.

La periodista contó que luego de un juego, que Franchín ganó, pasaron a otro donde Esmeralda se equivocó en una letra. En medio del chicaneo habitual que hay entre jugadores, Mitre no tomó bien un chiste de Analía y todo explotó. "A partir de ahí todo fue una locura. Se empezó a poner agresiva. Se levantó, arrojó el micrófono y se fue", aseguró la ex angelita.

Por último, habló de un hecho violento que las tuvo como protagonistas. Estaba todo bien hasta un día, estando acá, pasaron una nota de Esmeralda donde se hablaba de los tuits que ella ponía sobre Darío Lopérfido. "Yo dije que eso me hacía acordar a Luciana Salazar en las cosas que hacía con Martin Redrado". 

Entonces contó que tras su comentario, coincidieron en una conocida gala anual. "La veo que entra. La saludo, pero se me acercó y me dijo al oído: 'escuchame lo que te voy a decir. Yo no tengo nada que ver con Luciana Salazar, no me parezco en nada. Yo soy Mitre, asi que no me vuelvas a comparar". Acto seguido, relató, levantó su mano y le dio "dos cachetaditas" en la cara y se fue. Franchín intentó ir a buscarla pero su marido, Sebastián Eskenazi, se dio cuenta de la situación, la agarró del brazo y le dijo que no era el lugar.

"En ese momento, si hubiera sido en otro lugar, le bajo los dientes. Me la quería comer cruda", aseveró la periodista, y comentó que luego alguien se acercó a ella, al ver lo que pasó, y le dijo apenado: "Tenele paciencia, ya no sabemos qué hacer, siempre pasan este tipo de episodios".

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios