jueves 27 de febrero de 2020
Perfil.com
DESTACADA | 13-02-2020 21:10

Raúl Castells le respondió a Susana y volvió a llamarla prostituta

El dirigente social, sin ningún tipo de pudor, aseguró que la prostitución es la profesión de la diva desde hace 50 años, la tildó de nazi nuevamente y aseguró que no se va a rectificar. Mirá el video.

Raúl Castells respondió la demanda presentada por Susana Giménez después de calificarla de "prostituta" y "nazi" por sus declaraciones sobre la pobreza.

El 13 de enero pasado, Castells marchó hacia el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación en repudio a las declaraciones de Giménez sobre la pobreza. En plena marcha, el líder piquetero llamó "tarada" y tildó de "prostituta oficial de la Argentina" a Susana. Además, le adjudicó declaraciones a Lucía Celasco, nieta de la diva, que jamás dijo.

Luego, estuvo en Intratables (América), ahondó sobre sus dichos y fue más allá. Aseguró que las declaraciones de la diva sobre la pobreza eran "un insulto pro nazi", y aseguró que no tienen respeto por ella, además de pedir que se retracte de sus dichos. "Nuestro respeto por todas las mujeres que están en la prostitución en nuestro país. Lo que sentimos es un agravio para 20 millones de trabajadores de este país. Que nos respeten", cerró Castells.

"Todo mi deseo es para Argentina, que se solucione todo de una vez. Quiero que dejen de hablar de pobreza y si hay pobreza que ¡la gente vaya al campo! Nosotros siempre fuimos siempre el granero del mundo y hay que enseñarle a la gente, por ejemplo, del norte a plantar, a tener gallinas en el gallinero. Qué sé yo, cosas", dijo la diva consultada sobre la situación crítica que transita Argentina semanas atrás.

Los fuertes dichos de Castells encolerizaron a la figura de Telefe, quien decidió denunciarlo en la Justicia, tras presentarse también ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

"El Sr. Castells en uso de su especial posición de líder social, convocó una manifestación contra mi demandante y su familia (...) tergiversó los dichos de mi demandante y fundamentalmente su significación, para humillarla públicamente en su condición de mujer, agraviando su entendimiento y sexualidad", reza el escrito presentado por la diva a través de su abogado Fernando Burlando.

"Le dije prostituta a Susana para referirme a su actividad principal a lo largo de su vida"

Al conocer la demanda, el dirigente salió a responderle a Susana y explicó que la denuncia fue por "calumnias e injurias" pero negó haberlas cometido y justificó: "Por ser prostituta o nazi no configura un delito. Acá no figura el delito de calumnia. Y en el caso de injuria, es como que usted se sienta ofendido porque yo le diga periodista. Me he referido a la profesión suya al decirle periodista. Decirle prostituta a ella (Susana) me he referido a su actividad principal a lo largo de su vida", dijo en diálogo con C5N.

"Y nazi, creo que está fuera de discusión por su posición de extrema derecha y de desprecio por la gente pobre, por eso dice esas animaladas a la gente del Norte del país. Sólo en la ignorancia que tiene se le ocurre decir semejante taradez y burlarse de tantas muertes de chicos", disparó.

Cuando el periodista, quien se mostró sorprendido por las declaraciones, le repreguntó por sus anteriores dichos, Castells lanzó: "La prostitución es una profesión, hombre. A lo que estoy refiriéndome es a la actividad principal de los últimos 50 años de Susana Giménez, no estoy insultándola, sino hablando de su actividad". Al indagar sobre las bases en las que se apoyaba para llamar prostituta a Giménez, el dirigente social arremetió: "Porque es la profesión de ella, al igual que miles de mujeres y hombres que ejercen la prostitución a lo largo de toda la Argentina".

"Decirle tarada es una calificación científica, como decirle nazi"

Al preguntarle si ya fue notificado de la denuncia, Castells dijo que no se va a rectificar ni piensa pagar la multa que supone que significa la misma (de 1.500 a 30 mil pesos), y exclamó: "No le pienso dar un centavo a Susana Giménez, es ella la que está en deuda con todo el pueblo argentino". Y reiteró que nunca agravió a la diva con sus dichos.

"Decirle tarada es una calificación científica, como decirle nazi. Ser nazi es cuando se es de extrema derecha y es el caso exacto de Susana Giménez. Yo me he referido a la profesión de ella, que la inhabilita para mandarnos a nosotros a sembrar y criar gallinas porque ella en su vida ha tocado la tierra con sus manos", sentenció frente a los periodistas que intentaban entenderlo.

L.M

Galería de imágenes

Más en

Comentarios