miércoles 19 de junio del 2024
DESTACADA 19-03-2023 17:43

Nacho arremetió contra Julieta en Gran Hermano por una actitud desagradable: "¡Quién te pensás que sos, maleducada!"

El joven cruzó furioso a su compañera mientras comían y la trató de "chiquita malcriada". Mirá.

Nacho Castañares arremetió contra Julieta Poggio en Gran Hermano (Telefe) por una desagradable actitud mientras comían. "¡Quién te pensás que sos, maleducada!", le gritó.

En la red se viralizó un clip donde se la puede ver a Julieta comiendo un postre, mientras Nacho se queja porque lo hace con la boca abierta y con los pies sobre la mesa. 

"Bajá el pie", le pidió. "Yo hago lo que quiero, es mi casa", respondió la joven de 21 años. "¡Quién te pensás que sos, maleducada! Chiquita malcriada. Ojalá te ponga los puntos Pato. ¡Encima comés con la boca abierta, qué asco!", estalló Nacho.

Si bien se lo vio muy molesto al joven en el recorte que difundieron en Twitter y los usuarios lo apoyaron, no quedó demostrado si fue solo una broma o realmente se enojó.

El incidente que tuvo Julieta dentro de Gran Hermano por culpa de Nacho

Julieta Poggio tuvo un pequeño incidente dentro de Gran Hermano (Telefe) y el responsable fue Nacho Castañares, quien en medio de un juego por aburrimiento, terminó por lastimarla.

Disney se encontraba acostada en su cama, mientras que conversaba con Nacho de lo lento que se les pasaba el tiempo a falta de actividades; sin embargo, Poggio no contaba con que su compañero iba a lastimarle el ojo con uno de los palitos del difusor de aromatizador.

"¡Ay, Nacho, sos un pelotudo! ¡Me entró en el ojo el perfume!", gritó Julieta con fuerza mientras se tocaba el ojo y Nacho se encontraba desconcertado sin saber qué había pasado. El hijo de Rodo expresó entre risas: "¡Vení, agua, vení! Mentirosa jajaja No seas exagerada. Vení, es una gotita, ponete agua".

"No, no lo puedo abrir. No lo puedo abrir y aparte ya estaba maquillada, te voy a matar Nacho", insistió Julieta. "¡Ay, Julieta! Vení un segundo", respondió Nacho con la intención de llevarla hasta los lavamanos para que se limpiara el ojo, pero Poggio se quedó paralizada en la cama y casi al borde del llanto exagerado, manifestó: "No, Nacho, sos un pelotudo. Encima me tengo que maquillar de nuevo".

"Pará un segundo. No seas exagerada Juli, vení un segundo... Fue sin querer, obvio que fue sin querer", reiteró Nacho y llevó a su compañera a lavarse el ojo, donde después ambos se rieron de la situación y se abrazaron en señal de paz.

R.L

En esta Nota