Lunes 27 de septiembre de 2021
DESTACADA | 09-02-2021 11:27

Murió Mary Wilson, cofundadora de The Supremes, a los 76 años

La cantante, miembro de una los grupos más influyentes de la historia, falleció repentinamente en su casa de Nevada. El mensaje de Diana Ross.

La cantante Mary Wilson, que como una de las fundadoras de The Supremes formó parte de uno de los grupos más influyentes y exitosos de la historia de la música, murió el lunes por la noche a los 76 años.

Jay Schwartz, publicista de Wilson, dijo en un comunicado que la cantante murió repentinamente en su casa de Henderson, Nevada. La causa específica de la muerte no se ha dado a conocer.

Conocidas como las "novias de la Motown", las Supremes abrieron un camino para las artistas afroamericanas en la década de 1960 que no tiene rival en la música estadounidense. Una cadena triunfal de 12 éxitos número 1 transformó a tres adolescentes negras de Detroit -Wilson, Diana Ross y Florence Ballard- en iconos culturales reconocidos por su glamour, elegancia y ambición.

The Supremes
Diana Ross, Mary Wilson y Florence Ballard

En medio de todo ello estaba Wilson, una fuerza constante y omnipresente muy necesaria, un eje que no temía decir lo que pensaba en un grupo con un historial bien documentado de dramáticas luchas de poder.

"Me ha conmocionado y entristecido enormemente la noticia del fallecimiento de un miembro importante de la familia Motown, Mary Wilson, de las Supremes", dijo el fundador de Motown, Berry Gordy, en un comunicado. "Siempre estuve orgulloso de Mary. Era toda una estrella por derecho propio y a lo largo de los años siguió trabajando duro para impulsar el legado de las Supremes. Mary Wilson era extremadamente especial para mí". Y añadió: "Era una pionera, una diva y la echaremos mucho de menos".

"Acabo de despertarme con esta noticia", tuiteó Diana Ross el martes. "Me recuerda que cada día es un regalo, tengo tantos recuerdos maravillosos de nuestro tiempo juntos".

Quién fue Mary Wilson

Nacida el 6 de marzo de 1944 en Greenville, Mississippi, Wilson era la mayor de tres hijos de sus padres Sam y Johnnie Mae. Sus padres se separaron poco después de que nacieran su hermano y su hermana en Chicago. Wilson, que entonces tenía 3 años, se fue a vivir con sus tíos al suroeste de Detroit, creyendo que eran sus padres, según declaró el año pasado al Wall Street Journal. Fue allí donde Wilson tuvo su primer contacto con la música, ya que su tío ponía discos de R&B y jazz de artistas como LaVern Baker y Joe Williams en el sótano de la casa.

Cuando su madre se trasladó a Detroit para trabajar como empleada doméstica y vivir con la familia, Wilson, de 10 años, se dio cuenta de que la mujer que creía que era su tía era en realidad su madre. A los 12 años, se instalaron en el Brewster-Douglass Housing Projects de Detroit, el mayor complejo de viviendas públicas de la ciudad.

Mary Wilson

Ballard animó a Wilson a hacer una prueba para un grupo hermano de un quinteto vocal masculino llamado los Primes. Pronto se formaron The Primettes, formadas por Wilson, Ross, Ballard y Betty McGlown, que cantaban éxitos radiofónicos con la esperanza de ser contratadas por la Motown.

La discográfica se negó a fichar al grupo hasta que terminaran el colegio, pero eso no impidió que los adolescentes pasaran por delante de la sede de Hitsville U.S.A. de Motown todos los días después del colegio, según contó al Journal. Su gran oportunidad se produjo cuando un productor les hizo una pequeña petición. "Nos dijo que necesitaba palmas en un disco. Nos lanzamos y dijimos: 'Lo haremos'", relató Wilson. 

Pero después de firmar con Motown, el grupo, ahora un trío tras la salida de McGlown y la sustituta Barbara Martin, tuvo dificultades para conectar. Su suerte cambió alrededor de 1963 con su primer éxito real en "When the Lovelight Starts Shining Through His Eyes" y el primer número 1 del grupo en 1964, "Where Did Our Love Go".

Fue el comienzo de un aluvión de éxitos número 1 en las listas de pop y soul para las Supremes entre 1964 y 1969, incluyendo clásicos como "Stop! In the Name of Love" , "Baby Love", "Come See About Me" y "Back in My Arms Again" . Mientras Ross emprendía su propia carrera en solitario, Wilson, que participó en los 12 éxitos que alcanzaron el número 1, siguió siendo la única constante en una formación que cambiaba regularmente y trataba de encontrar su equilibrio tras la marcha de su superestrella.

Incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll como miembro de las Supremes en 1988, Wilson publicó dos álbumes en solitario y se convirtió en una activista musical, luchando para impedir que grupos impostores adoptaran los nombres de grupos de los años 50 y 60. Wilson se mostró públicamente abierto a una reunión de las Supremes, y dijo al Hollywood Reporter el mes pasado: "Realmente depende de Diana".

Little Richard, que los calificó como "los más grandes" y dijo: "nunca ha habido nada como ellas".

Wilson fue también autora de varios libros, entre ellos sus memorias, "Dreamgirls: My Life as a Supreme", que ofrecía un retrato mordaz y complicado de Ross. En 2003, fue nombrada embajadora cultural de Estados Unidos por el Departamento de Estado, para recorrer el mundo y hablar a los jóvenes sobre los peligros del VIH y el sida.

Se había mantenido en el ojo público en los últimos años, compitiendo en "Dancing With The Stars" en 2018. El sábado, apenas dos días antes de su muerte, Wilson publicó un vídeo en YouTube en el que celebraba el Mes de la Historia Negra y el 60º aniversario del fichaje de las Supremes por la Motown, además de hablar de que sacaría material inédito en solitario.

A Wilson le sobreviven su hija Turkessa y sus hijos Pedro Antonio Jr., ambos fruto de su matrimonio con el antiguo manager de las Supremes, Pedro Ferrer, del que se divorció, y Willie. También le sobreviven su hermana Kathryn, su hermano Roosevelt, así como muchos nietos. La precedió en la muerte su hijo Rafael, de 14 años, que murió cuando el Jeep de Wilson volcó en la carretera entre Las Vegas y Los Ángeles en 1994.

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en