viernes 14 de junio del 2024
DESTACADA 05-04-2023 22:02

Jey Mammón abandonó el país y habló con LAM antes de subirse al avión: "Necesito relajar la cabeza"

El conductor se fue de Argentina tras la denuncia de abuso por parte de Lucas Benvenuto. Mirá.

Jey Mammón abandonará el país en medio del escándalo por la denuncia de Lucas Benvenuto y Santiago Sposato, cronista de LAM (América TV), lo interceptó en el aeropuerto antes de que suba al avión rumbo a España.

"Necesito relajar la cabeza, descansar un poco", manifestó Jey Mammón. "¿Lo escuchaste a Lucas hoy?", le preguntó el notero. Y el conductor repitió: "Necesito relajar la cabeza, descansar un poco. Gracias". Respecto a cuánto tiempo se va del país, Jey no quiso contestar. 

"¿Es la primera vez que te exponés así a la gente? ¿Tenés miedo que puedan reaccionar mal a tu presencia?", quiso saber Santiago. "¿Me ves con miedo? No tengo más nada que decir, ya dije todo lo que tenía que decir, di las notas que tenía que dar, no tengo nada que decirte", expresó Mammón.

Luego, el cronista detalló: "Por lo que pudimos ver en la cartelera, se estaría yendo en el vuelo de las 23:55 a Madrid, España, sin fecha de regreso".

Cabe mencionar que el martes 4 de abril en Socios del Espectáculo (El Trece), Rodrigo Lussich había adelantado parte de la información: "La decisión es irse de viaje y salir de esta maraña, de esta burbuja mediática y social con una realidad para la cual va a tener que salir a la calle, porque para llegar a Ezeiza va a tener que salir a la calle evidentemente como el pretende salir y ver qué pasa. Ahí encontrará una realidad que tal vez lo persiga hasta Europa. Seguramente lo va a perseguir hasta allá también".

¿Qué dijo Lucas Benvenuto sobre Jey Mammón y los audios filtrados?

Este martes, Lucas Benvenuto rompió el silencio mediante un vivo de Instagram después del audio que circuló donde se dirigía a Jey Mammón. El joven remarcó que él le escribió a todos sus abusadores y que desde "los 14 hasta los 16 vivió una tortura psicológica".

Que difícil para mí todo esto, pero acá estoy fuerte. No es la primera vez que tengo que sacar fuerzas”, comenzó diciendo Lucas Benvenuto en el live.

Nos amanecimos todos con una nota de audio que yo ya dije que existía y mi abogado ya contó en todas las notas”, dijo en referencia al material difundido en Basta Baby. “Voy a empezar a mencionar cosas del pasado para que entiendan cómo se une a esa época de mi vida”, siguió.

“Se me quiere poner una capa de héroe que desbarata banda de pedofilia pero a los meses están libres, todos están en su casa y este inútil (por Jey) también está en su casa, ¿qué héroe me puedo sentir yo? igual, no saben lo bien que me hizo hablar”, aseguró. “No me basta una condena si un 31 brindan con su familia, si caminan por la calle si yo pago años de terapia, de internaciones. Entonces, cuando ellos quedan libres a mí me da una crisis nerviosa, por eso después de estos mensajes que yo mando, tuve dos intentos de suicidio”, reveló dejando a todos con la boca abierta.

En esa misma línea, se sinceró: “Yo necesito más ayuda psicológica, pensé que podía tomarme una pastilla y estaba la solución ahí. Yo me doy cuenta que aún me siento culpable, y cuando hablo de alguno de todos ellos, porque para mí están todos en la misma bolsa, veo el dolor que me causaron”. Y respecto al audio en cuestión, aclaró: “Fue una noche donde le hablé a todos mis abusadores".

Luego, se refirió puntualmente a su vínculo con Mammón: “Durante mucho tiempo me sentí culpable por esa primer noche en la que estuvimos juntos y él me viola”. “Fui como un fantasma y me lo hizo saber, fueron formas de actuar muy crueles”, agregó, y recordó: “De los 14 años hasta los 15 o 16 era atacarme psicológicamente para tenerme en esa cama, solamente nos juntábamos para lo que ya saben, no voy a dar detalles pero era para tener relaciones. Esto lo entiendo hoy como un adulto”.

“Nunca se dio cuenta de lo que me hizo y escucharlo en una entrevista hablar así para mí es fatal. Me marcó de por vida. Sentí que fue más grave lo que me hizo a los 16 que a los 14. Por eso les digo que necesito más años de terapia porque él se metió en una forma nueva que yo no conocía, se metió en lo sentimental empezó el ‘te amo’, el juego de novios, por eso yo le hago mención en la nota de audio a esa época y no la anterior”, explicó en la transmisión.

“Todo lo que soy hoy es gracias a mi propia reconstrucción. No hace falta seguir diciendo lo mal que la pasé porque no quiero contagiar a la gente de esos malestares. Quiero mostrarles una imagen fuerte, parada, contando mi verdad”, afirmó.

“Yo denuncié, hablé y decidí seguir adelante. Estaba muy enojado y creo que lo mínimo que me puedo permitir es eso, me gustaría repetir lo que fue para mí los 14 y los 16 y como me sentí”, añadió. Luego, le habló a Mammón: “Él siempre fue una mierda, para él siempre fui un pedazo de carne. El ahora dice que quiere que mi corazón sane, que me manda un abrazo, que me quiere cuidar. No gracias, de todos menos de vos. Cómo me gustaría que tengas memoria para saber lo que hiciste esa noche porque ni siquiera te acordás”.

“Yo necesitaba que se disculparan conmigo, un ‘perdoname’ hubiese bastado para que yo no denuncie. Unas solas disculpas, miren con qué me conformaba”, admitió el joven. Y sentenció: “Acá hay dos cosas destruidas, mi pasado y mi presente, pero ¿qué puedo esperar yo de ellos? Nada, qué puedo esperar de un ser que hace apología a la pedofilia en tele diciendo que está bien tener relaciones sexuales con un nene de 16 años”.

“Yo no tenía la culpa, nunca tuve la culpa. Jamás, porque uno puede llegar a pensarlo. Yo tenía 12 años cuando pasó lo del librero, cumplí 13 años encerrado. Tres días después logro escaparme, 13 años tenía, 14 cuando lo conocí a este, ¿qué querían que me avive? ¿De qué me voy a avivar?”, se preguntó Lucas. “Yo sufrí abuso de todo tipo, desde los 4. Soy mil cuerpos en uno y me rompieron de mil formas. A los 25 años me di cuenta de todo esto. Ahí me di cuenta de que había protegido a uno de estos, a este (por Jey). Me di cuenta de que fui cómplice porque lo protegí, porque no le conté que me había violado. Imposible serlo porque estaba inconsciente", continuó relatando Lucas visiblemente afectado.

“Para mí fue mucho más grave lo de los 16 que lo de los 14, porque a diferencia de los otros, él se vinculó sentimentalmente conmigo”, dijo refiriéndose a Mammón. “Empezó lo de las canciones y ese jueguito, no se lo hace ni a un niño ni a un adulto”, deslizó.

En tanto a su exposición mediática, señaló: “No entiendo por qué tengo que someterme a todo esto. Ahora tendría que estar con mi novio sirviendo la comida no acá con una taza de té, esto no es vida. Yo me programé para otra cosa”, afirmó. “Me estoy poniendo primero antes de todo, por eso no quise seguir dando entrevistas. Yo terminé muy mal después de la entrevista con Karina Mazzocco, yo me la re banco pero hasta acá llegué, termino este vivo y me vuelvo a desconectar de esto. Mi vida tiene que seguir normal y en eso se enfoca el tratamiento que estoy siguiendo. Seguir adelante con las cosas de la vida, poder ver un amanecer, seguir abrazando a las personas que amo”, expresó.

Ya casi llegando al final, habló del futuro: “Necesitamos que se cambie la ley. La Ley Piazza fue un respiro, un avance pero vemos que no basta. Yo ya soy un caso perdido, a mi historia la hicieron mierda. Ese niño se quedó sin justicia”, se lamentó.

Por último, se despidió agradeciendo el apoyo de quienes se solidarizaron con su historia y alentando a denunciar a quienes hayan pasado por una situación similar: “Por más que prescriba, tenés que hablar. No importa si tenés 40 años y abusaron de vos a los 2. Tenemos que parar con el mensaje que si pasaron muchos años no podés hacer nada. Buscá tu verdad, no te bases en otros casos que salieron mal. Denuncien”, concluyó.

R.L

En esta Nota