jueves 07 de julio del 2022
DESTACADA 19-06-2022 14:23

El crudo relato de Marina Charpentier sobre la salud de Chano: "Mi hijo tenía que estar internado porque no podía con su vida"

La mamá del exlíder de Tan Biónica habló con Gastón Pauls en "Seres Libres" y dejó un mensaje positivo para todas las familias que atraviesan por la misma situación. Mirá el video.

Marina Charpentier, la mamá de Chano, habló nuevamente sobre la salud del cantante y reconoció que, pese al dolor que le genera, siente que lo mejor para él es estar internado y contenido por profesionales

En diálogo con Gastón Pauls para Seres Libres (Crónica HD), la licenciada en trabajo social dijo: "Mi hijo estuvo 6 meses feliz, limpio y bien, pero algo lo hizo recaer. Yo aprendí que tengo que disfrutar de los momentos en los que mi hijo está bien, porque no sé cuánto va a durar".

Sobre la salud de Chano explicó: "Mucha gente me pregunta cómo está él. Mi hijo está internado, y eso para mí es lo mejor que le puede pasar a una persona que estaba como él. Yo no digo que la única salida sea la internación; obvio que hay otra gente que puede hacer tratamientos ambulatorios, pero, en su caso, tenía que estar internado porque él solo no podía parar de consumir y no podía con su vida".

"Muchas otras madres se me acercan, me envían mensajes a través de las redes sociales. He escuchado más de 10 mil testimonios de personas que padecen, de familias, de padres, de enfermos, pero sobre todo de madres que me piden ayuda, como si yo pudiera hacer algo... Yo trato de escucharlos, de hacerles algunas recomendaciones, de transmitirles mi experiencia, pero es tal la cantidad de personas que padecen la enfermedad de la adicción, o la anorexia, y otros trastornos mentales como la bipolaridad o el autismo, que me sorprende y me da mucha impotencia", aseguró.

A su vez, Marina agregó: "Me debato entre quedarme en mi casa llorando o salir a hacer algo, a acompañarlas... Creo que con esto que empezamos a hacer, que es visibilizar la problemática diciendo: ‘tengo un familiar enfermo’, sin que dé vergüenza, ya es muchísimo. Me pregunta ‘¿Qué hago?’, ‘¿A dónde voy?’, y yo no tengo esas respuestas. Solo algunas; puedo contarles mi experiencia, pero qué le puedo decir a una mamá de Jujuy, de Salta o de Mendoza que no tienen ni idea porque nunca nadie les habló sobre esto".

Respecto a la la Ley de Salud Mental vigente actualmente en el país, la licenciada pidió: "Yo no discuto si la ley es buena o mala o si tiene que tener tal forma o tal otra... Lo que digo es que la ley fue escrita en un escritorio hace 12 años, y hoy no se puede llevar a cabo; no nos sirve. Y hay que hacer algo con esto. No sé si el problema es la implementación, la partida de dinero o los artículos de la ley, y no tengo por qué saberlo"

"Después de hablar en el Senado quedé rota. Estoy rota. Mi hijo está internado", reconoció, en referencia al momento en que fue convocada para dar su testimonio y pedir por una nueva y mejorada Ley de Salud Mental.

"Yo me guardé un poco, porque tengo una situación complicada en casa: mi marido está internado y además estoy muy triste. Por eso, cuando hablo quiero dar un mensaje positivo, porque sé que se puede y no tengo dudas de que mi hijo va a poder, que va a salir del infierno, que va a recuperar su vida", afirmó. "Tampoco voy a negar que vengo de pasar meses dificilísimos, que tengo un hijo internado y que lo extraño porque hace 20 días que no lo veo, pero confío en que está en un buen lugar. Se lo entrego a un ser superior, ruego que lo ilumine y que este sea su fondo. Pero honestamente, estoy dolida, rota, a pesar de que soy más fuerte de lo que yo pensaba", agregó. 

"Ojalá que él se pueda recuperar, pero yo hace 14 años que voy a NanAnon, que para mí es un sostén. Mi hijo tiene 40 años y está en mano de profesionales, por eso tengo que pensar qué hago yo con mi dolor y qué es lo que tengo que ver yo con la situación. Después de tantos años, yo sé que tuve que ver y la verdad es que me perdoné. Me casé muy joven y habré hecho muchas cosas mal; no hay manuales para ser padre. Habré cometido errores, pero, también, mi hijo nació con esa predisposición. Tengo una familia muy grande y de los demás, ninguno es adicto. NarAnon me ayuda a recordar de dónde venimos", explicó.

"Hay personas de la Justicia que van a ver a visitar a mi hijo y le preguntan cómo está, si le gusta el lugar, está conforme o si se quiere ir. La Justicia contra la medicina, contra su psiquiatra, contra los especialistas que dicen que él tiene que estar ahí adentro. Si a un pibe que lográs internarlo y le preguntás a los 60 días si se quiere ir, te va a decir que sí, que su libertad y que sus derechos...", señaló. 

"¡No puede decidir, porque no está en su sano juicio! Su cabeza todavía está impregnada de lo que le hizo el consumo. ¿Quién de la Justicia puede opinar por sobre la medicina, por sobre los psiquiatras? Si esos pibes se van, consumen de nuevo", dijo. Y cerró: "Si mi hijo ahora se va a su casa, no es libre. Es algo que tienen que entender. A mi hijo le duele el consumo, sufre por el consumo; no se divierte, no sale, no comparte. Sufre. Llora. Lo ha dicho: 'Iba llorando al dealer y no podía no ir, porque no puedo parar solo’". 

Marina Charpentier en el Senado de la Nación

Una semana después de la internación de Santiago Chano Moreno Charpentier en la Clínica Avril, donde inició un nuevo tratamiento contra sus adicciones, Marina Charpentier, su madre, habló sobre su estado de salud. La mujer, licenciada en trabajo social fue invitada al Senado de la Nación para hablar de la ley de salud mental, entre otros tópicos.

"Mi hijo está internado, no lo veo hace seis días. Esta en el lugar en el que tiene que estar", señaló Marina Charpentier en diálogo con Paula Galoni para América Mediodía Noticias (América). "Es una medida para que el tome conciencia de por que esta ahí y atienda su dolor y su cabeza. No es distinta (a otras internaciones), es una más", agregó visiblemente emocionada.

Sobre los motivos que llevaron a Chano a ingresar nuevamente a rehabilitación, indicó: "Mi hijo no estaba más que en riesgo para sí mismo. Solo para sí mismo y nadie, ninguna mamá, quiere ver a su hijo morir. Hay muchas madres que están peleando al lado mío y no tienen a sus hijos, pero me dicen que pelean por el mío", dijo la licenciada en trabajo social y especialista en adicciones.

Antes de ingresar al Senado, donde planteó la urgencia que merece modificar la Ley de Salud Mental, adelantó algunos puntos de su propuesta. "Me convocan porque para modificar una ley se necesita gente con conocimiento y la experiencia de una madre", dijo. Y añadió: "Las circunstancias hicieron que yo tenga voz tantas madres me han escrito para que hable en nombre de ellas y tantas familias que luchamos contra esta enfermedad".

Marina Charpentier

Marina Charpentier calificó a la ley vigente como anacrónica. "Es una ley que está hecha sin escuchar a las familias. Sobre todo el artículo 20 que dice que un adicto o enfermo mental tiene que dar su consentimiento para ser internado. eso para mí es una injusticia, una estupidez y una falta de conocimiento terrible", detalló.

Por último, reflexionó sobre la actualidad de Chano, quien en abril se había internado por voluntad propia en una clínica de Entre Ríos, antes de estar presente en el casamiento de Jorge Lanata y Elva Marcovechio. "Mi hijo es un ser extremadamente sensible, como todos los adictos, que les duele el mundo y consumen como síntoma de una tristeza muy profunda. Para lo único que tiene que servir es para que pensemos que estamos haciendo con los jóvenes que necesitan ponerse cosas en el cuerpo para poder divertirse. Merece su derecho a la salud y la tranquilidad", concluyó con mucha tristeza.

R.L

En esta Nota