Sábado 19 de septiembre de 2020
DESTACADA | 22-01-2020 14:17

Feinmann vinculó a uno de los rugbiers asesinos con el kichnerismo

El periodista compartió un mensaje que desató la polémica e hizo estallar "la grieta".

Eduardo Feinmann no teme expresar su ideología tanto al aire en radio y televisión como en sus redes sociales, pero esta vez, el periodista se acercó a un límite difuso al momento de brindar información con el que encendió la polémica, dado que publicó un tuit en el que vinculó a uno de los integrantes del grupo de rugbiers violentos que asesinaron a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell con el kirchnerismo, movimiento político que él detesta profundamente.

El conductor de A24 y futura figura de AM 630 Rivadavia agitó las aguas y se convirtió en receptor de todo tipo de comentarios provenientes de ambos lados de “la grieta” tras haber compartido la imagen con el escrito que generó la controversia.

“Uno de los asesinos de Fernando es Máximo Pablo Thomsen, 20 años, hijo de la arquitecta Rosalía Zárate, secretaria de obras públicas del Intendente ultra K Osvaldo Cáffaro”, aseguró Eduardo en Twitter junto con la foto del joven en una cancha de rugby.

Tras escribir que el integrante del grupo que golpeó a Báez Sosa es hijo de la allegada al mandatario del partido de Zárate, provincia de Buenos Aires, usuarios afines al kirchnerismo criticaron a Feinmann diciéndole que estaba insinuando que la ideología política tiene algo que ver con el terrible suceso que tuvo lugar en las afueras del boliche Le Brique, y también con burlas hacia él expresándole que “ya no sabe qué hacer” para pegarle al oficialismo, y que “aprovechó la muerte de un pibe para hacer política”. Por otro lado, desde cuentas anti K se mostraron de acuerdo con el accionar del ex conductor de La Red, sosteniendo que “no hay kirchneristas pobres” y que “ser garca y asesino está en la sangre de los K”.

Días atrás, el periodista se había expresado respecto al brutal asesinato del joven de 18 años, y se mostró en contra de que tilden al deporte de la pelota ovalada como algo importante del homicidio, a pesar de que este sea un repetido factor en común de múltiples hechos de violencia que tienen lugar en la Argentina. “La mayoría le echaba la culpa al rugby por el asesinato del joven. Y el problema no es el deporte, es el hombre. El deporte no mata. Mata la persona. Hay gente buena y gente mala. Los que asesinaron a Fernando Báez Sosa, son gente mala, independientemente del deporte”, indicó Eduardo.

Thomsen tiene 20 años y es uno de los 11 rugbiers detenidos y fue imputado junto con Ciro Pertossi (19) como coautores del homicidio.

L.L.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en