Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
14/02/2011 - 10:23

Escándalos

Rebelión en la casa de Gran Hermano: se dijeron de todo con Rial

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_e-r4TGf1A0[/youtube]

Anoche, en Gran Hermano, hubo una fuertísima discusión entre Jorge Rial y los “hermanitos”, cuando el conductor les informó que iban a entrar nuevamente a la casa personas que habían sido expulsadas.

“Estamos tan aburridos que nos gustan las sorpresas”, advirtieron los chicos antes de saber quién o quiénes ingresarían en reemplazo de Cristian U. “Alguien va a entrar, pero esta vez no es una decisión de la producción. Lo eligió el público. Son ex participantes, les aclaró Rial ante la disconforme mirada de los chicos.

En un intento por relajar a los concursantes, Rial les aclaró que en la próximas horas podrán ver a su familia y que podrán pedir información sobre el exterior. Pero, ni siquiera este gesto de la producción logró apaciguar la bronca que generó la noticia.

No me parece justo. Todo lo que nos quieren dar ahora es para callarnos. Mi cabeza está mal en serio, yo extraño a mi hijo, estoy haciendo un esfuerzo muy grande para estar acá. Si Cristian entra acá, yo me voy y espero que el público me haga entrar de nuevo. Nos va a hacer mierda a todos”, disparó Pamela.

El conductor, un tanto incómodo con la recepción de la noticia, tuvo que salir a defender la decisión de la producción del programa:Si yo quisiera callarlos, no me expondría en vivo a hablar con ustedes en vivo. El reglamento no impide que Cristian U vuelva”, dijo el conductor, según lo que recoge MinutoUno.com.

“Todos los que estamos acá y todos los que se fueron por decisión del público han sufrido y llorado. Todos descartamos la posibilidad de irnos porque sabíamos que no íbamos a poder volver. Nos desangramos por irnos, porque queremos estar con nuestra familia. Muchísimas veces quisimos irnos. Entonces, si uno se va por decisión propia no puede volver, planteó Lorelei.

Alejandro, ex aliado de Cristian U, se sumó a las quejas generales: “Al principio pedía una musculosa para poder meterme en la pileta. Me decían que no, porque todo tenía que ser igual para todos. Esto es lo mismo. Yo hablé con Luz hoy porque se quería ir y la apoyé para que no baje los brazos, para que no se vaya. En el caso de las personas que sí bajaron los brazos, me parece injusto que se los incluya en las votaciones”.

“Esto es una decisión de la gente”, aclaró Rial. “La gente hace y la posición dispone”, retrucó Lorelei. ¿La respuesta del conductor?: “Lo que acabás de decir es un disparate”.

“Yo soy una persona que vio las seis ediciones que hubo antes. La gente que se ha ido por voluntad propia, en ningún momento se agregó a la gente que se fue por votación. Me parece muy extraño que justo en esta ocasión lo agreguen. Me parece muy feo, porque no es lo mismo salir. Acá es terrible cómo se extraña y no nos sirve que nos pongan a nuestra familia veinte minutos”, disparó Luz.

Tamara, entre lágrimas, aclaró que extrañaba a su familia. “Antes de estar acá estuve muchísimos meses sin poder ver a mi mamá. En vez de decidir ir a verla, preferí quedarme acá para ayudarla y para poder mandarles los $500 pesos que nos pagan por semana porque realmente ayudan mucho a mi familia”, dijo llorando.

Yo me estaba a punto de operar e hice este sacrificio para estar acá. Preferí estar en el programa y dilatar mi operación”, lanzó un enojado Alejandro que, en la bronca, dejó en evidencia que ya tenía el dinero para poder cambiar su sexo.

La charla terminó de modo abrupto. “Yo soy de Munro, no de Barrio Norte o Belgrano R. Tengo códigos. Esta no es una pelea de barrio, le aclaró Rial a Emanuel ante las repetidas caras del participante. “¿Sabés la cantidad de calle que te falta?”, le replicó el hermanito. “La cortamos acá porque sos un maleducado”, sentenció ofendido el conductor.

Archivado en: , , ,