Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
13/10/2010 - 20:32

Destacada

Soledad presenta a Antonia

A cuatro meses de ser madre, la cantante ícono del folclore, Soledad Pastorutti, presenta a su hija Antonia, fruto de su matrimonio con Jeremías Audoglio.

Nunca pensé que iba a estar preparada para la maternidad. Evidentemente, hay algo en la naturaleza humana que se despierta en determinado momento y te convierte en alguien que desconocías. Y eso fue lo que me pasó a mí. Los que me conocen siempre me definen como una persona muy soñadora, idealista, que vive bromeando… Todavía no caen en la cuenta de que yo sea madre… Siempre me tuvieron como la chiquilina del grupo, pero los sorprendí. Igual, te aclaro que Dios me mandó una hija buenísima, declaró la cantante en una entrevista con la revista Gente.

–Ser un referente de la música te expone como figura pública. ¿Es fácil mantener un límite en lo privado?
–Siempre pienso en el qué dirán. Presentar a mi hija me llevó a llamar a toda la familia por ambos lados para buscar su aprobación. Algunos me decían: “¿Por qué no, si es hermosa…?”. Los menos –y que mucho no cuentan– tal vez se opongan a que abra esta puerta a mi intimidad. Pero la gente me sigue como soy. Me considero una artista popular y, más allá de la música, siempre fui muy sincera y coherente con lo que digo y hago. El que me quiere así, bárbaro… y el que no, nunca me querrá. La gente me acompañó cuando era adolescente, en mi casamiento, en el embarazo, en el nacimiento de mi hija

–Igual, te permitiste tu tiempo de reflexión para presentar a Antonia en sociedad.
–Sí, porque no me siento tan importante como para que cubran estos momentos de mi vida. Con la nena me considero una madre leona. Me cuesta compartirla. Vivo en contacto con la gente desde los autógrafos, las fotos, los besos… Creo que es muy chiquita todavía para exponerla a esas cosas. No soy alarmista, pero trato de protegerla. Yo me banco lo que venga, pero no significa que ella tenga que pasar por lo mismo. Los que me quieren la van a ver a mi lado siempre, y van a disfrutarla en las fotos. Ojo… No la voy a llevar como estandarte para ir más rápido en la cola del supermercado, ja, ja, ja.

–Antonia nació en una casa donde se respira música. ¿Te daría placer que fuera cantante?
–(Suspira) Falta… pero me encantaría.

–¿No te preocupa que sufra la presión de que, lógicamente, la comparen con vos?
–Los chicos tienen que tener personalidad y una autoestima alta. No creo que a Antonia le importe. Es lo mismo que viví con mi hermana. Las dos fuimos presas de la comparación. ¿Vos creés que le preocupó? Ni un poco.

–¿Te animarías a un dueto con Antonia?
–(Sonríe) ¡Me muero si llega ese día! Cuando estamos en casa ya cantamos juntas. Ella a su manera me da algunos agudos y yo la acompaño.

Fotos: Revista Gente

Archivado en: , ,