domingo 8 de diciembre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 07-10-2019 19:00

La gran victoria de Luciano Castro

El acto nos mostró que él, lindo, con un lomazo y buen tipo, además tiene eso que todo hombre y toda mujer desea, aunque no lo diga. El mundo está mal repartido...

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Que difícil no pisar la banquina con estos temas, pero lo intentaré... Creo que desde el último River - Boca o las PASO no había habido semejante lluvia de memes como con el Luciano Castro Gate o, si lo quieren llamar de otra manera, el pedazo de escándalo que se armó con las fotos intimas del actor de Gran victoria, ups, perdón, perdon, quise decir Pequeña victoria. Todo empezó el miércoles a la noche cuando vimos las tremendas fotos en Exitoina.com y ya no pudimos pegar un ojo. Algunos comparando con lo que tenían al lado y otros filosofando sobre el poco equitativo reparto de virtudes de Dios nuestro señor.

Los mas rezagados se habrán desayunado el jueves al prender el celular, cuando entre mate y mate se les atragantaba la medialuna al grito de Oh, my god! Y allí empezaron el circo y las mil y una conjeturas. Por empezar, volviendo al reparto injusto del Barba, que no es Durán sino el de arriba, Luciano es lindo, tiene un lomazo, parece buen tipo y ahora descubrimos que también tiene lo que todo hombre y toda mujer desean aunque no lo digan. ¡Vamos, saquémonos las caretas!, como dijo alguna vez la pensadora argentina Flor de la Ve. Y pese a lo dura (ay, perdón!) que pueda ser la sensación de ver su intimidad expuesta, sobre todo siendo padre de niños pequeños, lo cierto es que a Lucianito esto lo puso más pum para arriba que nunca. Porque así somos y, machismo más, feminismo menos, cuando algo así le sucede a una mujer, la reparación es mucho más lenta y trabajosa.

Pero poniéndonos serios, déjenme discrepar con aquellos que dicen "Uh, pobre..., qué garrón, qué feo que te pase algo así...". Pobre las pe...., que desde que existen los celulares y las redes sociales nos hemos cansado de contar casos similares de famosos y famosas. Y si aún así, alguno se sigue filmando o sacando fotos de ese estilo y luego dice creer que se las robaron del privado de Instagram, que me perdone pero en mi barrio eso tiene otro nombre. Será violación de la intimidad, sí, pero entre intimidad y redes sociales hay una dicotomía importante por no decir contradicción.

Encima, ahora todo indicaría que estas fotos podrían haber sido el disparador de aquella crisis de pareja con Sabrina en el verano, ¿recuerdan?, cuando ella, tras un posteo donde le decía de todo a él, sin nombrarlo, salió a aclarar que a ambos les habían hackeado sus cuentas. Si es así, qué bueno que pudieron sortear el mal trago y recomponer la pareja. Y si no es asi, como dijo Sabrina, "alabado sea castro", pero a llorar al campito que hasta un nene sabe que una vez que algo está en tu celular, ya no es de nadie. Flor de Narciso tendría que ser alguien para hacerse fotos de este tenor para disfrutarlas solito ¿no?

Escuchá el audio

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario